Servicios en comunicación Intercultural

Las salvaguardas del Banco Mundial y el derecho a la autodeterminación en Palestina

Mona Sabella, representate de la organización Al-Haq de Palestina, y Farid Kahhat, profesor del Departamento de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Foto: Iván Herrera / Servindi

- La explotación de recursos naturales agrava las tensiones en zonas de conflicto.

Servindi, 12 de octubre, 2015.- La situación de los territorios palestinos ocupados y cómo la explotación de recursos naturales agudiza el conflicto en la región fue tratada durante el panel: "La falta de criterios de derechos humanos en las salvaguardas del Banco Mundial permite la violación del derecho a la autodeterminación".

El panel se desarrollo durante el Evento Alternativo a las Reuniones Anuales del Banco Mundial-FMI, que tuvo lugar en Lima del 7 al 9 de octubre de 2015.

Las ponencias estuvieron a cargo de Mona Sabella, oficial de Incidencia de Al-Haq, y Farid Kahhat, profesor del Departamento de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Según la campaña "Realidad sobre el terreno", que impulsa la organización Al-Haq, ideología y política no son las únicas causas del conflicto entre Israel y Palestina. La economía juega un papel importante porque los territorios ocupados son ricos en recursos naturales.

Mediante la ocupación, Israel explota ilegalmente estos recursos para su propio beneficio, lo que agrava el conflicto de dos maneras: la explotación de los recursos respalda las colonias y les aporta medios para su expansión; y al mismo tiempo limita el acceso de la población palestina a sus propios recursos naturales, negando oportunidades económicas vitales.

De acuerdo a Mona Sabella, "estas políticas discriminatorias que frenan el crecimiento y aumentan la desigualdad cuentan con el apoyo del Banco Mundial".

"Mientras las empresas israelíes puedan explotar recursos palestinos con impunidad, Israel tendrá un incentivo más para seguir con la ocupación", reclamó.

El Área C

Israel ejerce el control total del Área C en Cisjordania, rica en recursos naturales. Más del 99% de esta área se encuentra restringida para la población palestina porque Israel la ha designado como tierra para colonias, zonas militares o reservas naturales.

Muchos de los recursos de Palestina se encuentran en el Área C, que constituye más del 60% de Cisjordania. Según el Banco Mundial, la economía Palestina podría alcanzar un crecimiento de US$1700 millones de la tierra, la piedra y los depósitos de minerales del Mar Muerto.

"Los recursos naturales de Palestina no van a durar eternamente. Mientras que el mundo intenta poner fin al conflicto, Israel acelera la explotación de los recursos. ¿Quedará algo cuando se alcance la paz?", se preguntó Mona Sabella.

El profesor Farid Kahhat reflexiona sobre el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Video: Servindi

Agua

Hay 2.6 millones de personas palestinas y 500,000 colonos y colonas israelíes en Cisjordania. Sin embargo, la población colona consume seis veces más agua que la población palestina.

Para sostener este suministro, Israel sobre-explota constantemente los recursos hídricos compartidos para su propio beneficio, mientras limita el acceso de la población palestina.

La compañía nacional de agua israelí Mekorot realiza cortes rutinarios del suministro a la población palestina, que a veces llegan al 50 por ciento durante los meses de verano. Alrededor de 200,000 personas palestinas en Cisjordania no tienen ningún tipo de acceso a la red de agua.

Minerales del Mar Muerto

El Mar muerto es geográficamente único, sus las características minerales y climáticas lo hacen rico en recursos naturales, incluyendo potasio y bromo.

El 30 por ciento (40 km) de sus orillas se encuentra en territorio palestino, pero las restricciones israelíes impiden que la economía palestina las explote.

Mientras tanto, Israel obtiene US$3000 millones anuales por los minerales exportables del Mar Muerto y sus 15 hoteles turísticos en la costa generan alrededor de US$291 millones.

Petróleo y gas

Se estima que hay 1.7 mil millones de barriles de petróleo y 3 billones de metros cúbicos de gas recuperables de la costa mediterránea de Gaza, Israel y Líbano.

La campaña de la organización Al-Haq sostiene que "si se permitiera a Palestina explotar su parte, podría pasar de ser uno de los mayores receptores de ayuda del mundo a ser económicamente autosuficiente".

Pero Israel ha bloqueado el acceso de Palestina a sus aguas territoriales, para proteger sus propias plataformas de gas y oleoductos.

Energéticamente los territorios ocupados son casi totalmente dependientes de Israel. Palestina importa el 100% de su petróleo y el 92% de su energía eléctrica de la Corporación Eléctrica Israelí.

Mientras tanto, Israel explota su propia reserva de gas submarina en los yacimientos de Tamar y Leviathan, y unilateralmente otros yacimientos de gas que se extienden tanto en aguas israelíes como palestinas en el Mediterráneo.

[embed]https://youtu.be/8uYhNjlzQIg[/embed]

La explotación minera en los territorios palestinos ocupados. Video: Al-Haq

Piedra

La piedra es actualmente la mayor industria de exportación en Palestina, pero las empresas se ven limitadas por el rechazo sistemático de Israel a conceder permisos para abrir nuevas canteras o renovar las licencias existentes.

La mayoría de los depósitos de piedra en Cisjordania están en Área C. Israel, en contravención del derecho internacional, permite que las empresas mineras israelíes exploten canteras allí. Mientras tanto, a las empresas palestinas se les deniega sistemáticamente la oportunidad de competir.

Con el objetivo de que Israel se comporte conforme a derecho, Al-Haq solicita la imposición de sanciones internacionales, nacionales y locales para detener la explotación de los recursos naturales palestinos.

Las sanciones podrían apuntar a las personas y empresas involucradas en actividades ilegales y las formas de comercio que las nutren.

"Al romper estos vínculos, la comunidad internacional puede sancionar a las personas, empresas y Estados que actúen en connivencia con la actividad ilegal de Israel, y acercarnos a una justa resolución del conflicto", concluyó Mona Sabella.

Al-Haq es una ONG palestina con base en Ramala, establecida en 1979 con el objetivo de promover y proteger los derechos humanos y la aplicación de la ley en los territorios ocupados. Ha sido una de las primeras organizaciones de derechos humanos establecidas en el mundo árabe y cuenta con el status de consultora en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario