Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Los alpaqueros, sociedad suspendida en el tiempo y el uranio

AlpacasPor Waldir Tuni

Los récord de calidad alcanzados por la fibra de las alpacas de Carabaya en ferias alrededor del mundo son notables; igualmente, los reconocimientos no oficiales recibidos en Estados Unidos, Japón, Australia, y aún las estaciones de reventa creadas para exportar alpacas de Carabaya desde Chile. Además, los piropos de la London Geographical Society, la Nacional Geographic Society, en el 2001 y 2003 respectivamente, demuestran la preeminencia universal de los animales de Macusani y Corani.

Falta, como siempre, el reconocimiento oficial del Estado peruano que le conceda una categoría especial de incentivo y protección a este sustento de la gran industria arequipeña o la artesanía puneña, que como aporte económico, ya es mucho decir.

Lo escondido

Lo que pocos conocen, a veces al punto de la ignorancia insultante, es que detrás de esos logros hay una meticulosa tecnología ancestral que reconoce y maneja desde la calidad de pastos apropiados, el frío óptimo, la cantidad y calidad de alimentos, la calidad del agua, los cuidados con técnicas ancestrales de nutrición suplementaria durante la preñez, el cuidado de la salud de los animales recién nacidos, el manejo de la biodiversidad para el tratamiento de enfermedades, los procedimientos de selección de manada por estrictos test de reconocimiento fenotípico; procedimientos de reproducción con tecnología genética no mendeliana pero, por los resultados, muy bien elaborada, etc. todas estas técnicas relacionadas a la propia crianza de la alpaca y que se utilizan actualmente.

AlpaqueroPor si faltara, si tan solo en algún momento el alpaquero hubiera preferido cambiar de actividad por ejemplo a la cría de ovinos o vacunos, ambos muchísimo más rentables, su mundo pudo ser mejor. Pesó más la fidelidad a la tierra y los usos ancestrales, el cariño por la tierra obligaba a la mística preferencia por los animales menos depredadores de un delicado ecosistema de gran altura, posponiendo a un segundo plano el interés económico propiamente dicho. Por esto, no es exagerado decir que cada alpaca de buena calidad que se expone o se exporta, en verdad cuesta un poco de la calidad de vida misma de sus criadores. Esos animales llegaron al siglo XXI gracias a que sus criadores subsidiaron su existencia al costo de una porción de su propia calidad de vida.

Igualmente importante para los logros obtenidos es la existencia de una organización social que se reconoce muy elaborada, un sistema de ritos que obedecen a concepciones particulares del mundo del alpaquero, que perviven como mitos, leyendas o costumbres que explican la preferencia por la cría de este animal, aún cuando el Estado peruano jamás se haya preocupado por brindar las más mínimas condiciones favorables para esta actividad productiva, se logró lo que se logró bajo las más adversas condiciones de abandono estatal.

Sociedad suspendida en el tiempo

Revisando la tecnología, su propia concepción del mundo y la organización de los alpaqueros, todas ellas facetas no bien estudiadas aun, fácilmente muestran que pertenecen a una sociedad que no corresponde a este siglo XXI. Claramente son manifestaciones muy conservadas que provienen de tiempos inmemoriales, en estos tiempos en que todo lo bello, lo bueno, lo rico es atropellado en el altar del libre mercado, la sociedad de los alpaqueros está en peligro de depredación a causa de que en 600 km2 (casi todo) del territorio dedicado a esta actividad, se encuentra el Uranio que alimentará las usinas norteamericanas. MINERGIA, empresa operativa de Cameco y Vena Reosurses canadienses, anunció que empezará a explotar ese recurso a tajo abierto desde este 2008.

El libro de la vida de los alpaqueros

El único registro que la sociedad de los alpaqueros conserva como prueba de su existencia milenaria es el casi centenar de paneles de pinturas rupestres en las rocas de Isivilla, Tantamaco, Quellcaya, Chacaconiza, Ninahuisa, Viluyo, etc., es decir, en territorios rurales de Macusani y Corani. El propio Ing. Rainer Hostnig, que es quien más las estudió, reconoce que su análisis académico esta todavía en etapa embrionaria.

Éste único registro, debidamente estudiado, quien sabe si tiene la solución a varios problemas actuales y futuros de las sociedades modernas de cualquier parte del mundo. Para muestra un botón: están en etapa inicial los estudios de varios abogados de SER - PUNO sobre su sistema de protección - prevención recientemente rebautizado con el nombre de ronderos, con el fin de encontrar su aplicabilidad para la pacificación, participación democrática, vigilancia, ordenamiento para-legislativo y otras aplicaciones de la sabiduría ancestral para la solución de problemas actuales.

Paneles - Altares (http://pinturasrupestresc1.blogspot.com)

Pintura rupestreLas "mesas" de las contadurías son una especie de altares durante el rito del agradecimiento a la madre tierra, acondicionadas en un cerco de piedras especial, que no cambia generación tras generación. La boca, por donde se alimenta al espíritu de la tierra con las nueve hojitas de coca más inmaculadas por participante en el ritual, está en otro lugar, escondida, cerca del altar pero en lugar diferente. Por analogía, ¿será descabellado pensar qué existe otro objeto, artículo o lugar importante para la mitología alpaquera alrededor de cada panel de pintura rupestre? ¿qué relaciones tendrán ellas con las cuevas, los cercos, las propias mesas para agradecimiento, la geografía circundante, la calidad de pasto próxima y todos los otros elementos que actualmente son importantes artículos que configuran la tecnología ancestral de los alpaqueros?

Cada panel debe tener mucho más que decir que la sola figura que muestra a simple vista, cada panel debe ser semejante al altar en el centro de un templo. Ésta es la lógica con la que los alpaqueros parecen haber construido sus sitios rituales ¿qué posibilidad de averiguarlo habrá si la Vena Resourses y sus asociadas, por llevarse el uranio respetará las pinturas rupestres tal y como prometieron, pero destruirán todo el resto del territorio hasta dejarlo en estado similar al de la siguiente foto?

Mina de uranio a tajo abierto, foto Wyoming

Mina de uranio a tajo abierto, foto Wyoming

Los secretos mejor guardados de la tecnología de los alpaqueros se deben encontrar en esos paneles, cada cual necesita ser analizado con su entorno.¡No destruyan El Pentateuco!

Se podrá escribir un nuevo testamento o, con algo más de esfuerzo, el antiguo testamento de la sociedad de los alpaqueros, pero el Pentateuco, el libro de origen de esta sociedad son esas Pinturas Rupestres. Es preciso que el Perú las proteja, y que los gringos que desean el Uranio las respeten por el bien de la humanidad.

PS.

La perla de las mineras canadienses:

Frontier Pacific se benefició con el tráfico de documentos del INC Puno, una de sus empleadas se apropió de documentos confidenciales del trabajo del Ing. Rainer Hostnig, ¿a cambio de cuántos verdes?

Fuente: Waldir Tuni

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Es muy interesante el articulo sobre los alpaqueros, nuestro pais es rico pero por que el sistema nos hace pobres ?

Añadir nuevo comentario