Servicios en comunicación Intercultural

ONU: Concluye Cancún con acuerdos. Menciona Declaración sobre Derechos de los PPII

Servindi, 12 de diciembre de 2010.- La cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático finalizó la madrugada de ayer en Cancún, México, con la aprobación de un paquete de decisiones, considerado mínimo por muchos observadores pero que sorprendió a quienes vaticinaban que no se llegaría a nada.

Los acuerdos de Cancún fueron adoptados con el respaldo de 193 países. Bolivia se opuso y reservó su apoyo. Para el lider indígena Umuro Roba Godana, de Kenia, los resultados son un éxito a pesar que no se pudo conseguir todo lo que los pueblos indígenas deseaban.

Uno de los principales documentos referido a la cooperación o visión de largo plazo en el marco de la Convención sobre el Cambio Climático hace referencia a los pueblos indígenas, a sus conocimientos tradicionales  y toma nota de las disposiciones pertinentes de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

"Este no es el final, pero es un nuevo comienzo. No es lo que se requiere en última instancia, sino que constituye la base fundamental sobre la que construir una mayor, la ambición colectiva", dijo Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Los gobiernos han dado una clara señal de que se dirigen hacia un futuro bajo en emisiones y se han puesto de acuerdo para rendir cuentas, uno al otro, en las acciones para llegar allí. Y lo han establecido de una manera que alienta a los países a ser más ambiciosos en el futuro, expresó Figueres.

Emisiones

Cancún fija como objetivo reducir antes de 2020 los gases de efecto invernadero entre un 25 y un 40 por ciento con respecto a los niveles de 1990. Este compromiso atañe a aquellos países vinculados legalmente por el actual Protocolo de Kyoto, que expira en 2012.

En la práctica es un acercamiento hacia una prolongación del protocolo durante ocho años más, aunque los países se han negado a renovar automáticamente el tratado.

Sin embargo, el llamado "acuerdo de Cancún" sería más ambicioso que el tratado de Kioto, firmado en 1997, ya que éste último sólo establecía una reducción del 5 por ciento de las emisiones.

Hay que considerar que el acuerdo de Cancún es un acuerdo marco y los países no han hecho aún compromisos concretos de reducción de emisiones ni se han establecido mecanismos de control.

Ambos temas serán discutidos en la próxima reunión para el cambio climático organizada por la Naciones Unidas en diciembre de 2011 en Sudáfrica.

Respecto al calentamiento global en el preámbulo, los estados se comprometen a que el calentamiento de la tierra sea como máximo de dos grados, y además, se analizará si es necesario rebajar la meta a 1,5 grados.

Declaración de los Pueblos Indígenas

Sheena Watt, de Australia, a nombre del Foro Internacional de los Pueblos Indígenas sobre el Cambio Climático, saludó el texto revisado que insta a los países desarrollados a reducir sus emisiones en un 25 - 40 por ciento, aunque precisó que la posición indígena es una reducción del 50 por ciento.

De igual modo recalcó que si no existe un acuerdo jurídicamente vinculante no será posible actuar con la urgencia necesaria para prevenir los impactos del cambio climático, y expresó su petición de que este acuerdo vinculante salga de las negociaciones futuras.

Sheena reiteró que los pueblos indígenas del mundo demandan incluir en todos los resultados el pleno respeto de sus derechos, incluidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y el respeto al consentimiento libre, previo e informado en todos los programas y actividades del cambio climático.

Pidió asimismo el reconocimiento y protección de los conocimientos tradicionales en todas las medidas de mitigación y adaptación y la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas en todos los procesos, mecanismos y organismos relacionados con el cambio climático en todos sus niveles.

La representante indígena exhortó a los países desarrollados a cumplir sus obligaciones legales y reducir drásticamente sus emisiones, y no pasar la carga a los países en desarrollo y los pueblos.

En tal sentido, reafirmó la posición de los pueblos indígenas y calificó de falsas soluciones al cambio climático al mercado del carbono, incluyendo los mecanismos de desarrollo limpio, las compensaciones de los bosques, y más planes sobre REDD (reducción de emisiones por deforestación y degradación).

Finalmente, dejó en claro que proteger la Madre Tierra es una obligación de toda la humanidad. "Por esta razón, estamos comprometidos a mantener nuestro papel como guardianes de la Madre Tierra, y todos los ecosistemas de los que depende nuestra supervivencia colectiva" concluyo Sheena.

Para acceder a los documentos de acuerdos en Cancún ingresar al siguiente enlace:

Menciones a los pueblos indígenas en el documento:Resultados de la labor del Grupo de Trabajo Especial sobre la cooperación a largo plazo en el marco de la Convención

  • "Noting resolution 10/4 of the United Nations Human Rights Council on ?human rights and climate change?, which recognizes that the adverse effects of climate change have a range of direct and indirect implications for the effective enjoyment of human rights and that the effects of climate change will be felt most acutely by those segments of the population that are already vulnerable owing to geography, gender, age, indigenous or minority status and disability" (p. 1).

  • "Recognizes the need to engage a broad range of stakeholders at global, regional, national and local levels, be they government, including subnational and local government, private business or civil society, including youth and persons with disability, and that gender equality and the effective participation of women and indigenous peoples are important for effective action on all aspects of climate change;" (p. 2)

  • "12. Affirms that enhanced action on adaptation should be undertaken in accordance with the Convention; follow a country-driven, gender-sensitive, participatory and fully transparent approach, taking into consideration vulnerable groups, communities and ecosystems; and be based on and guided by the best available science and, as appropriate, traditional and indigenous knowledge; with a view to integrating adaptation into relevant social, economic and environmental policies and actions, where appropriate;" (p. 3)

  • "72. Also requests developing country Parties, when developing and implementing their national strategies or action plans, to address, inter alia, drivers of deforestation and forest degradation, land tenure issues, forest governance issues, gender considerations and the safeguards identified in paragraph 2 of annex I to this decision, ensuring the full and effective participation of relevant stakeholders, inter alia, indigenous peoples and local communities;" (p. 12)

  • "Taking note of relevant provisions of the United Nations Declaration on the Rights of Indigenous Peoples," (p. 14)

  • "Respect for the knowledge and rights of indigenous peoples and members of local communities, by taking into account relevant international obligations, national circumstances and laws, and noting that the United Nations General Assembly has adopted the United Nations Declaration on the Rights of Indigenous Peoples;" (p. 25)

  • "(d) The full and effective participation of relevant stakeholders, in particular, indigenous peoples and local communities, in actions referred to in paragraphs 70 and 72 of this decision;" (p. 25)

  • Nota de pie: "1. Taking into account the need for sustainable livelihoods of indigenous peoples and local communities and their interdependence on forests in most countries, reflected in the United Nations Declaration on the Rights of Indigenous Peoples, as well as the International Mother Earth Day." (p. 26)

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Hay clara voluntad de cooperar en el marco de la REDD. Todos esperamos su cumplimiento. Sobre todo los pueblos altamente vulnerables debemos estar atentos a fin de evitar distracciones sistemáticas planeados por los países responsables del cambio climático. Los individuos y medios de comunicacion social estamos difundiendo cada dia el avance de estos temas.

Ha sido un triunfo para las grandes empresas, que son precisamente las que están calentando el planeta, haber logrado el reconocimiento casi unánime (con la honrosa excepción de Bolivia)de que el aire se convierte en mercancía.
Esto llevará a la expulsión de los pueblos indígenas de bosques y selvas a los que durante milenios los preservaron.
Por otra parte servirá para avalar como "bosques" a las plantaciones de palma aceitera cultivada para alimentar a los carros.
Nos dio mucha pena que Cuba, Venezuela y Ecuador hayan dejado sola a Bolivia y se hayan alineado detras de las grandes potencias que a través de la emisión de gases de efecto invernadero están llevando a su extinción a la especie humana.

Es una pena que no se hayan concretado acuerdos en bien de nuestro único planeta.

Añadir nuevo comentario