Servicios en comunicación Intercultural

Mundo: Hoy se presentó una edición "histórica" de El Mundo Indígena afirmó Clavero

El Mundo Indigena 2008, IwgiaServindi, 22 abril 2008.- De histórica calificó Bartolomé Clavero la edición de El Mundo Indígena 2008, la primera que se publica con la vigencia de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, tras más de veinte años de brega.

El anuario es editado por el Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA) y contiene, por ejemplo, el informe de Les Malezer -aborigen de Australia- informando sobre el proceso de aprobación de dicha Declaración.

"Un informe de esta naturaleza convierte al anuario de este año -sin desmerecer la calidad de los anuarios anteriores- en una edición especial" afirmó Clavero.

Bartolomé Clavero, miembro del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, formuló tales expresiones durante la presentación del libro realizada hoy en New York.

Junto a Les Malezer, Presidente del Caucus Mundial de Pueblos Indígenas, Joseph Ole Simel, del pueblo Maasai de Kenya, Kathrin Wessendor, editora del anuario, y Lola García-Alix, Directora de IWGIA conformaron la mesa de presentación.

Los miembros del Foro, las agencias del sistema ONU y numerosos delegados indígenas y observadores que acuden al VII Foro Permanente recibieron ejemplares gratuitos del anuario, tanto en su versión en español como en inglés.

La novedad fue que está vez se distribuyó además en discos compactos conteniendo el apreciado volumen de más de 600 páginas en formato PDF.

El libro estará disponible en el portal de IWGIA (www.iwgia.org) en los próximos días para ser consultado y descargado libremente.

Aprobación de la Declaración: un hito histórico para los Pueblos Indígenas

Les Malezer, foto ServindiLes Malezer, líder indígena de Australia, hizo una apretada síntesis del complicado proceso para aprobar la Declaración, que estuvo a punto de naufragar cuando un grupo de estados africanos efectuó reservas para aprobarla y formuló observaciones al borrador.

En el caso particular de Bostwana había temor de que la adopción de la Declaración "causaría insurrección y división en África".

Estaba claro que muchos de los 54 estados africanos no estaban preparados para adoptar la Declaración al estar mal informados sobre la misma. "Su preocupación aumentaba a causa de las interpretaciones negativas que recibían de algunos Estados".

Malezer destacó el papel de la presidenta de la Asamblea General y el Foro Permanente de la ONU para las Cuestiones Indígenas así como las estrategias indígenas de presión que se pusieron activas para influir en los diversos gobiernos, especialmente en el grupo de países africanos.

Malezer, narró la tensa emoción vivida el 13 de septiembre en que se prendieron las luces verdes de la votación a favor y la alegría indescriptible de los delegados indígenas que observaban el desenlace de la Asamblea General de la ONU.

La Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas fue finalmente adoptada por 144 votos a favor, cuatro votos en contra y once abstenciones y desde esa fecha es norma internacional de derechos humanos que establece normas mínimas para la supervivencia, dignidad y bienestar de los pueblos indígenas, concluyó Malezer.

La esquizofrenia de los Estados frente a la Declaración

Bartolome Clavero, miembro del Foro Permanente para las Cuestiones IndÃÂgenas de la ONU, foto: ServindiPor su parte, Bartolomé Clavero, reveló la esquizofrenia mostrada por algunos gobiernos frente a la Declaración.

Citó el caso del gobierno de Chile que hoy está apurado en aprobar el Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales N° 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) como una forma de "protegerse" contra la declaración.

Igual es la actitud de algunos gobiernos que siguen tratando el proceso de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas a nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) "como si la Declaración de la ONU no existiese" afirmó.

"Lo cierto es que la Declaración de la ONU ya ha sido aprobada y es una norma de mucho mayor jerarquía que el Convenio 169 de la OIT, y que tiene que ser respetada por todos los Estados del mundo por ser una norma internacional de derechos humanos" dijo el experto.

Clavero mostró su gran extrañeza por el proyecto de Estatuto Autonómico de Santa Cruz que en nombre de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas excluye y discrimina de manera racista a los pueblos indígenas del departamento de Santa Cruz.

Clavero leyó un artículo de dicho estatuto en que se reconoce a los mestizos como "raza mayoritaria" del "pueblo de Santa Cruz" y en otro aparte menciona que los pueblos indígenas serán considerados como beneficiarios, lo cual es indigno y contrario a la Declaración, afirmó.

Joseph Ole Simel, del pueblo Maasai de Kenya, destacó el valioso aporte que significa el anuario para la lucha de los pueblos indígenas de África, donde ha existido y aún existe mucha resistencia por parte de los gobiernos para aceptar su existencia.

Joseph valoró de manera especial que el anuario haya consignado las luchas que se han producido últimamente en su país, Kenya, y que han sido presentadas de un modo superficial por la gran prensa mundial.

Kathrin Wessendor, editora del anuario, brindó un panorama mundial de los diversos problemas medulares que afrontan los pueblos indígenas de diversos contextos regionales pero que sufren las mismas agresiones y atropellos a sus territorios, recursos y conocimientos colectivos.

Observó que mientras en algunos países hay esfuerzos notables y avances sustantivos en el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, como en Bolivia, en otros países los procesos políticos no reflejan las demandas indígenas, como sucedió en Nepal con la nueva Constitución Política.

Wessendor destacó la crucial importancia del principio del consentimiento previo, libre e informado contenido en la declaración y que es central para los derechos y el bienestar de los pueblos indígenas.

"Es fundamental poner dicho principio en práctica y que sea incluido en las políticas de los estados y en las políticas de las industrias e instituciones financieras como el Banco Mundial" en momentos en que continúan las agresiones y despojos a los territorios indígenas, afirmó.

Estos problemas se ven agravados aun más por el contexto del cambio climático y las medidas de mitigación emprendidas por algunos gobierno y que están afectando los problemas de territorios y recursos naturales de los pueblos, tal como viene sucediendo en Tanzania o Indonesia, afirmó.

Finalmente, Lola García-Alix agradeció a todos los colaboradores por su compromiso ya que todos ellos son voluntarios e IWGIA no les paga por escribir estos artículos.

El volumen presentado contiene sesenta informes de países y cinco informes sobre procesos internacionales. "Sin los colaboradores IWGIA no podría publicar un panorama tan extenso de los hechos y eventos del último año en el mundo indígena" dijo Lola García-Alix.

La directora de IWGIA concluyó señalando que los artículos del anuario expresan las posturas y opiniones de los autores e IWGIA no se hace responsable por las opiniones expresadas. Por lo mismo, "alentamos a quienes estén interesados en recibir mayor información sobre un país en particular a contactar a los autores directamente" dijo.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario