Servicios en comunicación Intercultural

Luces y sombras en el plan de gobierno de Castillo

Extensión de la consulta previa al subsuelo, estatización del sector energético y extractivo, incremento del presupuesto para la educación en 10% del PBI y ni una sola línea sobre la pandemia del coronavirus, son los altibajos del plan de gobierno de Perú Libre que fuera escrito a inicios del 2020 y que, de momento, no contiene ninguna actualización.

Por José Díaz

Servindi, 12 de abril, 2021.- Una vez confirmada la participación del profesor rural, dirigente sindical y rondero campesino Pedro Castillo en la segunda vuelta de la campaña presidencial de Perú, muchos de los analistas y votantes que lo soslayaron en la primera vuelta han volcado sus miradas sobre su plan de gobierno.

A continuación, comentaremos algunas de las principales propuestas del documento de campaña que fue presentado al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) con la imagen de Vladimir Cerrón, jefe del partido Perú Libre, en la portada.

Consulta previa vinculante

En materia de derechos de la población indígena y campesina, Pedro Castillo ofrece una serie de derechos entre lo que se destaca la modificación de la consulta previa para hacerla vinculante e implicar al subsuelo. El documento de Perú Libre señala lo siguiente:

Debemos reponerle al pueblo comunal campesino y nativo el derecho de propiedad a su suelo, su subsuelo y el derecho a la autodeterminación. Los resultados de la consulta previa a las comunidades, antes de vulnerar su hábitat, deben tener la categoría vinculante, es decir, de obligatorio cumplimiento por parte del Estado, la empresa privada y la propia comunidad, para garantizar la paz social”.

Técnicamente, la propuesta de Pedro Castillo sintoniza en gran parte con los compromisos ya asumidos por el Estado peruano a través de la firma del Convenio 169° de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), solo que extiende la especificidad del subsuelo, sobre el cual hasta ahora tiene soberanía el Estado peruano.

Sin dudas, este empoderamiento del sector indígena y campesino explica en gran medida su triunfo electoral en los sectores rurales del país.

Nacionalizaciones a la vista

Entre las medidas que más temor genera en algunos sectores económicos y liberales del país, se encuentran la nacionalización de algunas industrias y la estatización de otros sectores. Perú Libre propone cambiar radicalmente el modelo económico que aplica el Estado peruano de un paradigma privatizador por uno estatizador. Para ello, su plan propone lo siguiente:

…el Estado peruano debe proceder a la nacionalización del yacimiento en cuestión de los sectores mineros, gasíferos, petroleros, hidroenergéticos, comunicaciones, entre otros. En algunos casos solamente debe recurrirse a la nacionalización y no la estatización, indemnizando al privado lo invertido”.

Pedro Castillo propone cambiar la administración de las industrias energéticas, convirtiendo al Estado peruano en el principal empresario en la mayoría de estos sectores. No tiene un plan claro respecto a la transición energética, que sí se veía en otros candidatos de izquierda, sino que apunta al control de los medios de producción y la redistribución de las utilidades.

Asimismo, convendría que aclarara los alcances de la nacionalización de las comunicaciones, lo cual puede ser interpretado como una vulneración a la libertad de información y expresión.

>

Cambios en educación

Uno de los sectores en donde uno esperaría propuestas más elaboradas es la educación, dado que Pedro Castillo mismo es un profesor y dirigente del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación (SUTEP).

En este ámbito, Perú Libre ofrece una propuesta muy audaz, aunque sin desarrollar precisamente su ejecución: incrementar el presupuesto destinado al sector de un 3.5% actual a un 10% del Producto Bruto Interno (PBI).

Tras una declaratoria de emergencia del sector educación la asignación presupuestal debe incrementarse de manera valiente e histórica mínimamente al 10% del PBI (...) Este incremento garantizaría mejor infraestructura, equipamiento, aumento de sueldo para maestros y administrativos, activos y pensionistas del sector educación. Estos esfuerzos incluyen a la educación en todos sus niveles inicial, primaria, secundaria, superior no universitaria y universitaria”.

El plan de gobierno no detalla qué sectores dejarían de percibir el 7.5% que añadiría al sector educación. De la breve elaboración que realiza el documento de Perú Libre sobre esta propuesta, se desprende que la mayor parte del dinero se destinaría a mejorar salariales y el desarrollo de un plan de lucha contra el analfabetismo.

No hay pronunciamiento sobre entidades como la SUNEDU y la acreditación universitaria en general, así como tampoco se elaboran propuestas que vinculen al sector educación con el desarrollo de ciencias y tecnologías.

Nada de la pandemia

A manera de conclusión, se debe mencionar que el tema más clamorosamente ausente en el plan de gobierno de Perú Libre es la pandemia de la COVID-19, conocida como coronavirus.

Dado que el documento tiene como fecha de edición enero-febrero del 2020, sus propuestas no toman en consideración la realidad peruana impactada por la pandemia.

Es cuestionable que el candidato o su partido no hayan actualizado el documento en el trascurso del último año y esto se convierte en una de las mayores sombras de las propuestas de Pedro Castillo. ¿Cómo planea afrontar el contexto pandémico que heredaría de ganar las elecciones? Al no ofrecer ninguna línea sobre la vacunación y la mejora de la atención primaria para este mal, la incertidumbre es grande en este ámbito.

 

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

PC lápiz lo que tiene que hacer es precisión de su propuesta. Lo que más les duele a la derecha es su plan central, como también fue de Verónica Mendoza,: el refendum de nueva Constitución, y como sabe la derecha que la actual constitución es tan dañina para el Perú, pero buenaza para su bolsillo resalta el cuco que ya no se puede hacer.

Añadir nuevo comentario