Bolivia: ¿Qué sucederá el 4 de mayo?

Editorial del periódico Pukará

  • Ese referéndum puede precipitar soluciones impensadas en una nueva diagramación del Estado.

Para el día 4 de mayo ha sido programado el referéndum sobre el estatuto autonómico en el departamento de Santa Cruz.

Este referéndum es un acto en abierta oposición a la política del gobierno central; por ello, un error en su tratamiento significará un sonoro revés para la política de Evo Morales y puede desencadenar situaciones imprevisibles y hasta catastróficas.

¿Cómo se ha llegado a este extremo, en el que un gobierno parece desposeído de los recursos que le da el poder y desarrolla más bien artimañas propias de cuando se está en la oposición?

En todo este proceso y cualquiera que sea su desenlace, lo que disminuye es la compostura de la función presidencial y, a través de ella, la valoración de la idoneidad indígena para conducir los asuntos de Estado. En efecto, a fuerza de querer endosar la calidad de «indígena» a esta experiencia administrativa y al no poder controlar los demonios que tan alegremente se despertaron en estos dos años de intrépido manejo de las condiciones que se debían cambiar, asistimos al desgaste de los mitos movilizadores de este gobierno.

Si este desgaste afectara solamente a un determinado equipo de gobierno o a un concreto entorno palaciego, no nos causaría tanta alarma. En realidad arriesga afectar una lucha centenaria por la descolonización y obstaculizar el futuro de las reivindicaciones de los pueblos originarios y de todos los sectores interesados en la construcción de una nueva realidad nacional y social.

El referéndum en Santa Cruz - si se concretiza - puede precipitar soluciones impensadas, y quizás en el fondo fructuosas, en una nueva diagramación de la realidad del Estado en Bolivia; puede terminar también en una desestabilización nada provechosa para nadie. Sobre su desenlace tiene responsabilidad el actual gobierno del MAS, el cual no gana nada en adoptar poses de víctima de un pretendido complot de fuerzas ante los cuales las humanas posibilidades nada pueden hacer: Se es gobierno o no, y si no se puede se abandona el barco para que este no naufrague.

Varias posibilidades tiene el gobierno para enfrentar el reto del 4 de mayo y convertirlo en algo provechoso para el proyecto de una nueva nación, pero todas pasan por no repetir las tácticas hasta ahora desplegadas por el ejecutivo. Evitar, sobre todo, el fácil expediente de querer movilizar las «bases sociales» para enfrentarlas con los «oligarcas» del oriente y de los departamentos que quieren autonomía.

Este recurso, por muy eficaz que pueda parecer en sus resultados inmediatos, puede tener el efecto contraproducente de germinar en algunos la idea de que si se es indispensable para resolver conflictos, pues se sería mucho más eficaz teniendo el poder que un determinado equipo se muestra incapaz de utilizar.

----

Fuente: Periódico Pukará Nº 30, Del 7 de abril al 7 de mayo de 2008

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.