Servicios en comunicación Intercultural

Amenazados. La realidad de los pueblos indígenas de Perú informe AI

Puede descargar el informe en pdf haciendo clic aquí.

- El 2015 podría tornarse sombrío para el Perú y varios países de mundo en materia de derechos humanos. Así lo advirtieron representantes de Amnistía Internacional (AI) con motivo de la presentación en Lima de su último informe mundial.

Por Jonathan Hurtado

Servindi, 27 de febrero, 2015.- El reporte titulado "La situación de los derechos humanos en el mundo", cuya presentación se llevó a cabo el 25 de este mes, dedica especial atención a lo que viene sucediendo con los pueblos indígenas en su lucha por la protección y el respeto de sus derechos.

Silvia Toledo, Directora Ejecutiva de AI Perú, señaló sobre el tema que la población indígena en el Perú en su mayoría "no cuenta con el reconocimiento del Gobierno sobre la propiedad de sus territorios ancestrales por lo que se encuentra en permanente riesgo de ser expulsada".

Toledo hizo hincapié en que actividades como la extracción de recursos minerales y otros proyectos de desarrollo son a menudo impuestos a los pueblos originarios, sin cumplir con la consulta previa y sin respetar su derecho al consentimiento libre, previo e informado.

Del mismo modo, criticó que las empresas privadas en su carrera por obtener mayores beneficios incumplan leyes nacionales e internacionales, y peor aún que el Gobierno no se haga cargo de su obligación de proteger los derechos de las comunidades.

El documento presentado la noche del jueves en la capital peruana aborda, entre una diversidad de temas, el uso excesivo de la fuerza en protestas sociales y la impunidad en casos de violación de derechos humanos.

En ese sentido el reporte sostiene que continuaron los "ataques contra activistas y detractores del gobierno, incluidos los defensores de los derechos humanos, particularmente aquellos que defendían los derechos de las comunidades afectadas por las industrias extractivas".

Sobre el segundo punto, el informe considera que la impunidad se consagró el 2014 en Perú cuando se frenaron los juicios de reparación a las víctimas afectadas durante la violencia política.

Vale precisar, tal como lo expuso Toledo, que entre esos juicios archivados se encuentran los casos de más de 2,000 mujeres indígenas y campesinas que habrían sido esterilizadas durante la década de 1990.

Campañas

En otro momento la representante de AI sostuvo que continuarán con su campaña en favor de la ciudadana cajamarquina Máxima Acuña, quien lleva años sosteniendo una batalla judicial con la empresa minera Yanacocha por la propiedad de un terreno de cerca de 25 hectáreas.

Al respecto, Toledo lamentó que un reciente informe periodístico que habla de las propiedades de Máxima busque menoscabar su lucha, y pidió que el Gobierno se haga cargo de la protección de la campesina y su familia ante las continuas amenazas y agresiones que sufre.

"Máxima cuenta con medidas cautelares otorgadas por la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) las cuales no han sido respetadas por el Gobierno hasta el momento".

En otros aspectos, Toledo informó que AI sigue de cerca el caso de los nativos del lote 1-AB, en Loreto, los cuales vienen sufriendo por más de cuatro décadas los impactos de la actividad petrolera en sus territorios.

Del mismo modo sostuvo que seguirán impulsando acciones para lograr justicia en el caso de los cuatro dirigentes asesinados de la comunidad nativa de Saweto.

Plano americano

A su turno, en el plano continental, Luis Alonso Ortiz, presidente del Concejo Directivo de AI Perú, afirmó que en Estados Unidos el 2014 será recordado como "un año de muertes a personas afroamericanas, producto del uso excesivo de la fuerza pública".

Citó el caso de Michael Brown, joven afroamericano de 18 años, asesinado en agosto de ese año por un agente policial. De igual modo se refirió a la muerte de otro ciudadano afroamericano que fue ahorcado por un policía cuando lo arrestaban por vender cigarros sueltos en Nueva York.

Seguidamente, Ortiz repasó otros sucesos de violaciones a derechos humanos ocurridos en Centroamérica, Brasil, Venezuela y México donde la trágica desaparición de 43 estudiantes dio pie a que se hable de un número mucho mayor de desaparecidos.

En el plano global, Farid Kahhat, politólogo y reconocido analista internacional, se refirió, entre otras cosas, al número de muertes por violencia política registrado en los últimos 20 años, y que hasta el 2013 se mostraban en declive.

"El número de guerras entre Estados, de guerras civiles venían cayendo hasta el año 2013, una tendencia que estaba a punto de cumplir las dos décadas se revierte en 2013", precisó.

Muestra de ello, señaló el internacionalista, es el número de refugiados que ha crecido dramáticamente en estos años.

Tras referirse a lo que viene ocurriendo en Medio Oriente y países como Ucrania, Kahhat cuestionó el papel de los medios que hacen cobertura de lo que ocurre solo en algunos países.

Luis Alonso Ortiz  advirtió en referencia a este punto que la forma como los medios de información presentan constantemente las violaciones a los derechos humanos está haciendo que nos habituemos a ellos.

"Yo creo que ahí también está el peligro principal, en habituarnos a ver estos temas de lesa humanidad, de genocidio, de ´limpiezas étnicas` como cuestiones del día a día, como cuestiones normales", explicó.

Puede descargar el informe ingresando al sitio web de Amnistía Internacional haciendo clic aquí.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario