Servicios en comunicación Intercultural

Rechazo a construcción de oleoducto Keystone XL se manifiesta en todo el mundo

Estudiantes arrestados por atarse a la Casa Blanca en rechazo a oleoducto Keystone XL / Foto AP

Servindi, 4 de marzo, 2014.- La construcción del Oleoducto Keystone XL que recorrería Estados Unidos desde Canadá al Golfo de México, transportando crudo altamente contaminante, es motivo de resistencia no solo en el país de Barack Obama sino en todo el mundo. Muestra de ello es la acogida que viene teniendo la campaña de recolección de firmas del portal Avaaz, a la que nos podemos unir todos y todas.

Y no podría ser de otra forma, el proyecto involucra en su fase de extracción de las arenas bituminosas de Alberta, en Canadá, la emisión de altos niveles de carbono a diferencia de aquellos procesos que tienen su origen en otras superficies.

A esto se suma el peligro de derrames, algo que se da por hecho que ocurrirá a raíz de lo que ha venido sucediendo en los últimos años.

Según dio cuenta IPS en un reciente informe, en marzo de 2013, se derramaron entre 5.000 y 7.000 barriles de crudo pesado canadiense producto de una fuga en el oleoducto Pegasus de ExxonMobil en Mayflower, Arkansas, causando un desastre ambiental.

John Kerry, secretario de Estado de EE.UU. y máximo responsable de relaciones internacionales, ha abierto una ronda final de comentarios para la online casino consulta pública.

Esto luego de que se hiciera público, el pasado 31 de enero, el informe del Departamento de Estado sobre el impacto ambiental del oleoducto, y sobre el cual concluye que este no elevaría de forma significativa las emisiones de carbono.

Algo que inmediatamente se supo tras conocerse el informe es la corrupción que se habría tejido en torno a su contenido, elaborado finalmente por exempleados de TransCanada, la empresa constructora del oleoducto.

Irregularidades de este tipo pero en gran parte el daño ambiental que ocasionaría el crudo en su paso por Estados Unidos hasta el Golfo de Mñexico para su refinación, han motivado audaces manifestaciones de la ciudadanía en los últimos años.

El domingo 2 de febrero más de 350 manifestantes, en su gran mayoría jóvenes de distintas universidades de EE.UU., fueron detenidos en los exteriores de la Casa Blanca por protestar en contra de la inminente aprobación del oleoducto.

Ellos exigían "justicia climática ya" y portaban pancartas con lemas como "no manchen la tierra", en un esfuerzo por persuadir al presidente Barack Obama de rechazar Keystone XL.

A la fecha la comunidad de activistas Avaaz viene recolectando cerca de 700 mil firmas. Según explican en su sitio web, la decisión que vaya a tomar el gobierno de EE.UU. es la prueba de fuego que demostrará su liderazgo en la lucha contra el cambio climático.

Para unirte a la campaña puedes dar clic en el siguiente enlace:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario