Servicios en comunicación Intercultural

El riesgo ambiental del Tren Interoceánico entre Perú y Brasil

- Con el impulso de China, los gobiernos peruano y brasileño tratarían de sacar adelante un ferrocarril que atravería la selva y la sierra. Especialistas advierten que este proyecto podría colisionar con áreas naturales protegidas y con las propias comunidades indígenas.

Por José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 4 de junio, 2015.- Ha sido presentado por los gobiernos de Perú y Brasil como el más grande proyecto de inversión económica en toda la región sudamericana. El Tren Interoceánico que comenzará en la costa brasileña del Atlántico y terminará en costa peruana del Pacífico trae una cola que genera mucha polémica.

La primera y más grande duda es la referida al aspecto ambiental. Una línea de tren que atraviese la selva brasileña, la peruana y además la Cordillera de Los Andes requiere de un buen análisis del impacto sobre la ecología y las poblaciones para determinar, en primer instancia, su viabilidad.

Sin embargo, este paso parece no significar un problema para los políticos que vienen impulsando el Tren Interoceánico.

El primer ministro chino Li Keqiang -cuyo país es el principal promotor de la obra- se ha reunido en los últimos días con el presidente peruano Ollanta Humala y su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, en lo que sería la última maniobra para asegurar el proyecto que implicará una inversión de US$ 10 mil millones.

Impacto ambiental

Desde que el proyecto se anunció, Greenpeace advirtió los riesgos que este tendría sobre los ecosistemas que atravesaría. “Al hacer un canal al Pacífico abres la Amazonía al mercado chino. Sería una ilusión creer que eso no va a tener impacto”, declaró el consejero internacional de esta organización, Paulo Adario.

China, mayor interesado en esta obra, no se caracteriza precisamente por tener los parámetros más exigentes en materia ambiental. Y la conflictividad que esto generará no es desconocida por el gobierno de este país. El menos eso dio a entender  Li Keqiang en su reciente visita a Sudamérica.

“La cuna de la selva amazónica, con una gran biodiversidad, al impulsar la construcción de infraestructura es necesario proteger el entorno bioecológico. Es nuestro trabajo favorecer el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades locales, respetando los estilos de vida. Por eso la cooperación entre China y Perú tiene amplias posibilidades en muchísimos terrenos”, declaró el primer ministro chino durante un discurso en su última gira.

Cabe precisar que China, uno de los principales exportadores a Sudamérica, planea utilizar el ferrocarril para el transporte de sus productos entre Perú y Brasil, sus principales consumidores en la región.

Advertencias

El profesor emérito de la Universidad Agraria de Lima, Marc Dourojeanni, ha advertido que, según como se tiene planeado trazar el Tren Interoceánico, este colisionaría con territorio indígena e inclusiva áreas naturales protegidas.

“No hay garantía de que no se decida seguir otro rumbo, pasando por áreas protegidas, tierras indígenas o abriendo bosques naturales (...). Una ferrovía construida al estilo chino, país que no se destaca por sus cuidados ambientales y sociales, producirá impactos sociales y ambientales serios”, ha advertido  Dourojeanni en un artículo reciente.

A esto se le debe sumar una precisión hecha por el propio Dourojeanni, que el proyecto colisionaría con la zona natural reservada conocida como Sierra del Divisor, cuyos habitantes buscan convertir en un parque nacional. El tramo en que este proyecto rozaría está ubicado en la región Ucayali.

Como dé lugar, el proyecto tiene más de una duda que hasta el momento no ha sido aclarada.

Dato:

- El presidente boliviano, Evo Morales, ha advertido que el proyecto del Tren Interoceánico sería menos costoso si atraviesa su país.

Información relacionada publicada en Servindi:

Imagen: RPP

Por Marc Dourojeanni

1 de junio, 2015.- La idea de una ferrovía ente Brasil y Perú a través de la Amazonía no es nueva. Una década atrás ya se contabilizaban cinco propuestas en Perú y una en Brasil. Además, el tema ya había sido discutido entre los gobernantes de ambos países. Lo único realmente nuevo en el reciente anuncio es el financiamiento que vendría de China, y el aparente cambio en la ruta que previamente había concebido el Gobierno. Seguir leyendo…

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Cuando el presidente de China visitó Brasil y plantearon la construcción de este moustroso proyecto, lo primero que pensé fue la destrucción del medio ambiente, poblaciones, y cuanto daño puede producir. Leí un artículo de un profesor de EEUU en el que planteaba las dificultades y además lo costos enormes que llevaría, también planteaba las posibilidades que al comenzarlo no lo pudieran terminar. No recuerdo el nombre del profesor.
Luego, recordé el plan IIRSA, en el cual China no tiene (aparentemente) nada que ver.
Pero las vías para el 'desarrollo' del IIRSA, sí. Un gobierno 'populista' como el del PT, se han cumplido todo lo propuesto y falta más. Por lo tanto, EEUU será un 'enemigo' de China, pero uno como el otro quieren apropiarse de nuestras riquezas,cuando ya no rindan se iran.
Perú tiene su historia criminal contra la población y el medio ambiente, pero los gobiernos progresistas de la región lo toman como un buen ejemplo de inversión. Si a este proyecto chino sumamos el futuro desastre no tan lejano cuando se amplie el tratado del pacífico, donde está también como socio otro enemigo o mejor dicho, ex enemigo de EEUU, Vietnam.
El Don Dinero borra las masacres al pueblo vietnamita que aún hoy tiene consecuencias en la salud del pueblo, no olvidar Monsanto, quien sin reparos uso su hoy pesticida con el cual nos fumigan.
Y así estamos los pueblos, adormrcidos, ya que la gran mayoría todo le es indiferente, solamente piensan en consumir, las consecuencias no les importa o no las creen.
La lucha que el pueblo peruano está llevando contra la minera mexicana, debería ser un ejemplo, y debería tener la solidaridad de los pueblos. Nada.
Lo mismo lamentablemente pasará con este proyecto. Que a Brasil o mejor dicho al partido de Lula y Dilma no le interesan los pueblos indígenas, los están matando, exterminando y como de costumbre la clase obrera o estudiantes callan.
Nos esperan tiempos difíciles por delante, nuestro continente sufrirá las invasiones de las multinacionales, y mi esperanza es que los pueblos recapaciten, busquen formas de lucha, sin creer en los politiqueros vendidos. Que seamos capaces nosotros mismos de tomar el liderazgo de las luchas futuras.
No hay capitalismos buenos a lo chino o lo ruso, a lo yanki o del color que lo pinten.
En nuestra propia historia tenemos nuestros líderes, que tampoco pudieron contra los opresores pero nos marcaron el camino.
De los pueblos originarios mucho que aprender sobre todo en el medio ambiente, nuestra Pachamama. Nuestra Diosa y Madre, no necesitamos de otros dioses.
No se si llegaré a ver cambios, toda una vida luchando por un mundo mejor y nos han traicionado.
No hay cambios si nosotros no cambiamos, la ideologia viene con el tiempo y la lucha.
Hagamos lo imposible. Valdrá la pena para el futuro. Enseñemos a nuestros hijos, nietos a sentir, a pensar, a interesarse, a cuestionar. En ellos y para ellos es el futuro.

Podemos ver que China es un país que no tiene consideración por control ambiental. Es uno de los países con la más alta contaminación ambiental en el mundo como se puede ver en un reportaje transmitido en https://www.youtube.com/watch?v=OwOBRH56Ic0

En momentos en que es imperativo tomar medidas para controlar el calentamiento global y los gases que producen la condición de invernadero contribuyentes al cambio climático en el mundo no se debe permitir el expansionismo de un país como China en nuestros países. Seamos realistas China no está interesado en ayudar a nuestros países a desarrollarse pero en expandir su poder y su control a otros países que considera sub-desarrollados y obligarlos a aceptar sus condiciones económicas, sociales y políticas. China no está interesada en que nuestra población indígena mejore sus condiciones de vida sino en expandir sus condiciones de esclavitud en el resto del mundo.

Al mismo tiempo, sabemos que China no es un país que respete los derechos de sus ciudadanos por tal debemos asumir que los pueblos indígenas y sus derechos serán abusados y olvidados como ha sucedido desde la conquista de América.

Añadir nuevo comentario