Servicios en comunicación Intercultural

Tía María entre la vacancia, las sanciones y la pausa

Caricatura de Carlos Tovar “Carlin”, en el diario La República

Mientras el Estado de emergencia continúa en Islay, el alcalde de Deán Valdivia y opositor a Tía María fue vacado, el presidente de Southern se salvó de la prisión gracias a una medida cautelar y la ministra de Energía y Minas pide que el proyecto minero vaya de todas formas antes de fin de año. El panorama de la iniciativa extractiva más polémica de la actualidad.

Por José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 1 de julio, 2015.- En menos de dos semanas se cumplirán los 60 días de pausa que dio la compañía Southern Perú sobre Tía María. Hasta el momento recién se han instalado las mesas de diálogo de parte del Gobierno y la minera, pero no se ha llegado a buen cauce. Mientras una serie de acciones han minado la negociación.

Uno de los temas más escandalosos es el cuestionado amparo que dio el Poder Judicial al empresario mexicano, Óscar Gonzáles Rocha, presidente ejecutivo de Southern.

Resulta que en el 2011 el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Ilo había ordenado 30 meses de prisión efectiva para el empresario, esto por una serie de delitos ambientales cometidos contra la provincia de Ilo a causa de una refinería de la compañía Southern.

Sin embargo, irregularmente una medida cautelar otorgada en Lima anuló el juicio contra Gonzáles Rocha. Esto, según se argumentó, porque la prisión podía poner en riesgo la vida del empresario.

Opositor vacado

Por otro lado, en Deán Valdivia el alcalde democráticamente elegido, Jaime de la Cruz fue vacado de su cargo en silencio por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE). El hoy ex burgomaestre es además uno de los más notorios opositores al proyecto Tía María en la provincia de Islay.

De hecho, el argumento usado para declarar su vacancia responde a una sentencia condenatoria con pena privativa de la libertad que data del 2010. La razón, simple, haber bloqueado vías en una manifestación en rechazo a Tía María.

Cabe precisar que el propio Consejo Municipal de Deán Valdivia había acordado previamente no vacar a Jaime de la Cruz.

Ampliar la pausa

A todo esto se suma una intensa campaña de Southern Perú por poner a la opinión pública a favor de Tía María, incluso con el respaldo del Gobierno. Por citar un caso, la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, ha mostrado su apoyo a que el proyecto minero inicie sus operaciones antes de fin de año.

Mientras tanto, así lo han dado a entender Ortiz y su colega del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, la compañía optaría por ampliar su pausa a más de 60 días. Esto, según se ha señalado desde el Gobierno, para “terminar de sociabilizar el proyecto”.

A todo esto, el Gobierno aún no ha tomado la decisión de levantar el Estado de emergencia que rige sobre los distritos de Islay. Pese a que los conflictos ya cesaron hace varias semanas.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

La vacancia debe ser para la presidencia conyugal Heredia-Humala por traición a la Patria y además deben ser sentenciados por los delitos: contra la FE pública, defraudación tributaria, lavado de activos, concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito. Además el cap. Carlos debe purgar pena por los homicidios de Madre Mía.

Parece que, de todas maneras, Madre Mía va.

Y bien que la comuna de Dean Valdivia haya decidido de NO VACAR a su alcalde Jaime de la Cruz. Esta decisión fortalece la democracia y le toca las llagas de pus a los responsables tecno-juri-burócratas.

Claro está, Tía María es cuestión de poderes políticos mas que socialmente necesidad económica. Entonces el pueblo de Arequipa, los pueblos de todo el Perú y la opinión pública que apuesta por el respeto del ambiente y los pueblos, tendrá que demostrar el poder que tiene frente a los que copan el gobierno a favor de Tía María.

La debilidad que muestre los pueblos significaría que luego más adelante les arrebataría también sus tierras. Si la fortaleza del NO A TIA MARIA triunfa, entonces será el inicio del replanteo de esa ambición totalitaria de denuncios mineros.

Añadir nuevo comentario