Servicios en comunicación Intercultural

Los aspectos a mejorar en el Ministerio del Ambiente

Hasta antes de asumir como ministra, Elsa Galarza trabajó en el Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico.

El fortalecimiento de organismos como el Senace para evitar conflictos y el OEFA para sancionar a infractores, será uno de los principales objetivos de la futura ministra, Elsa Galarza. No obstante, solucionar la crisis con los trabajadores de Doe Run será el primer gran reto de su gestión.

Por José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 11 de agosto, 2016.- Como parte de la renovación ministerial que se está dando en estos días, el Ministerio del Ambiente también ha cambiado su dirección. Y es que de tener al abogado ambiental Manuel Pulgar Vidal, ha pasado a está comandado por la economista Elsa Galarza, quien tiene como mayor experiencia pública haber sido viceministra de pesquería.

Uno de los primeros retos que encontrará Galarza en su cartera será el conflicto en La Oroya, donde la liquidación de la metalúrgica Doe Run vence el próximo 27 de agosto y los dos mil trabajadores de la empresa corren el peligro de quedar sin empleo. La actual ministra no desconoce el tema, debido a que durante la gestión de Pulgar Vidal formó parte de diversos comités consultivos en el sector.

De hecho, a propósito de Galarza, Pulgar Vidal afirmó en su última declaración como Ministro del Ambiente, que el premier Fernando Zavala se ha comprometido a no cambiar los estándares ambientales para casos como el de La Oroya.

¿Pero cuáles deben ser los objetivos de este sector?

Uno de ellos, sin duda alguna, deberá ser la consolidación de organismos como el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace). Y es que esta fue una de las grandes apuestas del Ambiente al inicio de la gestión de Humala pero desde su creación en 2012, recién ha podido evaluar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en julio del 2016.

La importancia de organismos como este, radica en la posibilidad de evitar conflictos sociales y ambientales generados en torno de las dudas sobre los EIA de los proyectos extractivos. Casos como el de Conga y Tía María que marcaron la gestión de Ollanta Humala son un claro ejemplo de esta situación.

Por último, junto al Senace, hace falta fortalecer al OEFA, órgano encargado de sancionar a las compañías que cometan infracciones ambientales. Y es que existe una larga lista de empresas mineras y petroleras sancionadas que no han pagado sus multas. Las impugnaciones y la falta de respeto a las decisiones de OEFA han marcado su trayectoria y son un tema pendiente en la agenda del Ministerio del Ambiente. 

Hasta antes de asumir como ministra, Elsa Galarza trabajó en el Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico.
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario