Servicios en comunicación Intercultural

Perú: El supuesto "fracaso" del Paro Agrario

Por Jorge Agurto, Reflexiones en Alta Voz N° 6

19 de febrero de 2008.- El gobierno ha decidido enfrentar el conflicto con los productores agrarios del país no con un diálogo sincero, abierto y transparente como debería hacerse en una democracia auténtica.

Ha decidido enfrentarlo con demagogia y represión, que es como proceden los regímenes autoritarios y las dictaduras.

La primera gran mentira es que el gobierno tiene vocación de diálogo.

Los comités agrarios y gremios campesinos hace meses están pidiendo instalar una Mesa de Diálogo Permanente para tratar los problemas del agro peruano, sin tener una respuesta positiva del gobierno.

El Primer Ministro Jorge del Castillo decidió dialogar solo cuando el Paro ya estaba convocado y faltan unos días para su inicio.

Y, cómo lo ha señalado el dirigente Antolín Huáscar, el Premier no ha llamado a dialogar a todos.

Primero se reunió con Conveagro, luego con la Junta de Usuarios de los Distritos de Riego y se ha olvidado de convocar a la Confederación Nacional Agraria, a la Confederación Campesina del Perú y a la Confederación de Comunidades Afectadas por la Minería que también representan a comunidades campesinas y se encuentran en pie de protesta.

La pose triunfalista de afirmar por todos los medios de información que el Paro Agrario ha sido un "fracaso" también es otra falsedad.

Por la acción decidida de los campesinos del norte, centro y sur el paro se ha hecho sentir en el país, y el gobierno ha decretado el estado de emergencia y suspendido algunas garantías constitucionales para intentar controlarlo.

En lugar de sentarse a dialogar, de manera abierta y transparente, con todos los sectores agrarios, campesinos e indígenas el gobierno ha elegido la clásica escopeta de dos cañones: Por un lado la mentira falaz y por otro el camino represivo.

Hasta el martes 19 de febrero, segundo día del paro, tres campesinos resultaron muertos por disparo de bala -uno en Huarmey y dos en Ayacucho- y un cuarto pereció al caer a un abismo en medio de un enfrentamiento con la policía.

¿De esta manera quiere el APRA silenciar a los campesinos del Perú?

¿Tanto le cuesta sentarse a dialogar con quienes serán los principales afectados por el Tratado de Libre Comercio firmado con Estados Unidos?

Alguien debe decirle a las más altas esferas del gobierno que no es bueno jugar con fuego con el pueblo.

Los campesinos del Perú están cansados de la violencia -por que la han sufrido en carne propia- y si el gobierno sigue mintiendo y reprimiendo como hasta ahora va a generar condiciones para una nueva espiral de violencia.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario