Servicios en comunicación Intercultural

Brasil: Indígenas enawene nawe temen no realizar su ritual de pesca por contaminación de presas

Servindi, 29 de marzo, 2011.- El pueblo indígena enawene nawe, de la selva del estado de Mato Grosso, Brasil, teme no poder realizar su ritual de pesca anual, debido a los proyectos de presa en las cuencas del río Juruena.

Su ritual de pesca, Yakwa, está reconocido por el Ministerio de Cultura como parte de la herencia cultural de Brasil, sin embargo, en el 2009 el ritual no se pudo realizar, por primera vez, debido a una inusual escasez de peces en el río.

Debido a ello, la empresa constructora de la presa se vio obligada a comprar tres mil kilos de pescado en una piscifactoría para dar a los indígenas, quienes tienen como base de alimentación el pescado.

Algunas de las 80 presas que se plantean construir en el estado de Mato Grosso, están financiadas por el Grupo André Maggi, uno de los mayores constructores mundiales de soja.

En una carta dirigida al Relator Especial de Naciones Unidas, James Anaya, los enawene nawe dicen: “No queremos que las presas ensucien nuestras aguas, maten nuestros peces, invadan nuestras tierras”.

Cabe resaltar, que el pueblo indígena nunca dio su consentimiento para la construcción de las presas. Por ello, han tomado diferentes medidas como bloqueos e invasiones al lugar de la construcción de la presa.

Stephen Corry, director de la organización Survival International, declaró hoy que “es una amarga ironía que a la vez se reconoce el Yakwa como parte de la herencia cultural del Brasil, éste podría dejar de existir muy pronto. Todo el modo de vida de los enawene nawe está en peligro”.

El ritual de Yakwa

El ritual más importante de los enawene nawe se denomina Yakwa, un intercambio de comida entre humanos y espíritus que se realiza durante cuatro meses.

Durante la estación húmeda, los enawene nawe capturan peces utilizando arpones o los aturden con veneno elaborado con zumo de una viña de la Selva.

Además construyen intrincadas presas de madera a lo ancho del río donde grandes cantidades de peces quedan atrapadas. Luego envía los peces ahumados a de regreso a su comunidad en canoas, para la realización del ritual.

Los enawene nawe fueron contactados por primera vez en 1974, cuando su población era de sólo 97 indígenas. Actualmente son alrededor de 500. Habitan una única comunidad en grandes casas comunales en las que pueden vivir cerca de 50 personas.

----

Fuente: Survival International

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario