Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Indígenas Achuar viajan a Canadá para pedir cese de actividades de petrolera Talismán

Servindi, 7 de mayo, 2010.- Tres líderes indígenas de la etnia Achuar llegaron a la ciudad de Calgary, en Canadá, con la finalidad de intervenir en la junta general de accionistas de la empresa Talismán para solicitar que la petrolera cese sus actividades en territorio de la Amazonía peruana.

Los achuar exigirán esta medida en la sede central de la petrolera debido a que sus reclamos no fueron escuchados en Perú y, según los indígenas, agotaron las medidas de protesta contra la contaminación de esta actividad extractiva.

Ellos pertenecen a la provincia de Datem del Marañón (Loreto) y han acusado a la compañía Talismán de contaminar su medio ambiente con desechos tóxicos y forzar la división de la comunidad para mantener sus actividades petrolíferas en su territorio tradicional.

El presidente de la Federación de Nacionalidades Achuar del Perú (FENAP), César Zúñiga Butuna, mencionó que "Talismán está perforando en la zona del río Morona y no respeta los derechos indígenas. Los desechos que han dejado en Setuchi Central (la base de Talismán en su territorio) son químicos".

Además, explicó que la compañía canadiense ha excavado una trinchera de 10 metros de ancho por 50 de largo para enterrar los desechos, pero que las lluvias han puesto al descubierto el vertedero tóxico y los animales están resultando contaminados.

"Los animales terrestres siempre van ahí porque tiene sabor salado. Son animales que cazamos pero ahora no son apropiados para el consumo humano" precisó el líder indígena peruano.

Por su parte, el representante de la ONG Amazon Watch, Mitchell Anderson, sostuvo que "los dos principales problemas son que Talismán y las explotaciones petrolíferas en general están amenazando la vida y cultura del pueblo Achuar a través de la contaminación".

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

El criollo de Lima y sus esbirros no consideran al chuncho y al cholo como iguales a ellos, necesitan dinero para pagar su mala administración y sus cuentas privadas. Talismán está en Loreto porque algún hijo de la patria firmó un acuerdo sin garantías ambientales, sin respetar el hábitat del aborigen de la zona, porque son de una casta inferior, como durante la conquista de sus ancestros; por ello hay que denunciar al que firmó ese acuerdo, con nombre y apellidos, denunciarlo en los tribunales nacionales e internacionales.
Hay que buscar los títulos de propiedad de esos aborígenes, para revindicar su propiedad y que nadie pueda tomar una decisión en sus tierras sin su consentimiento.
Hay una película boliviana en la cual un gobernante de la sierra firma la autorización para que instalen una mina contaminante que hace perecer a algunos vecinos de la localidad, lo expulsan del pueblo para que nunca más vuelva, la única forma de regresar con sus antepasados es volver con una máscara y danzar hasta su muerte, pues esos que firmaron la instalación de esa petrolera contaminante, que dancen hasta que regresen con sus antepasados, es la ley de la sierra y de la selva.
Hay que fotografiar a todos los que participan en ese proceso destructivo de la selva y pasarlo por Internet a todos los foros para que sus rostros queden reflejado, al igual del que los de los que firmaron esos acuerdos vergonzosos.
No es una lucha política, es una guerra pacífica para recobrar el equilibrio y la cordura que ha perdido la humanidad y regresar a nuestros orígenes de armonía con la Pachamama.
¡Venceremos!

Añadir nuevo comentario