Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Los desbordes socio ambientales de la minería

Carlincatura de Carlos Tovar, Carlín. Diario La República

¿Mineral sucio, mineral manchado?

Por Payo Pauch

10 de julio, 2014.- A puertas de un gran mega evento global, la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP 20) a celebrarse en Lima el próximo mes de diciembre, con la participación de 194 países con más de 12 mil representantes el Perú se estará presentando ante el mundo con un diagnóstico crítico y revelador de su realidad ecológica y medio ambiental

: tala ilegal de madera y bosques, pesca ilegal, minería ilegal, minería legal contaminante, deforestación, estrés hídrico, disminución de los glaciares andinos, más del 70 por ciento de la amazonía lotizada por concesiones petroleras, gasíferas, auríferas, madereras y agroindustriales.

Y en el colmo de la angurria y prepotencia del capitalismo extractivista y la hipocresía política del actual gobierno, se logró aprobar un paquete de incentivos tributarios y ambientales a favor de la gran empresa y la promoción de las inversiones, dando carta abierta a la depredación del medio ambiente con absoluta impunidad, primando decisiones políticas antes que técnicas. Significando un alevoso retroceso de la fiscalización y control ambiental que indigna y desconcierta a los peruanos con conciencia ambiental.

Un panorama sombrío y preocupante que proyecta la imagen de un país inseguro, contaminante, sumergido en una epidémica y castrante corrupción, con un gobierno debilitado y sometido.

Dentro de este contexto, la minería aparece como una de las actividades que representa casi el 30 por ciento del total de las inversiones en nuestro país, con más del 60 por ciento de las exportaciones peruanas, constituyéndose como el sostén  del crecimiento macroeconómico del país.

Pero entonces, ¿porqué tanto cuestionamiento y rechazo de la actividad minera, si este sector nos trae crecimiento económico?, ¿porqué tanto descontento de las comunidades campesinas, nativas y poblaciones rurales afectadas por las empresas mineras?, ¿es tan difícil compatibilizar la actividad minera, con la sostenibilidad ambiental y la demanda social?

Mitos de la minería peruana

Los mitos que la clase política y empresarial van difundiendo a través de la monserga neoliberal y el celestinaje mediático, afirman que: “el Perú es país minero desde la antigüedad”, “la minería es motor del desarrollo”, “la minería moderna no contamina y se puede hacer sin riesgos ambientales”, “la minería escucha a la gente”, “son perros del hortelano que no quieren que se aprovechen sus recursos ociosos”, “hay una solución técnica para cada problema ambiental”, “solo los grandes inversionistas mineros salvaran al Perú” entre otros mitos más; pretendiendo reducir de manera simplista a una confrontación de “antimineros” versus “desarrollo”.

El discurso de que el crecimiento económico chorrea y por lo tanto reduce la pobreza, no se cumple en las comunidades rurales afectadas por las mineras. Es así que las regiones de Huancavelica, Cajamarca, Apurimac, con grandes corporaciones y empresas mineras son las regiones más pobres del país, con rangos entre 68 y 55 por ciento de pobreza rural.

Aún con la minería en sus jurisdicciones, las comunidades no salen de la pobreza, siguen siendo excluidos como ciudadanos, con grandes brechas de desigualdad; no sienten que haya una redistribución de la riqueza minera, y más aún sus recursos naturales son explotados o usurpados generando grandes riesgos e impactos socioambientales dejando desolación y más pobreza.

Asimismo la falta de diálogo, consenso y consulta a las comunidades, condiciones necesarias para la licencia social, provoca una mayor conflictividad social penetrando en una peligrosa espiral de represión y criminalización de las resistencias  y el desplazamiento de las poblaciones en desmedro de sus derechos al territorio y cultura.

La Defensoría del Pueblo registró 135 conflictos socioambientales en el mes de mayo del presente, siendo la minería la más involucrada.

Minería legal o formal

Es innegable que la minería formal es una de las actividades extractivas más importantes del país, pero no se puede ocultar la existencia de empresas mineras que estarían prohibidas en otras partes del mundo o con muchísimas restricciones.

Siendo la minería a tajo abierto, el símbolo del extractivismo depredatorio y el más contaminante por el uso de sustancias nocivas como cianuro, mercurio, dinamita, etc.que  contaminan aire, suelos y aguas (humedales, ríos, lagos, cabecera de cuencas) cuyos pasivos son altamente dañinos al ambiente y la salud humana.

Recordemos algunos casos emblemáticos  que la memoria colectiva de nuestro país no puede olvidar:

La Oroya (Junín), considerada una de las ciudades más contaminadas del mundo; es un ejemplo dramático de los impactos mineros en la salud de sus pobladores, quienes sobreviven con altos niveles de plomo, cadmio, arsénico en la sangre que les llega vía aire, agua y los polvos que absorben a diario.

El lago Chinchaycocha (Junín), el segundo más grande después del Titicaca famoso por sus ranas gigantes, el pájaro zambullidor, la gallareta entre otras aves; alevosamente envenenado por los relaves mineros de las empresas Doe Rum, El Brocal, Volcán, etc. habiendo sido extinguido por la acción demencial del homo pecunia.

Minería ilegal

Se han tipificado diferentes minerías: pequeña minería, minería artesanal, minería informal y minería ilegal, resultando en la práctica divisiones artificiales porque los estragos que causan en el medio ambiente, una más que otra son altamente dañinas e insostenibles. Resultando ser un problema complejo, con distintos actores e impactos socioambientales que involucra a miles de familias.

La minería ilegal considerada una actividad delictiva, viene generando condiciones severas de  contaminación y depredación ambiental, arrasando y envenenando ríos, lagos bosques, flora, fauna, tierra, sin compasión.

Se desarrolla en veintiún regiones del país, siendo la más impactante y grave la región de Madre de Dios, donde se calcula la depredación de más de 50 mil has. de bosques y áreas naturales protegidas, mostrando imágenes dantescas y paisajes extinguidos que nos hacen remecer de impotencia.

Esta minería se rige por la anomia, no existe ley ni orden ni derechos, se basa en la autoexplotación laboral (empresas familiares o unipersonales) o en la sobreexplotación (obreros mineros). Con un tejido social delictivo y de alto riesgo: trata de personas, prostitución de menores de edad, explotación laboral, violencia, trabajo infantil, lavado de dinero etc.

Al no existir la presencia del Estado y por consiguiente la visible ausencia institucional, se viene reproduciendo una dinámica fluida de conexión entre la formalidad y la informalidad: empresas formales suministrando insumos a la minería ilegal (explosivos, mercurio, gasolina); empresas legales vendiendo maquinaria a los mineros ilegales (“caterpilar”, draga, “volvo”); compañías formales comprando el mineral ilegal (oro); concesionarios formales alquilando sus concesiones a los ilegales, sin que el Estado ponga coto a este círculo vicioso de relación entre  lo legal, lo ilegal y la corrupción manteniéndose el problema latente.

Se han tomado algunas medidas para formalizar la minería informal y erradicar la minería ilegal, siendo en la práctica solamente paliativos aislados y focalizados de un gobierno debilitado para controlar, fiscalizar y sancionar.

Se requiere  un plan maestro que logre articular una efectiva acción multisectorial del Estado, con políticas eficaces y coherentes y una visión integral del problema atacando las condiciones que lo hacen posible, el desempleo, la informalidad, la pobreza entre otros, generando alternativas económicas para las miles de familias involucradas.

En conclusión, la minería en el Perú es cuestionada porque provoca contaminación ambiental y destrucción ecológica; por la exigua redistribución de sus ganancias en su entorno social; la escasa responsabilidad social en la práctica; la falta de una adecuada tecnología de punta y las injusticias sociales que genera, anteponiendo sus intereses económicos a un justo y ético compromiso social y ambiental.

Ante este escenario se presenta dos alternativas, un creciente autoritarismo y represión por imponer el capitalismo extractivista, o un sistema democrático donde se pueda conjugar equilibradamente la justicia ambiental y social con la empresa responsable.

El gobierno de Ollanta Humala ya optó por la primera alternativa.

Referencias

- Maquet, Paul 2013: Mitos y Realidades de la Minería en el Perú. Programa Democracia y Transformación Global (PDTG). Lima, Perú.

- Mochizuki, Lourdes 2014: Extracciones en la Mira. Punto Edu. PUCP. Año 10, N° 308 del 5 al 11 de mayo. Lima, Perú.

- Ríos, Edvan 2013: Un Lago Asesinado. En semanario Hildebrand en sus Trece. Año 5, N° 201 del 9 de mayo, Lima.

- Glave, Manuel; Kuramoto, Juana: La Minería Peruana: lo que sabemos y lo que aún nos falta por saber. En www.grade.org.pe/download/pubs/invpolitdes

- Sabogal, Ana 2014: El Ambiente y las medidas para reactivar la economía. En Punto Edu. PUCP. Año 10, N° 316 del 30 de junio al 6 de julio. Lima, Perú.

Otros artículos de Payo Pauch publicados en Servindi:

Imagen: El poder de la mente

Por Payo Pauch

1 de junio, 2014.- Una de las motivaciones para escribir el presente artículo se dio en el aeropuerto de Bogotá (Colombia), en un viaje de regreso a Lima. Mientras me encontraba en una de las salas de espera donde aproximadamente había cincuenta personas, la mitad tenía fija la mirada en el celular o laptop/tablet Seguir leyendo…

Por Payo Pauch

22 de marzo, 2014.- A propósito del Día Mundial del Agua este 22 de Marzo, es importante recalcar que el agua es sinónimo de vida, un recurso esencial para la supervivencia de los seres vivos siendo el pasado, presente y futuro de la humanidad, de las plantas y los animales, así como el motor del desarrollo y el medio ambiente. Seguir leyendo…

Por Payo Pauch

16 de marzo, 2014.- En los últimos tiempos mucho de los alimentos andinos y amazónicos han adquirido reconocimiento a nivel mundial, brillando con luz propia, como la quinua, kiwicha, maca, sacha inchi, camu camu etc. Cuya importancia nutritiva y medicinal son más valorados y conocidos en el exterior que en nuestro propio país. Seguir leyendo…

Por Payo Pauch

31 de enero, 2014.- Lima, capital del Perú, llamada “Ciudad de los Reyes” o también “Lima la Horrible”, es la principal ciudad desértica del Pacífico. Con aproximadamente 10 millones de habitantes, de los cuales el 70 por ciento son migrantes de la sierra, costa y selva del país que desde la década del 40 lograron asentarse y ocuparla, conformando una sociedad de todas las sangres. Posee una larga historia de grandeza y pujanza como de pobreza y centralismo compulsivo. Seguir leyendo…

Servindi, 5 de diciembre, 2013.- Los conocimientos y saberes ancestrales de las comunidades andinas deben ser revalorados y potencializados para que junto con los saberes contemporáneos conformen la base de una estrategia que haga frente al cambio climático, destacó la especialista Payo Pauch. Seguir leyendo…

Por Payo Pauch

25 de octubre, 2013.- En puertas de una nueva “Agenda de Desarrollo” de las Naciones Unidas (2015) que evalúe y sustituya los “Objetivos de Desarrollo del Milenio”(2000), lamentablemente no se ha podido alcanzar la meta deseada de uno de los objetivos de vital importancia, el garantizar la sostenibilidad ambiental del planeta tierra. Tema sobre el cual haremos algunas reflexiones a nivel global y nacional. Seguir leyendo…

Por Payo Pauch

13 de junio, 2013.- El lenguaje inclusivo está en boga por los gobiernos, organismos internacionales, organizaciones empresariales, ONG etc. Es el caballito de batalla del discurso político y gubernamental del actual gobierno peruano, para atenuar las brechas de desigualdad.Seguir leyendo…

Por Payo Pauch

14 de abril, 2013.- En las sociedades capitalistas-consumistas, los medios de comunicación masiva (prensa, radio, TV, e Internet) se han convertido en un sector estratégico de influencia y poder en los diferentes ámbitos de la vida económica, política, y sociocultural de un país. Seguir leyendo…

Por Payo Pauch

3 de diciembre, 2012.- La cuenca amazónica cubre una superficie de 6,2 millones de km.2, abarcando ocho países amazónicos: Brasil, Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Surinam, Guyana, más el territorio de la Guayana Francesa. Alberga el bosque tropical más grande del planeta, con aproximadamente el 20% de la reserva de agua dulce de la tierra, y el 28% del oxígeno proveniente de la amazonía; siendo considerado el principal sistema hidrográfico del mundo. Seguir leyendo…

Por Payo Pauch

30 de 0ctubre, 2012.- El Perú es un país privilegiado por la naturaleza, posee 84 zonas de vida de las 104 zonas a nivel mundial, 11 ecorregiones, una rica y variada flora y fauna, 28 climas de los 35 identificados en el planeta, 1.700 glaciares tropicales que son el 70 por ciento de los glaciares tropicales del mundo, con más de 12 mil lagos y mil ríos, con extensos y ubérrimos bosques amazónicos Seguir leyendo…

Servindi, 28 de mayo, 2012.- Mediante una carta abierta la ciudadana Payo Pauch criticó la prédica conservadora, el autoritarismo e intolerancia del cardenal Juan Luis Cipriani, cuya “visión maniquea de fuerzas del bien y del mal, viene perturbando la conciencia religiosa de muchos feligreses”. Seguir leyendo…

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario