París vive el tercer día consecutivo de restricción del tráfico por polución