Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Sacerdote jesuita invoca no dejar a los pueblos sin su justicia

Servindi, 10 de junio, 2015.- El sacerdote jesuita Francisco Muguiro Ibarra escribió un alegato a favor de las rondas campesinas cuya labor jurisdiccional pretende ser eliminada en el nuevo proyecto de Código Penal.

Se trata del artículo titulado: No dejen a los pueblos sin su justicia, y que fue leído como editorial en radio Marañón el día martes 9 de junio.

"Las Rondas existen por la incapacidad del Estado de llegar a todas las zonas del Perú, y el Estado peruano tiene mucho que agradecer a las Rondas por el servicio eficaz y desinteresado que ofrecen" afirmó el conocido sacerdote Paco Muguiro.

Luego de detallar la inmensa organización sectorial que poseen las rondas en las zonas rurales se pregunta: "¿Cuánto le cuesta al Estado esta organización? Nada, ni un céntimo, y el Congreso del Perú le va a quitar la facultad de administrar justicia en casos de su competencia".

El congresista Juan Carlos Eguren Neuenschwander lidera la cruzada contra las rondas campesinas. El es uno de los miembros de la bancada parlamentaria pro minera que llegó al congreso con el apoyo de la oenegé Reflexión Democrática, financiada con aportes de las empresas mineras.

Uno de los promotores para eliminar la justicia es el congresista Juan Carlos Eguren Neuenschwander, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso de la República, conocido por su posición pro-minera, quién sostiene el argumento de que existe "duplicidad de funciones".

Al respecto el Padre Muguiro pide a los congresistas limeños que por favor miren al Perú "aunque sea en un mapa y después decidan si quieren dejarnos sin la única justicia que tenemos".

A continuación el artículo de Francisco Muguiro Ibarra.

No dejen a los pueblos sin su justicia

Por Paco Muguiro Ibarra

Parece que la Comisión de Justicia del Congreso ha excluido a la Justicia Rondera de un dictamen que busca crear un nuevo Código Penal. A los que vivimos en las zonas rurales es como dejarnos sin justicia. Por eso el Poder Judicial teme que se elimine este servicio desinteresado que dan las Rondas, y que signifique la criminalización de las mismas. El Juez Duberlí Rodríguez Tineo, de la Sala Penal Especial de la Corte Suprema, dice:

“Sería lamentable que todo el camino que se ha avanzado se retrocediera para pasarlas prácticamente a la ilegalidad, con lo cual vendría una persecución penal contra las Rondas Campesinas, una criminalización.”(La República, 8 de Junio 2015)

Según los datos estadísticos el 25% de los ciudadanos/as del Perú vive en zona rural. Pero considerando que los pueblos de más de dos mil habitantes son considerados urbanos, y hay muchos distritos rurales con esa cantidad de personas, podemos considerar que hasta un 30% es población rural. Pero todos sabemos que el Perú es más grande que el Estado Peruano, lo que quiere decir que el Estado no llega físicamente a muchas zonas rurales, y lo que es peor que los problemas del Perú superan con mucho al Estado peruano, como vemos ahora con la inseguridad ciudadana. Hasta en Lima se está insinuando la idea de que una de las maneras de controlar la inseguridad ciudadana podría ser las rondas barriales.

Las Rondas existen por la incapacidad del Estado de llegar a todas las zonas del Perú, y el Estado peruano tiene mucho que agradecer a las Rondas por el servicio eficaz y desinteresado que ofrecen. Porque a nadie le gusta salir de noche a controlar el abigeato, a nadie le gusta perseguir a los delincuentes, a nadie le gusta acudir a reuniones todos los meses a dos o tres horas de camino. Pero se hace porque les vale la pena, porque desde que hay ronda el campo se ha ordenado: ya no hay robos de ganado, ni delincuentes sueltos haciendo daño o asaltando. En todos los caminos que salen a los caseríos desde Jaén se asaltaba, y más en la época de la cosecha del café. Basta que se pusieran las garitas de la ronda y se terminaron los asaltos. Las Rondas han resguardado incluso las elecciones generales en coordinación con los fiscales y la PNP, para que no hubiera golondrinos, porque conocían quienes viven en sus caseríos y quienes eran de otros lugares. En algunos lugares que no dejaron actuar a las rondas hubo desmanes. En Chota puede usted dejar su carro abierto en la plaza de armas que no le pasa nada.

No se lo podrán creer pero en la provincia de Jaén hay 12 Federaciones distritales, una por cada distrito, y cada una tiene de promedio unas cuatro sectoriales, y las sectoriales cuentan con cinco o seis bases, no menos de cuatro, que así llaman a los caseríos. Los distritos de San José del Alto y San Felipe son los que menos sectoriales tienen, y cuentan con tres sectoriales, pero el distrito de Colasay tiene siete y el Jaén ocho. En total 46 sectoriales por seis bases cada una hacen 276 bases, por unos 20 ronderos en cada base, hacen 5.420 ronderos organizados. ¿Cuándo va a llegar el Poder Judicial del Estado peruano a las sectoriales? si ni siquiera llega a los distritos? La policía con las justas está en los distritos y con no más de seis efectivos, para cuarenta o cincuenta caseríos que tiene cada distrito. ¿Cuánto le cuesta al Estado esta organización? Nada, ni un céntimo, y el Congreso del Perú le va a quitar la facultad de administrar justicia en casos de su competencia. Y la razón más fuerte, que da nuestro amigo Juan Carlos Eguren es porque se produce duplicidad de funciones. ¿Habrán visto alguna vez los distritos de Cajamarca, mal comunicados, a algún juez o algún fiscal? Nunca, sino para el levantamiento de cadáveres. Así que Sres. Congresistas limeños, por favor miren al Perú, aunque sea en un mapa y después decidan si quieren dejarnos sin la única justicia que tenemos.

Jaén, 9 de Junio del 2015

---

Información relacionada publicada en Servindi:

- Órgano adscrito al Poder Judicial alista un pedido al Congreso para incluir a las Rondas Campesinas en el dictamen que modifica el Código Penal. Facultad de impartir justicia por las rondas es reconocida por la propia Corte Suprema, la Constitución y la OIT. Seguir leyendo…

- La función jurisdiccional de las rondas campesinas está amenazada por el dictamen del nuevo Código Penal que pretende deslegitimarlas y criminalizar a sus autoridades. Seguir leyendo…

- Pese a que la Constitución reconoce la facultad de impartir justicia de las Rondas Campesinas, un dictamen del Congreso quiere eliminar esto del Código Penal. El Instituto de Defensa Legal advierte que esto podría generar nuevos conflictos sociales. ¿Aprobará el Legislativo una norma inconstitucional? Seguir leyendo…

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario