Servicios en comunicación Intercultural

Panamá: Nele Kantule y el secreto de la serpiente

Por Mani Napi

4 de septiembre, 2010.- “Hay que conocer el secreto de la Serpiente, no para que nos domine sino para dominar a ella”. El 3 de septiembre se cumple 66 años del fallecimiento del líder Nele Kantule, hoy deseamos honrar su vida y muerte.

Nele nació en 1868 en Puturgandi, frente a la actual isla de Ustupu a poco de dos años de la creación de la Comarca Tule Nega en 1871 que comprendía las actuales Comarcas de Kuna Yala, Madungandi, Wargandi, Takarkunyala y las comunidades Ipkikuntiwala (Caimán Nuevo) y Makilakuntiwala (Arquía), que hoy se encuentran en la hermana República de Colombia. En esos años estas regiones formaban un solo territorio.

Nele, poeta, orador, cantor, artista de la palabra oral, no se puede concebir sin dejar de mencionar a sus primeros maestros, su padre Inauelipilele y su madre Igua Uigdidili.

Ellos impulsaron para que su hijo aprendiera con los mejores maestros de la epistemología Kuna, viajó a Wala en Wargandi, Madungandi, Takarkunyala en Paya, que en el 2003 asesinaron a 4 dirigentes Kunas, fue a Caiman Nuevo y Arquía y en todos estos lugares se especializó con diversos maestros en lo que hoy llamamos: Diplomacia y Derecho Internacional, lingüística, astronomía, ciencia política, antropología, economía, sociología, medicina tradicional, ética y moral, ciencias exactas, botánico, biología, estrategia militar, arqueología del pensamiento, todas ellas entrelazadas al servicio de la Madre Tierra.

Nele, bebió de las aguas de la historia oral de sus personajes: Uago, el primer espíritu; Ibeler, el guerrero infinito; Pugasui, el flechador de oro; Duiren, el estratega del futuro el pasado y el presente; Ibeorgun, el diseñador y organizador de la comunidad, Bailibe, el epistemólogo de la Madre Tierra; Iguasalibler, el dialéctico de los sueños; Narasgunyai, la Madre combativa y tantos miles de Kunas anterior a la invasión europea. También conoció las luchas de independencia de Simón Bolívar, de la Revolución Francesa, de la Revolución Mexicana.

Para finales del siglo IXX y principios del siglo XX, los principales dirigentes kunas tenían la tarea de fortalecer la autonomía del pueblo Kuna a través de una estructura que aglutinara a todos los dirigentes de las diversas comunidades Kunas, impulsadas por Abisua, Inakailibaler.

Con la creación del Estado panameño, se elimina la Comarca Tule Nega (1871) y se rediseña una nueva política hacia los Kunas: exterminarlos, discriminación, racismo, expropiación de tierras y territorios, eliminación de su historia, lengua, en nada ha cambiado a la fecha esa política de exclusión y marginalización del Estado panameño.

Nele Kantule, en conjunto con Simral Colman, diseñaron la estrategia para la consolidación de un territorio autónomo, políticamente y económicamente, pero antes había que establecer una nueva relación con el Estado panameño, la rebelión de los Kunas de 1925, solo fue la última carta que se jugó.

Nele, fue el precursor de la diplomacia, las diversas cartas que se enviaban de parte en parte entre la dirigencia Kuna y los diversos gobernantes panameños, dan inició a una guerra de la información y comunicación. Y aquí los secretarios (como Rubén Peréz Kantule, Samuel Morris, Guillermo Hayas, Rodolfo Martínez) que sabían leer y escribir eran los Pugasui modernos, los flechadores de Oro que mantenían una relación de comunicación constante con el mundo de la escritura con el mundo oral y espiritual de los Kunas.

Nele, no bailaba regee, no bailaba bolero, pero sabía muy bien que a los panameños les encantaba bailar en los carnavales, Nele y los dirigentes Kunas sabían de las costumbres de otros pueblos y eligieron esas fechas para atacar. Costumbres bailables que por cierto eran de obligación cumplimiento para las mujeres kunas, las cuales muchas fueron violadas, golpeadas, encarceladas por los policías panameños. Mujeres de Yandub, Diguir, Tikantiqui, Dad Nague Dupir, Ukupseni, Akuanusadup, fueron las más golpeadas por la nueva civilización.

La lengua Kuna está llena de metáforas, llena de poesía, y fue a través de la poesía que se canto en las comunidades previas a la fecha de la revolución Kuna, Nele, debió impactar con su ritmo, con una nueva melodía que hacia cantar a los pájaros, capaz de interpretar, mezclar la epistemología Kuna con la problemática de su época, escucharlo debió recrearnos los pasajes de Duiren, Ibeler como en una sinfonía de Beethoven o como un rap de Audriyala. Nele es el antecesor de muchos artistas actuales que escriben, cantan, rapean, danzan o pintan utilizando técnicas modernas sin olvidar la esencia y la fuerza de las plantas y los árboles.

Nele, fue fundador del Partido Liberal Renovador junto con Francisco Arias Paredes, que impulsaron el voto femenino, participando de la vida política panameña como instrumento político para llegar al poder, entablando relaciones con figuras prominentes del liberalismo, la Federación Obrera de la República (1930), quienes colaboraron en el diseño de la Ley que crea la Comarca Kuna Yala. Nele, inclusive establece acuerdos con la Casa Blanca, con el General Norteamericano Preston Brown, jefe de la Zona del Canal para que Kunas trabajaran en la base (1930). Hoy en día, la mayoría de los Kunas forman parte de un partido político, existen relaciones con el mundo sindical y de los movimientos sociales, estableciendo acuerdos internacionales con empresas transnacionales.

Nele, es el impulsor de las escuelas culturales, que hoy en día el Congreso General Kuna retoma, fue fundador de la primera biblioteca en Usdup, estaba convencido de que sus hijos conocieran otras culturas y conocimientos de otros pueblos. Conformando Talleres de carpintería y albañilería, si hoy viviera me imagino que estaría formando escuelas de software, de tecnología, pero sin olvidar la poesía, el canto, la historia oral, la lingüística. Nele, visionó que estudiantes Kunas hoy estudien medicina en Cuba o en Chile.

Nele, falleció el 3 de septiembre de 1944, se dice que de malaria de un viaje por Bayano, quiero pensar que estaba empeñado en reunificar todas las comarcas en uno solo como al principio de 1871, en una sola casa, compartiendo nuestras ideas y luchas, nuestros sueños, pienso que estaba empeñado en fortalecer nuestra economía, nuestro autonomía, cultura e identidad. Nele, sería hoy día promotor de muchos hijos fueran a estudiar a otros países, formar familias biculturales en NY, Portugal, Canadá, Arabia, Brasil, Suecia, crear comunidades, redes de ciberkunas, barrios urbanos, expandir la palabra cantada de la Tierra, del Universo.

Los revolucionarios Kunas, con Nele y Colman a la cabeza fueron los actores intelectuales de la actual territorio comprendido como Kuna Yala, de su defensa y autonomía, de su libre determinación, de nuestra solidaridad con los Mapuches que se encuentran hoy en Huelga de hambre, con nuestros hermanos Ngäbe Buglé, Nasos, que luchan contra la minera y la hidroeléctrica, es la lucha de respeto por los derechos humanos y colectivos, el colaborador silencioso de la Declaración de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas.

Cierro con sus palabras cuando le decía a Olotebiligiña: “Dejo en sus manos, bajo su cuidado a nuestra Madre Tierra. La dejo lleno de collares de oro, de plata, no despojes de sus valijas, no regales sus pertenecías ni riquezas a extraños. Vendrán días en que extraños llegarán como buitres para acabar a Nuestra Madre Tierra. Defiéndala como lo has hecho en 1925”.

Salud a Nele, Colma y a todos los revolucionarios kunas de 1925.

----

Fuente: Recibido del Centro de Información Comunicación Indígena-Kuna.  Editor Responsable: Dad Neba.  Asociación Napguana N° 611. Kuna Yala/ Panamá 3 de septiembre de 2010

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario