Perú: Los transgénicos, la Monsanto y nuestro ministro de Agricultura. ¿Por qué temer asumir responsabilidad de las consecuencias?

Por Sacha Barrio Healey

Es insólito, de 140 países solo el Perú y Paraguay han votado en contra de una legislación sobre responsabilidad civil y compensación por daños debido a los transgénicos. No podemos encontrar, ni remotamente, una explicación lógica a esta situación, sin embargo, ante los ojos atónitos de los delegados internacionales, así se dieron las cosas. Al parecer, según versiones confidenciales que salen del CONAM, el Ministro de Agricultura Ismael Benavides pasó por encima de la cancillería e infiltró a su amigo Alexander Grobman en una reunión internacional celebrada en Bonn, Alemania en mayo de este año.

No podemos encontrar otro adjetivo que no sea "vergüenza" para todos los peruanos. El Perú ha saboteado una iniciativa que 140 países del planeta han preparado durante 7 años. Por ser una ley vinculante y pactada por consenso se posterga la revisión de esta legislación hasta el 2010. Más exacto será decir que no es el Perú el que toma esta decisión, con alevosía lo hizo un puñado de peruanos lobistas, sobre quienes pesará la traición en su conciencia.

Resulta difícil pensar que sea una casualidad la participación de un lobbista de los transgénicos entre la delegación peruana en Alemania, más aun cuando sabemos que no ejerce ningún cargo público. En nuestro país tenemos un grupúsculo de lobbistas de transgénicos. Algunos de ellos, (como nuestro ministro) son empresarios que se dedican a la agricultura intensiva o al negocio de las semillas. Dan discursos apologistas sobre transgénicos y, cual filántropos magnánimos, predican por todo el país que solo la tecnología transgénica nos salvará del hambre. Una apocalíptica historia ya harto repetida por la Monsanto, que busca atemorizar a la gente con dogmas que carecen de sustento científico.

Claramente Monsanto ha logrado su propósito, y sobre el Ministro de Agricultura se abre ahora una gran interrogante. ¿Qué interés tiene la delegación peruana en proteger a la Monsanto de sus cuestionables prácticas comerciales? ¿Por qué sabotea el trabajo de 7 años de 140 países en buscar una legislación a todas luces justificada? ¿Por qué si el mundo se preocupa por la salud de su gente, la delegación peruana la desprecia? ¿Cuáles son los intereses que están defendiendo? Si están tan seguros de que la biotecnología no tendrá impactos negativos ¿por qué no comprometerse con asumir la responsabilidad de las consecuencias, cualesquiera que fuesen?

Es un hecho conocido públicamente que Monsanto ha corrompido a funcionarios estatales en diferentes países, el caso más publicitado fue en Indonesia, donde por coimas de 900,000 dólares lograron abrir las puertas a los transgénicos. En el Congreso de la República se ha postergado ya demasiadas veces el esperado debate de la ley de biotecnología. Al parecer los lobbistas de transgénicos han calculado bien, y saben que en ese campo de batalla tienen todas las de perder. Los del partido Nacionalista difícilmente van a abrirles las puertas a las trasnacionales, el APRA también tiene conocidos opositores, y entre el Fujimorismo, hay instrucciones de no favorecer a la industria transgénica. Viéndose aislados no han tenido mejor mecanismo que la muñeca de sus influencias políticas, posiblemente otras influencias que no quisiéramos imaginar, y han logrado que esta trascendental decisión sea vista con mayor discreción y anonimato por las autoridades competentes del ejecutivo, llámese: INIA, SENASA, DIGESA, Minsa, Cancillería, Ministerio de Pesquería, CONAM, y por supuesto, Minag.

Un genetista renombrado y lucido, ha señalado que para comprender los riesgos de los transgénicos no se necesita ser un genetista, ni especialista sobre el tema, tan solo tener sentido común. El pueblo peruano agricultor ha demostrado tener más sentido común que los especialistas y las autoridades competentes del país. Como es natural está indignado. Indignados están también todos los consumidores del Perú (y del mundo) que no solo carecen de etiquetado de sus alimentos, pero ahora además sin una ley internacional que los ampare y proteja. Por el bienestar de nuestra salud y la del medio ambiente esperemos que esta inaudita situación sea investigada y corregida.

Más info en:

http://www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/Html/2008-05-20/el-peru-fijo-su-posicion-favor-transgenicos-foro-ambiental.html

Más artículos sobre transgénicos en VOL en:

Fuente: Revista Viajeros

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.