Servicios en comunicación Intercultural

Mundo: La desigualdad en el stock de la riqueza global, por Humberto Campodónico

Diario La Republica, Perú, 20 de diciembre 2006.- El 2% de los adultos más ricos del mundo posee más del 50% de la riqueza global de los hogares. En contraste, el 50% más pobre de la población adulta del mundo solo es dueña del 1% de la riqueza global. Esto es lo que dice un reciente estudio publicado por el Instituto Mundial para la Investigación de Desarrollo Económico de la Universidad de las Naciones Unidas (www.wider.unu.edu).

Hasta antes de este estudio, las investigaciones analizaban los ingresos anuales, tanto a nivel internacional como nacional, es decir, el flujo anual que obtienen los países y los hogares. Ahora, el estudio de WIDER analiza, ya no el flujo anual, sino la cantidad de riqueza acumulada (el stock) en el mundo, así como su distribución. WIDER dice que esta medición es ahora posible porque ya hay datos estadísticos para tres países con alta población, como China, India e Indonesia.

Dice el estudio que "se utiliza el término en el sentido de valor neto: el valor de los activos menos pasivos físicos y financieros. En este respecto, la riqueza representa la propiedad de capital". Así, la riqueza global asciende a US$ 125 billones (trillones, en inglés) en el año 2000, lo que equivale a tres veces el PBI mundial y a US$ 20,500 por habitante (si es que toda la riqueza estuviera distribuida equitativamente).

En EEUU y Japón la riqueza per cápita promedio en el 2000 fue US$ 144,000 y US$ 181,000, mientras que India posee activos per cápita de US$ 1,100 e Indonesia US$ 1,400. Si bien no hay datos específicos para Perú, el Informe dice que estamos en el rango de US$ 2,000 a 10,000 per cápita, junto a Brasil, Bolivia, Paraguay y Colombia. Argentina, Costa Rica, Chile, México y Uruguay están entre US$ 10,000 y 50,000.

La riqueza global está peor distribuida que los ingresos. Así, por ejemplo, el coeficiente de Gini para la distribución del ingreso es de 35 a 45% en los países industrializados (mientras más cerca de 100 la desigualdad es más alta), mientras que esta bordea el 50% para Africa y América Latina. En el caso de la riqueza global, el Gini mundial promedio se sitúa entre 65 y 75%. Así, el Gini de riqueza global para Japón es de 55%, mientras que en EEUU llega a un impresionante 80%.

Cuando se analiza el stock de riqueza global solo para adultos, el Informe nos dice que el Gini es de 89%. Si trasladamos la medición del Gini a la manera como se repartiría la torta de la riqueza global entre 10 personas, tendríamos que la persona más rica tendría el 99% del total, mientras que las otras nueve comparten el 1% restante.

Para estar dentro del 50% más rico se necesita tener US$ 2,161 de activos, lo que quiere decir también que el 50% más pobre posee menos de US$ 2,000 de activos. Para formar parte del 1% superior hay que tener un stock de riqueza superior a los US$ 514,512 y, dice WIDER, hay 37 millones de personas (de un total de 6,500 millones) que forman parte del exclusivo club del 1%.

Está demostrado empíricamente que las brechas en el nivel de ingresos no disminuyen con el simple crecimiento económico. Incluso, estas se pueden agravar. A la inversa, sí está demostrado empíricamente que el crecimiento con redistribución de ingresos reduce esas brechas. Ahora, con el estudio de WIDER, también se puede afirmar que es necesaria la redistribución de la riqueza global.,_.___

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario