Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Miles de indígenas cierran río Marañón. Exigen diálogo con empresa y autoridades

Servindi, 26 de octubre, 2010.- Desde las doce de la noche del domingo 24 de octubre miles de pobladores de la cuenca del alto Marañón, distrito de Nauta, cerraron el paso de embarcaciones por éste importante río amazónico, a la altura de la comunidad de Puerto Orlando.

Los cinco mil pobladores que ejecutan la medida de presión exigen un diálogo directo, ttransparente, franco y equitativo entre las comunidades indígenas y las autoridades del Estado y la empresa petrolera Pluspetrol.

La acción recibió el apoyo de más de siete mil personas convocados por la Organización de Juntas Vecinales de Nauta que se movilizaron el lunes 25 en respaldo a la medida de fuerza.

Voceros de las comunidades denuncian la desatención a las comunidades que han visto afectadas sus condiciones de vida por los continuos derrames de crudo de petróleos a su principal fuente de agua: el río Marañón.

El 19 de junio de 2010 hubo un derrame a la altura de la localidad de Saramuro y el 24 de septiembre otro derrame sorprendió a la población en el Río Corrientes.

Miles de peces, delfines de río entre otras especies aparecieron muertas en las orillas de las playas de la cuenca del río Samiria, en el corazón de la Reserva Nacional Pacaya Samiria donde opera la Plus Petrol en el Lote 8X.

La población no puede consumir con normalidad el agua del río y presenta afecciones gastrointestinales y a la piel al estar en contacto con ella. Sin embargo, la empresa y las autoridades del Estado señalan que las aguas del río Marañón han recuperado su normalidad.

Sin embargo, un informe realizado por el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) concluye que las muestras tomadas en el río Marañón presenta altos contenidos de aceites y grasas que exceden los estándares nacionales de calidad ambiental.

Las comunidades demandan que la asistencia de agua potable y alimentos a cargo de la empresa continúe, pues ha sido suspendida. Asimismo, se propone una indemnización justa por el deterioro de las condiciones de vida de la población a causa de la contaminación.

Se cuestiona que la empresa haya decidido entregar dos millones y medio de soles solo a una parte de la población del distrito de Parinari, cuando los afectados son muchos más y el monto es totalmente insuficiente e injusto.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario