Servicios en comunicación Intercultural

EE.UU.: Nativos rechazan canonizar a "destructor de su cultura"

Retrato del fray Junípero Serra en una basílica de California. Foto: AP

- Aparece en escuelas, calles y plazas y el Vaticano lo considera un gran evangelizador.

Servindi, 7 de setiembre, 2015.- Indígenas del estado de California rechazan la canonización del misionero franciscano Fray Junípero Serra, prevista por el Vaticano para el 23 de setiembre, en Washington, pues lo consideran un "destructor de su cultura", informa AP.

Los nativos sostienen que la intención de elevar a Serra se contradice con las disculpas del papa Francisco, por los crímenes de la Iglesia Católica a los pueblos nativos, durante su visita a Bolivia y otros países de América del Sur a inicios de julio.

En ese sentido se expresó la vocera de los indígenas gabrieleños, Norma Flores, quien sostuvo que la disculpa del Papa no tiene sentido si no detiene la canonización del misionero que vivió en el siglo XVIII.

“El papa Francisco fue a Sudamérica y pidió perdón (...), pero va a canonizar a la persona responsable del genocidio del pueblo nativo”, aclaró Flores.

Por su parte, Ron Andrade, de la reserva indígena La Jolla, en Estados Unidos, aseguró a AP que las disculpas del Papa parecieron más un pedido de "borrón y cuenta nueva" que un reconocimiento verdadero de los abusos de la Iglesia.

Serra junto a los conquistadores españoles trajeron el cristianismo a la tierra que luego se llamaría California.

En ese proceso las misiones desvincularon a los primeros habitantes de su lengua y cultura, esclavizaron a los conversos y trajeron enfermedades que provocaron el exterminio masivo de la población.

Fray Junípero Serra fue un franciscano misionero español que llevó el cristianismo a tierras norteamericanas. Desde México pasó a evangelizar el oeste americano, especialmente los estados de California, Nuevo México, Texas, Louisiana y Florida.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Las razones planteadas por los nativos de California de los EE.UU. son valederas, pues esos actos y mucho más han realizado los llamados misioneros en estas tierras americanas. En el Perú, el obispo del Cusco era el primer narcotraficante (en sentido moderno) pues esa instancia tenía la absoluta facultad para negociar la venta y exclusividad de la hoja de coca, y lo distribuía sólo para los nativos recluidos a la explotación de las minas, bajo el yugo de los españoles. Esto nadie lo dijo y nadie quiere exponer.

Añadir nuevo comentario