Servicios en comunicación Intercultural

Hallan muertos a indígenas cerca de áreas protegidas por el Estado

Epa (shuri) y dos miembros de su familia fueron hallados muertos en las proximidades de la reserva indígena Mascho Piro y el Parque Nacional Alto Purús.

Servindi, 27 de noviembre, 2020.- La Organización Regional Aidesep de Ucayali (ORAU), pidió al Ministerio de Cultura (Mincul) investigar la muerte tres indígenas registrada cerca de dos áreas protegidas por el Estado.

Se trata de Epa y dos miembros de su familia, integrantes del pueblo indígena de habla Pano, quienes fueron hallados muertos en las proximidades de la reserva indígena Mashco Piro y el Parque Nacional Alto Purús.

La organización sospecha que la muerte de los indígenas está relacionada con la presencia en la zona de personas dedicadas a actividades ilegales, hecho que conocían las autoridades del Estado, según denuncian.

Muerte en Ucayali

La muerte de Epa (shuri), junto a su esposa Elena y su suegra María —además de la desaparición de otro miembro de su familia—, ha enlutado a los pueblos indígenas de Ucayali.

Aunque aún no se han esclarecido las circunstancias en que ocurrieron los hechos, la ORAU afirmó que los hechos se produjeron de forma violenta.

Según informan, Epa y su familia vivían en aislamiento hasta que fueron contactados por misioneros a principios de la década del 2000.

“Desde entonces vivieron en condiciones de extrema precariedad, afectados de manera recurrente por enfermedades externas y con su integridad en riesgo debido a las tensiones con poblaciones en aislamiento vecinas”, indicaron.

Asimismo, añadieron que “el Estado conocía muy bien la realidad, carencias y peligros que Epa y su familia enfrentaban cada día”.

En la zona, que debía ser doblemente protegida por el Estado al estar categorizada como reserva y parque nacional, se ha incrementado la presencia de personas dedicadas a actividades ilegales, indican.

 

Piden investigación

La organización indígena lamentó que, pese a los reiterados pedidos que hicieron para que se refuerce la protección en la zona, entidades del Estado como el Mincul y el Sernanp, no los haya escuchado.

Ahora, piden al Ministerio de Cultura iniciar una investigación sobre los hechos, “tomando en cuenta las presiones externas como la tala y el narcotráfico” sobre la reserva y el parque nacional.

De otro lado, informaron que, a partir de los trágicos sucesos, numerosas familias de Santa Rey y Balta, comunidades próximas al lugar de los hechos, se han refugiado en Puerto Esperanza, capital del distrito y provincia de Purús.

Por ello, pidieron al Mincul que les proporcione a estas familias hospedaje, víveres e implementos de aseo que requieren mientras dure su estadía en Puerto Esperanza.

Por último, se dirigieron al Sernanp y a la Presidencia del Consejo de Ministros, solicitando el fortalecimiento de la protección y la erradicación del narcotráfico en el Parque Nacional Alto Purús y la reserva indígena Mascho Piro.

 

Lea el pronunciamiento completo de la ORAU:

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Cuando en un estado se sienten inseguros sus ciudadanos soberanos, los gobernantes deben ser destituidos de manera inmediata...

Añadir nuevo comentario