Servicios en comunicación Intercultural

México: Actitud del gobierno y narcotráfico son principales trabas a la autonomía

Servindi, 7 de febrero, 2011.- Delegados de 30 comunidades indígenas coincidieron en señalar que la actitud del gobierno y el narcotráfico son las principales trabas para el desarrollo de sus autonomías.

Esta fue una de las conclusiones de la XXVIII Reunión Plenaria del Congreso Nacional Indígena Región Centro Pacífico que se realizó el fin de semana en la localidad de Mezcala, a una hora de Guadalajara, en la ribera norte del Lago Chapala.

La reunión abordó los problemas que afrontan en la construcción de su autonomía y el despojo de sus tierras, situación común que ocurre en las etnias nahuas, rarámuris, yaquis, purépachas, michoacanos, mazahuas, tzoltiles, mixtecos, huicholes, entre otras.

El líder indígena nañu Juan Dionisio explicó que “históricamente ha sido el despojo el mayor problema: hay proyectos que afectan a los pueblos” y que estos proyectos no responden a la realidad sino que es sólo producción para enriquecer a los capitalistas.

Uno de los casos más emblemáticos de resistencia y lucha por su tierra es el de las comunidades wixárika (huicholes), en San Luis de Potosí, contra la presencia de la empresa canadiense First Majestic Silver, en el lugar llamado Cerro Quemado.

“El pueblo wixárika hace sus ceremonias en este lugar, también tenemos secretos y estamos a la defensa de que no destruyan nuestra cultura, todo lo que hay dentro de esa sierra”, declaró un dirigente.

Anunciaron que el 19 y 20 de febrero tendrán una reunión para fijar la fecha de la peregrinación que harán desde el puerto de San Blas en Nayarit hacia San Luis.

El pasado 3 de febrero se suscitó otro caso de despojo a manos de un grupo de presuntos militantes del Partido Revolucionario Institucional en perjuicio de indígenas de San Sebastián, en Chiapas.

En Chiapas se aplica los siete principios indígenas: “servir y no servirse; representar y no suplantar; bajar y no subir; convencer y no vencer; construir y no destruir; obedecer y no mandar; proponer y no imponer”.

La XXVIII Reunión Plenaria se justifica en “la necesidad de juntarnos y escuchar las rebeldías de nuestros pueblos (…) que en la actualidad el Estado mexicano ha empleado una fuerte represión sobre nuestros pueblos, provocando invasiones a los territorios ancestrales, privatización de bosques, agua, aire, mares, ríos" indica la convocatoria.

Asimismo, "ha dejado sin empleo a nuestras gentes provocando que migren hacia las grandes ciudades o a Estados Unidos; comercializar nuestra historia y cultura como si tuviera precio; pisoteando los usos y costumbres de los pueblos; implementando proyectos, planes que modifiquen la tierra comunal; debilitando los gobiernos tradicionales, representados por las asambleas de comuneros”.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario