Servicios en comunicación Intercultural

Guatemala: Rechazan certificación de la palma africana como producto amigable

Foto: Cortesía en Prensa Comunitaria

Las comunidades de la Franja Transversal del Norte (FTN) de Guatemala rechazan la certificación de la siembra de la palma aceitera, como producto amigable medioambiental; debido a que afectaría los sistemas de vida, la cultura y el tejido social.

Por Elías Oxom y Rony Morales*

Prensa Comunitaria, 4 de julio, 2019.- Ixcan Quiché. Mediante un pronunciamiento de los miembros de las comunidades de Chiséc, Fray Bartolomé de las Casas, Raxruhá, Alta Verapaz; Ixcán, Quiché; y Sayaxché, Petén en la Franja Transversal del Norte (FTN), dieron a conocer su rechazo a la implementación de una consultoría para la certificación de la siembra de la palma de aceite, como producto amigable con el medio ambiente, que la empresa Palmas del Ixcán busca ante las exigencias del mercado europeo.

Biolatina es una multinacional que certifica productos que provienen del  medio ambiente y será la encargada de realizar la consultoría para determinar si las empresas de palma en la FTN, cumplen con la norma y los reglamentos para la producción y el manejo orgánico para las exportaciones a la Unión Europea o los reglamentos para la producción ecológica de los EEUU, y a nivel nacional cumplir con los respectivos reglamentos de agricultura ecológica.

El contenido de la consultaría de certificación estará en español y esto es motivo de preocupación para los comunitarios. Asimismo, no toma en consideración las formas y procedimientos propios de los nueve pueblos indígenas que viven en la FTN.

La mayoría de la población que vive dentro del área de la empresa es indígena, no habla castellano y vive en condiciones de pobreza y pobreza extrema, y la presencia del Estado es mínima.

Además, les preocupa que el mecanismo de información para la consulta pública sea mediante la página web, siendo este un medio inapropiado e inaccesible para las comunidades que viven en la FTN.

Foto: Cortesía en Prensa Comunitaria

De acuerdo con comunitarios de la áreas afectadas, los perfiles de los consultores propuestos para las certificaciones no cuentan con experiencia acreditable en en el tema socio ambiental, que garantice el respeto de las formas y procedimientos propios de los pueblos indígenas.

Para las comunidades afectadas por la siembra de palma de aceite en la Franja Tranversal “la mesa redonda de aceite de palma sostenible -RSPO- “es sinónimo de problemas, porque desde el 2007 la palma ha venido afectar su identidad, los sistemas de vida, cultura y tejido social”.

Los habitantes de las comunidades recuerdan como la empresa ha desviado los ríos y construido quineles para los desechos de las plantas procesadoras.

El cultivo de palma utiliza de forma permanente agua, de esa cuenta se desvían los afluentes del río el Jute, el Limón y Chiviscal, lo que ocasiona quedarse sin agua y en el invierno sufren inundaciones. Los hechos han sido denunciados al Ministerio Público (MP) y este no ha dado respuesta.

El caso de la comunidad el Arroyo Santa María en Sayaxché, Petén, es un ejemplo, donde en febrero de 2013 la contaminación de los ríos por el uso de agrotóxicos y químicos utilizados en el cultivo y procesamiento de la palma generó daños y provocó la muerte de muchas de las especies de peces que viven en el afluente.

Por otro lado, el 3 de diciembre de 2013, los representantes de la microrregión cinco del Ixcán dieron a conocer por medio de una carta a los representantes de la empresa Odilcer Carmona que en la comunidad San Jorge, en la época de verano, los terrenos y las casas se llenaban de mosquitos y su picadura ocacionó muchos casos de fiebre tifoidea.

Los animales domésticos también fueron afectados por los mosquitos y esto no permitió su desarrollo. A ello, se agrega la falta de agua por el desvió de los ríos.

En el río el Jute, municipio de Chisec, Alta Verapaz, en marzo 2014, hubo una acelerada pérdida de las fuentes de abastecimiento de agua para consumo humano y graves daños al patrimonio natural, el caso paradigmático fue el caso de las Cuevas de Candelaria, en Raxruhá.

Los comunitarios dicen no estar de acuerdo con el contrato de la consultoría que certificaría la siembra de palma africana, ya que también existen antecedentes de criminalizacion y órdenes de captura, en contra de pobladores. Solo en el municipio de  Chisec  se registran 28 órdenes de captura.

Los representantes de las comunidades afectadas recordaron, que en  julio de 2014 el presidente Otto Pérez Molina firmó un pacto de gobernabilidad entre trabajadores afectados laboralmente por los empresarios palmeros en Sayaxché, el Sistema Nacional de Diálogo y las empresas Nacional Agro Industrial S.A. (NAISA); Reforestadora de Palmas de Petén, S.A. (REPSA); TIKINDUSTRIAS, S.A.; y, Palmas del Ixcán Limitada (PALIXCÁN).

En dicho acuerdo Pérez Molina se comprometía a mejorar las demandas laborales y garantizar la paz social[1].

La problemática de las plantaciones palmeras no es nueva, comenzó a darse desde principios del siglo XXI. Por sus condiciones geográficas y climáticas “casi todo el territorio del norte de Guatemala es apto para el cultivo de palma africana”[2].

A estas condiciones, se agrega un contexto comercial favorable a nivel internacional y la presencia de actores económicos nacionales con interés en estas plantaciones, que hacen que río Dulce, El Estor y el Valle del Polochic sean centro de atención desde hace varios años. Mientras el impacto de las malas prácticas de tenencia y el uso de la tierra son visibles, las proyecciones expansivas de las empresas palmeras parecen no llegar a su fin.

“Las comunidades seguirán resistiendo ante este monocultivo, la contaminación de las fuentes de agua, las empresas han utilizado estrategias de despojo de  tierras ancestrales, las cuales hemos protegido, porque nuestra madre tierra es fuente de vida, de alimento y no es solo tierra, es parte de nuestra vida, de nuestra cultura y nuestra raíz como pueblos, la tierra, el agua y la defensa de la madre tierra son parte de la  cosmovisión de las comunidades”, concluyen los comunitarios en Ixcán.

Fuente: Consejos Comunitarios de Desarrollo (COCODEs) y Autoridades Ancestrales de Guatemala, en Prensa Comunitaria

[1] http://www.deguate.com/artman/publish/noticias-guatemala/firman-pacto-de...

[2] https://comunitariapress.wordpress.com/2016/06/01/residuos-de-palma-afri...

---
*Elías Oxom y Rony Morales escriben para Prensa Comunitaria Guatemala 2019, un espacio de construcción colectiva.

----
Fuente: publicado el 2 de julio de 2019 por http://www.prensacomunitaria.org/comunidades-rechazan-la-certificacion-d...?

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario