Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Amenazan de muerte a indígena cacataibo en Ucayali

Washington Bolívar (de polo naranja) junto a dirigentes y comuneros shipibos este año. Imagen fue captada luego de que se decomisara maquinaria pesada usada para el desbosque. 

- "Washington... te vamos a matar si nos sigues jodiendo (...) déjanos trabajar si no quieren morir todos"

Servindi, 27 de noviembre, 2015.- Washington Bolívar, indígena cacataibo que desde hace varios meses sigue el caso de la comunidad shipibo Santa Clara de Uchunya, en Ucayali, denunció amenazas de muerte que tendrían su origen en la labor que realiza contra los abusos de la industria de la palma aceitera.

"Washington... te vamos a matar si nos sigues joviendo. Las tierras no son tuyas. Tú y tu familia no vivirán. Déjanos trabajar si no quieren morir todos..." dice uno de los mensajes escritos a mano.

Las amenazas son "consecuencia inmediata de sus esfuerzos para desafiar la destrucción de la selva amazónica para la extracción de madera y la conversión a la palma de aceite", reporta en un comunicado la organización Forest Peoples Programme.

Santa Clara de Uchunya se ubica en el distrito de Nueva Requena, a dos horas en auto de la ciudad de Pucallpa. Desde el 2012, las más de 30 familias que habitan la comunidad denuncian amenazadas de parte de la empresa Plantaciones Ucayali SAC, de propiedad del cuestionado grupo empresarial Melka.

Desde inicios de este año, y con el respaldo de un grupo de comuneros, Bolívar hizo suyo el caso y propició la visita de representantes del Congreso en setiembre de este año, para que tomen conocimiento de lo que viene ocurriendo.

Desde entonces Bolívar ha venido recibiendo amenazas de muerte. Las más recientes se han dado a través de notas escritas a mano.

La comunidad shipibo se opone activamente a la destrucción de más de 5000 hectáreas de sus tierras forestales tradicionales para su conversión en terreno para palma. Este año, en reiteradas ocasiones, ellos denunciaron la presencia de hombres armados cerca de sus viviendas.

Estos sujetos se encontrarían al servicio de Plantaciones para no permitir el ingreso de los comuneros a una importante área. Esto explica que desde hace meses los nativos no puedan cazar ni extraer frutos para su consumo como bien antes lo hacían.

Según reporta Forest Peoples, desde el mes de setiembre que el Ministerio del Interior tiene conocimiento de las amenazas que recibe Bolívar. Sin embargo, dicha cartera, explica la organización, no ha tomado cartas en el asunto.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

La palma de aceite de consumo nacional está ligado a la producción campesina de palma; o sea, no es depredador como ésa que opera con el supuesto de la teoría económica ultraneoliberal: inversión extranjera.

¿Inversión extranjera para qué? Disque para dar trabajo. Pero ¿a costa de qué? A costa de la vida, del futuro, y para mantener la tecnoburocracia consumista de lo foráneo y nada creativa. Esa economía no sirve; es destructiva.

El Ministerio del Interior deben brindar protección a Washington Bolivar. Él tiene la competencia.

Añadir nuevo comentario