Servicios en comunicación Intercultural

Washington Bolívar: La otra cara de la moneda

Foto: Inforegión.pe

- Dirigentes cacataibos acusan de usurpación de funciones al mediático personaje que exigió garantías para su vida por un supuesto temor de ser asesinado como Edwin Chota. Lo que pocos sabían es que el Ministerio Público pidió siete años de prisión para él, aunque dirigentes reconocen que sus denuncias son verídicas.

Por Kenneth Vargas

Servindi, 2 de octubre, 2014.- Washington Bolívar Díaz llegó a la capital hace quince días para denunciar la tala ilegal en Ucayali como representante y líder de la etnia Cacataibo. Sin embargo, esta semana una delegación indígena presentó una serie de alegatos que tiran por los suelos la imagen de este supuesto líder que afronta procesos por usurpación de funciones y delito contra la fe pública.

Días después del funesto crimen en la zona de Saweto, Ucayali, en el que Edwin Chota y tres comuneros fueron brutalmente asesinados, Washington Bolívar, profesor de 52 años de edad natural de la provincia ucayalina de Padre Abad, denunció ante diversos medios de prensa limeños supuestas amenazas de muerte contra su persona.

Asimismo, expresó su adhesión incondicional a la causa altruísta de Edwin Chota y aseguró que era el representante de la comunidad nativa de Mariscal Cáceres, donde residen los cacataibo, realizando de este modo, una serie de gestiones ante instancias como la Defensoría y el Ministerio del Interior a nombre de la comunidad.

No obstante, hasta este lunes 29 de setiembre nadie tenía idea sobre los procesos penales que Bolívar afronta ante la justicia de Ucayali por, entre otras cosas, usurpar el cargo de presidente comunal en agravio de nada menos que su sobrino Willy Pino Bolívar, quien denunció la situación en conferencia de prensa.

De izquierda a derecha, Willy Pino, Segundo Pino, Alejandro Guerra y José Comitivos Jacob.

Dicha conferencia tuvo lugar en la sede central de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) y contó con la participación de los comuneros cacataibo Segundo Pino Bolívar, Alejandro Guerra y José Comitivos Jacob.

“Washington Bolívar abandonó Mariscal Cáceres por una década y recién en el 2012 retornó para pretender volver a ser presidente de la comunidad. Sin ningún cargo de conciencia ha intentado obtener el puesto de forma ilegítima, llegando al extremo de falsificar documentos”, comenta  Willy Pino.

Según el certificado de registros N° 27665 de la SUNARP, Willy Pino Bolívar es el presidente de Mariscal Cáceres y goza de las facultades de representación de la comunidad. Pues tal y como él lo menciona fue elegido democráticamente por la población en noviembre de 2012.

Denuncian intento de soborno

“Descaradamente, Bolívar se ha hecho pasar como presidente de nuestra comunidad y ha engañado a la administración pública. Inclusive el pasado 24 de mayo una de sus seguidoras, a quien le encargó su inscripción ilegal en SUNARP, me pidió 1000 soles para abstenerse de cometer este delito”, añade Willy Pino.

Ricardina Pino Ángulo es la persona que, según refiere la denuncia penal impuesta por Willy Pino, lo intentó sobornar y para colmo, la encontró dos días después en la sede de la SUNARP de Ucayali junto a Washington Bolívar.

“Tras verlos juntos me enteré de que presentaron la solicitud de inscripción N° 00018788, que además de señalar a Washington Bolívar como presidente de la comunidad, modificaba el estatuto para favorecer su mandato”, manifiesta Willy Pino.

Cabe señalar que esta solicitud y otras presentadas por Washington Bolívar y Ricardina Pino fueron tachadas por la Sunarp semanas después, como lo consignan diferentes resoluciones.

Fiscalía pidió 7 años de prisión para Washington

Las pruebas de usurpación de funciones conllevaron a que la fiscal provincial de Padre Abad, Raquel Foraquita Leonardo, pidiera este verano siete años de pena privativa de la libertad contra Washington Bolívar a la Corte Superior de Justicia de Ucayali, donde todavía el proceso penal sigue su curso.

Además, la mencionada fiscal pidió al juez César Cirilo Regalado Torres el pago de una reparación civil de 3 mil Nuevos Soles por parte de Washington por los perjuicios causados.

Por otro la lado, el 1 de agosto de 2014 la titular de la Quinta Fiscalía Penal de la provincia Coronel Portillo, Karen Abregú Esteban, abrió un proceso ampliatorio de investigación de sesenta días contra Washington por la acusación de delito contra la fe pública, en la modalidad de falsificación de documentos.

Los viajes del cuestionado dirigente

Uno de los cuestionamientos más serios contra Bolívar es el sinnúmero de viajes que realizó desde 1997 al 2012 al extranjero, sin explicar las razones y el sustento económico utilizado a los dirigentes de la comunidad Mariscal Cáceres.

Aquí exhibimos el certificado de movimientos migratorios del docente que según la denuncia del Ministerio Público, en 2012 regresó a Mariscal Cáceres con pretensiones electorales procedente de Estados Unidos donde radicó varios años luego de ser dirigente de la Coordinadora Indígena de la Cuenca Amazónica (COICA).

¿Las denuncias de Washington sobre la tala ilegal son verídicas?

Más allá de las críticas contra Washington por su aparente mala performance representativa, la delegación cacataibo que llegó esta semana a la capital hizo hincapié en que la denuncia generalizada de Washington contra los agentes de la tala ilegal es verídica.

No obstante, Segundo Pino Bolívar, presidente de la Federación Nativa de Comunidades Cacataibo (FENACOCA), rechazó que la tala ilegal tenga la licencia social de muchos originarios de Ucayali.

“Las comunidades no tienen una ayuda efectiva. Las que contamos con permiso forestal del gobierno regional queremos apoyo y estamos tratando de capacitarnos por nuestra cuenta para tramitar los requerimientos que nos piden” indicaron.

Sobre la denuncia de Washington contra la empresa maderera Santa María, acusada de promover paralelamente la tala ilegal en la zona, los dirigentes deslindaron responsabilidades y pidieron a las autoridades continuar con las investigaciones para esclarecer los hechos.

“No hay pruebas sobre supuestos delitos de Santa María, pero hay acusaciones sobre cuantiosas sumas de dinero que recibió Bolívar de esta empresa para financiar obras sociales en la comunidad, y jamás se supo qué se hizo con ese dinero”, advierte Segundo Pino.

En general, los cacataibo piden a la prensa y a las instituciones públicas que exijan algún tipo de identificación a los dirigentes que contacten para evitar posibles fraudes de representación.

“Los dirigentes de comunidades como Puerto Azul, Sinchi Roca y Mariscal Cáceres hemos venido a  Lima para denunciar el olvido del Ejecutivo, la corrupción en la región Ucayali y el fraude de Washington Bolívar. Esperamos que no nos den la espalda”, concluyó el presidente de la FENACOCA.

Sin duda, los comuneros esperan que Washington Bolívar de la cara ante la opinión pública por las graves acusaciones en su contra.

Los dirigentes de la FENACOCA argumentan que Washington Bolívar ya no es un comunero cacataibo porque el artículo 9 de la ley N° 22175 señala que un comunero que abandona su comunidad por más de 12 meses deja de serlo, salvo que existan motivos de educación o de enfermedad.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario