Servicios en comunicación Intercultural

México: Fox anuncia inversión de 30 mil millones de pesos en comunidades indígenas

 Fox.jpg
  Indígenas de Fortines, Durango, recibieron al presidente Vicente Fox
y su esposa FOTO: Notimex

- "Es poco frente al olvido histórico, ante lo que no se hizo en el pasado", admite
- Reconoce que el programa Oportunidades es "como un tentempié, sólo un apoyo temporal"

La Jornada, Matilde Pérez, Mezquital, Durango, 3 de enero 2006.- Al anunciar que en los próximos seis meses visitará los 50 municipios más pobres del país y de alta marginación, donde se localizan las comunidades indígenas, el presidente Vicente Fox pidió a los tepehuanos que le "jalen las orejas" si no cumple con su compromiso de trabajar conjuntamente con ellos.

"Estoy fuerte, entero, con ganas para seguir atacando los problemas hasta el último minuto de mi gobierno", destacó ante los cientos de indígenas que lo recibieron en las localidades de Fortines y Santiago Teneraca.

En este segundo día de estancia en la región tepehuana-huichol, el Presidente indicó que en este año se invertirán 30 mil millones de pesos en las comunidades indígenas para mejorar la vivienda, introducir electricidad, agua potable y construir caminos, además de poner en marcha proyectos productivos, particularmente para las mujeres. "Es mucha la inversión, pero ustedes dirán que es poco y tienen razón; es poco frente al olvido histórico, ante lo que no se hizo en el pasado", aseguró.

Aceptó que el ingreso por el momento es limitado ante la falta de empleo, de proyectos productivos, e incluso reconoció que el programa Oportunidades "es como un tentempié, sólo un apoyo temporal para que la familia pueda salir adelante mientras se alcanzan mejores niveles de desarrollo", por ello invitó a los indígenas a trabajar conjuntamente con el gobierno, a "realizar cualquier sacrificio para que (sus) hijos puedan ir al bachillerato, a la universidad y otro gallo nos va a cantar".

Luego de pernoctar en el albergue indígena escolar La Guajolota, acompañado por su esposa Marta Sahagún, Fox Quesada mostró un rostro autocrítico de su gobierno, sensible a las limitaciones socioeconómicas de los pueblos localizados en esta zona de la sierra Madre Occidental. "No engañamos a nadie, reconocemos los faltantes y (por eso) volvemos a los mismos lugares. En estos cinco años de gobierno he visitado cada estado al menos 15 veces, y en muchos he estado en 30 ocasiones."

Ante pobladores de ambas comunidades refrendó el compromiso con los pueblos indígenas de dejar atrás las etapas de distanciamiento, violencia, de olvido, corrupción y engaño; de sostener una relación de acercamiento, entendimiento y comprensión, "de sentir en carne propia sus necesidades".

En la comunidad de Fortines -distante siete horas y media por carretera de la capital del estado-, adonde acudió para inaugurar la introducción de energía eléctrica en 12 comunidades indígenas, sostuvo una reunión con las mujeres tepehuanas y huicholas que por primera vez acceden a proyectos productivos para ellas. Allí, sentado en troncos de árboles improvisados como asientos y rodeado de mujeres que lucían sus vestimentas tradicionales, se enteró de que no todas acceden al programa Oportunidades y menos al Seguro Popular, pues en el centro de salud no hay ni siquiera el medicamento para atender los piquetes de alacrán.

Visiblemente nerviosas porque por primera vez recibían la visita del Presidente de la República, las mujeres hablaron paulatinamente. "Estamos felices de verte aquí, ésta es tu casa; ojalá te dé gusto de vernos así, vivos", señaló Aurora, y después agradeció el programa de ganado al que accedió junto con otras nueve mujeres: "tengo 50 animalitos (ganado bovino) y cada día los contamos y me da mucho gusto llevarlos a pastorear, están tan bonitos."

"Aquí estamos esperándote, Presidente. Te platico lo que recibí de mi proyecto", dijo Jerónima, quien fue una de las últimas en hablar. "Me dijeron que iba a ser de pollos, pero después me lo cambiaron, pero estoy contenta porque antes no se habían acordado de nosotras, que queremos salir adelante. Tenemos un restaurante en Bancos de Calitic, ya empezó, se llama Pollo Perdido."

Las risas que provocó la anécdota y la seguridad de que serán atendidas llevaron a que mujeres de la comunidad de Potreros se acercaran al mandatario para comentarle su "entusiasmo de que se nos reconozca como personas que tienen deseo y capacidad, pero queremos atención en salud, educación para los hijos, agua potable y caminos". Con peticiones similares llegaron también las mujeres de las comunidades de Brasiles y Las Pilas. Los proyectos, explicó posteriormente Xóchitl Gálvez, comisionada nacional para los pueblos indígenas, requieren una inversión cercana a 600 millones de pesos.

Y antes de abandonar la comunidad, Fox Quesada acudió a la casa de Hortencia de la Cruz, donde encendió con ella la licuadora, como muestra de que "a partir de esta noche las comunidades de la sierra tepehuana van a estar iluminadas", asentó. Pero también, agregó Xóchitl Gálvez, es el "inicio de la liberación de las mujeres indígenas".

En la comunidad de Santiago Teneraca, cuyos habitantes aceptaron la aplicación del Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares Urbanos (Procede) en sus 75 mil 384 hectáreas, Jorge Avelino Aguilar Soto aclaró que para ellos "la tierra no es sólo el lugar físico para producir, sino el sitio donde nacemos, crecemos y morimos, donde defendemos nuestras costumbres. Ahora, después de recibir los documentos, nos preguntamos ¿qué sigue?, y consideramos que falta mucho por hacer para sacar de la pobreza y marginación a las comunidades indígenas del Mezquital. Pedimos tu apoyo, Presidente. Somos tepehuanos hechos de esta tierra del aire; estamos dispuestos a aprovechar mejor los recursos".

Antes, el secretario de la Reforma Agraria, Florencio Salazar Adame, había asentado que en Durango se han regularizado 8 millones de hectáreas, equivalentes a 14 por ciento de la propiedad social. Este año, en el ámbito nacional, se certificarán 3 millones de hectáreas adicionales a las 8 millones 445 mil 610 ya inscritas en el Procede y que ha costado al país 11 mil millones de pesos.

A la SRA, abundó el presidente Fox, "ya no le quedará esa carga; el presupuesto destinado al Procede podrá orientarse a formar un patrimonio para mejorar la calidad de vida de los campesinos e indígenas".

Fuente: La Jornada 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario