Servicios en comunicación Intercultural

Venezuela: FS de Caracas concluye sumergido en "polémicas bolivarianas"

FSM_2006_01.jpgAgencia EFE (España) 29 de enero 2006.- El Foro Social Mundial concluyó hoy su experiencia en la "revolución bolivariana", que ha creado algunas polémicas en un movimiento marcado por la diversidad, el pacifismo y su apertura a las ideas que propugnan que "otro mundo es posible". La cita caraqueña ha sido sin dudas la más "política" de las seis celebradas hasta ahora por el movimiento contra la globalización y ha abierto serios debates sobre la relación del Foro Social con los gobiernos y los partidos, hasta ahora excluidos de un encuentro reservado para los movimientos sociales.

El gobierno del presidente Hugo Chávez se involucró directamente en la organización, y las discusiones sobre el rumbo de América Latina se dieron al calor de la "revolución bolivariana", que arrastra mucho del sectarismo de la vieja izquierda de los años 60 y 70. También ha sido diferente en cuanto a los participantes, en su enorme mayoría militantes bolivarianos que coparon con "combativo" entusiasmo cada uno de los espacios del Foro.

Asimismo, en Caracas se ha registrado la menor asistencia desde 2002. La primera edición del Foro Social, realizada en la "cuna" de Porto Alegre en 2001, congregó a 20,000 activistas, pero ese número saltó a 80,000 en 2002 y superó los 120,000 en 2003, siempre en esa ciudad del sur de Brasil. En 2004, cuando el movimiento se aventuró en la ciudad india de Bombay, también fueron 120.000 los participantes y ese número se mantuvo en Porto Alegre el año pasado. En Venezuela, la curiosidad por conocer la "revolución" que se lleva a cabo en este país no pareció ser tanta y se congregaron en Caracas unos 70,000 activistas, de los cuales sólo 10,000 llegaron desde el exterior, según los organizadores.

La explicación de los miembros del Comité Internacional que dirige el Foro Social es que, esta vez, la cita se
dividió en tres y ha tenido un primer encuentro en Mali, la semana pasada, y tendrá otro en Pakistán, en marzo próximo. Sin embargo, los veteranos que han asistido a todos los foros recordaron que la presencia de asiáticos y africanos ha sido siempre minoritaria en Porto Alegre.

La proclama de "socialismo o muerte" que lanzó Chávez el pasado viernes ante un público mayoritariamente "bolivariano" ha sembrado también alguna polémica entre los fundadores del movimiento."Si hablamos de socialismo, podríamos mirar hacia los países del norte europeo, que son un ejemplo de socialismo moderno", dijo Oded Grajew, uno de los propulsores del Foro Social Mundial.

Tampoco caló del todo la propuesta de algunos intelectuales del Foro Social, a los que se adhirió Chávez, que pretenden convertir al movimiento en una suerte de "partido global" que tenga como objetivo la "toma del
poder". Según Chávez, el Foro Social Mundial será un "desperdicio" si no adopta posiciones políticas más concretas y supera lo que muchos consideran la etapa "hippie-social" del movimiento.

El líder bolivariano dijo incluso, en tono crítico, que esta cita puede tornarse un "encuentro folclórico y turístico" que poco aporte a la "revolución mundial" y la "lucha contra el imperialismo", si no se "radicaliza". Pero muchos tampoco coinciden. El brasileño Marco Aurelio García, asesor de asuntos internacionales del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que "parece imposible, pues no es real pensar en una izquierda mundial monolítica".

Según García, "hay muchas izquierdas en el mundo y eso es positivo. Las experiencias nacen de procesos diferentes y la importancia del Foro Social es que, con su amplitud, esas izquierdas encontraron un  denominador común en el respeto a las diferencias". Tras la experiencia "tripartita" de este año, el Foro Social volverá a ser uno solo en 2007, cuando se celebrará en Kenia en fechas a determinar, pero que seguramente coincidirán con las del antagónico Foro Económico Mundial de Davos.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario