Servicios en comunicación Intercultural

Argentina: En memoria de Celso Fogel: "Hasta siempre compañero"

Celso Foguel, Red de Comunicación IndÃÂgena RCIDespedir a Celso Fogel, para los que integramos el equipo técnico de la Red de Comunicación Indígena, es un dolor inmenso. También es un momento de recuerdos, de todo lo que hicimos juntos. En una reunión de trabajo, cuando hablábamos de la procedencia de cada uno, Celso decía: Mi lugar es lo social. Sin dudas, es el lugar al que ha pertenecido y donde ha dejado huellas. Su nombre evocará el reconocimiento, la amistad y el respeto que se supo ganar en las organizaciones indígenas y sociales del Norte Argentino.

Para nosotros, es un orgullo haber soñado con él este proyecto de la Red de Comunicación Indígena. Celso será para nosotros una presencia permanente. Su ejemplo fue relevante y todos nos hemos quedado con muchas de sus opiniones y gestos para rememorarlos cada vez que tengamos dudas acerca de cómo proceder.

Abrazamos a su familia y a él le ratificamos nuestro compromiso con la causa indígena por la que tanto luchó toda su vida. Una vida plena y rica de herencia guaraní que mostró la valentía de los grandes. A él solo nos sale decirle: ¡Hasta siempre compañero!.

Equipo Técnico de la Red de Comunicación Indígena:

Jorge Frías, Mónica Charole, Germán Díaz, Verónica Maidana, Laura Méndez, Sebastián Reyes, Carmen Zenteno, Patricia Cadullo, Moisés Rioja Javier Costa, y Gabriela Sosa.

-- --------

Ha "muerto" Celso Fogel, por Carlos Malbrán

La noticia es seca, estricta, sin adornos.

Son cuatro palabras que retumban huecas y tristes:

"Ha muerto Celso Fogel"...

Aquel que dedicó su vida para que se escucharan todas las voces, ha acallado la suya para siempre, y a nosotros nos queda un silencio enorme e indeseado.

Entró en nosotros lleno de vida, de sueños y proyectos; exigiendo imposibles a un mundo estructurado a prueba de Quijotes.

Laborioso y tenaz levantó la Red de Comunicación Indígena apostando a que las voces originarias de nuestros pueblos se apropiaran de la tecnología para resonar en una sociedad hipócrita que sólo admitía la intercultalidad siempre que fuera blanca.

Celso no quería nada para sí, pero peleaba duro por obtener justicia para los pueblos indígenas.

Quería tierras, dignidad, respeto para los desposeídos de siempre.

"Ha muerto Celso Fogel"...

Sabemos que la noticia es falsa:

En algún lugar de la montaña resonarán los erkes y las caja; en los bosques los tambores rituales harán oír su lastimero toqué para despedir la voz de Celso.

Porque sólo se fue su voz.

Él se ha quedado con nosotros.

25 de septiembre de 2006

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Estimados amigos de Servindi, es nuestro deseo agradecerles por vuestras salutaciones y acompañamiento en este momento de tristeza por el que vamos caminando al partir nuestro compañero de trabajo y de sueños. El compañero Celso sembró muchos ejemplos en su vida, y rogamos poder participar de los frutos de esas siembras... hoy seguimos caminando en busca de un mundo mejor, solidario y mas justo para todos. La perseverancia es una de sus enseñanzas.
gracias una vez mas

Añadir nuevo comentario