Servicios en comunicación Intercultural

Línea eléctrica Moyobamba-Iquitos requiere consulta previa

Fuente: El Comercio. En http://elcomercio.pe/visor/1734269/893905-consorcio-isolux-gano-concesion-linea-moyobamba-iquitos-noticia (Consultado el 15 de agosto del 2016)

IDLADS, 16 de agosto, 2016.- En septiembre del 2015 mientras recorríamos el Datem del Marañon por la consulta previa de la Hidrovía Amazónica, pudimos notar el descontento de la Coordinadora Regional de los Pueblos Indígenas de San Lorenzo (CORPI SL) por la aprobación de un proyecto eléctrico llamado “Línea de Transmisión eléctrica Moyobamba-Iquitos” sin transitar por la consulta previa.

En Iquitos, la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO) también hizo saber su malestar, y al poco tiempo después presentó una acción de amparo para que se consulte la concesión del mencionado proyecto, el cual fue apoyado legalmente por el Instituto de Defensa Legal-IDL y Forum Solidaridad Perú, entre otros.

Así, una importante pregunta que nos aborda es ¿este proyecto y su estudio de impacto ambiental – EIA, que ha generado tanta preocupación en los pueblos indígenas amazónicos debió ser sometido a una consulta previa?

Para dar respuesta a la misma, tenemos que descubrir la esencia de este derecho colectivo, la cual implica la obligación del Estado de consultar de buena fe, toda medida administrativa o legislativa que impacte en la vida y cultura de los pueblos indígenas, y el derecho de estos, a dar su consentimiento libre e informado, así como llegar acuerdos consensuados.

Dicho ello, descubrimos que el proyecto “Línea de Transmisión Moyobamba - Iquitos”, consiste en la construcción de una línea de electrificación de 220 kilovoltios, el cual se puede apreciar en el vídeo de difusión de PROINVERSIÓN (https://www.youtube.com/watch?v=SZLo3QEG378), y que pareciera dar lugar solo a beneficios,

Sin embargo, de acuerdo a la opinión del experto Ing. José Serra Vega, la construcción del proyecto traería consigo la destrucción de más de un millón de toneladas de árboles que serían eliminados para abrir trochas y darle mantenimiento al proyecto.

Indica, además, que potencialmente podría facilitar la invasión de territorios indígenas de los pueblos Shawi, Kukama Kukamiria, Candoshi, Achuar, Urarina y Quechuas del Tigre por parte de colonos, dos razones de peso, entre otras, por la que consideramos que esta medida merece ser objeto de consulta previa.

El EIA de este proyecto elaborado por la concesionaria Isolux, ha sido objeto de duras críticas por las organizaciones indígenas antes mencionadas, siendo la principal, la falta de un capítulo referente a las comunidades indígenas que explique cómo estas se verían afectadas negativa o positivamente por el proyecto. Tampoco se dice nada sobre la pérdida de la biodiversidad que causará la construcción del proyecto, y menos se ha calculado su valor ecosistémico.

Ante tan preocupante panorama, en los diez primeros días del mes de agosto de 2016, ORPIO solicitó ante la Dirección General de Asuntos Ambientales Energéticos (DGAAE) su incorporación como terceros interesados al procedimiento administrativo donde se aprobará el EIA, habiéndose dejado constancia la necesidad de que se efectúe una consulta previa al mismo. Evidentemente no se podrá aprobar el EIA mientras no se resuelva esta petición de consulta.

Recordemos que mediante Oficio 055-2016-DP/AMASPPI-PPI, la Defensoría del Pueblo le señala al Ministerio de Energía y Minas (MINEM), las razones por las cuales debe ser consultado el proyecto en cuestión:

a) porque “afectará derechos colectivos de los pueblos indígenas (PPII): derecho a la tierra y territorio que incluye el impacto de la migración y la conservación de sus costumbres”,

b) porque “el MINEM reconoció en anteriores oportunidades la necesidad de realizar la consulta previa del proyecto como el caso de su propia Resolución Ministerial 350-2012 MEM/DM”, y

c) porque “el proyecto no beneficia directamente a los PPII dentro del área de influencia del proyecto”.

IDLADS está convencido que la electrificación rural y de las ciudades es una prioridad del gobierno central, así como de los regionales y locales, pero esto no justifica saltarse con indiferencia, el derecho de consulta previa de un proyecto de tal magnitud, que incluso ha sido motivo de denuncia ante la relatora de las Naciones Unidas para pueblos indígenas.

Ante ello, nos encontramos a la expectativa, que la DGAAE primero acepte la recomendación de la Defensoría del Pueblo de consultar el mencionado EIA, y segundo, reconocer como terceros interesados a las organizaciones indígenas afectadas por el proyecto, teniendo derecho a impugnar la aprobación del EIA, por omisión de consulta.

El Equipo IDLADS cree firmemente en que el desarrollo sostenible de la Amazonia Peruana implica mejorar su conectividad y hacer efectivo los servicios públicos, pero acompañados de procesos de consulta previa y participación ciudadana que permitan forjar un futuro consensuado, inclusivo y con elección a mejores alternativas.

Finalmente, los invitamos a leer el artículo-informe del Ing. Serra Vega denominado “La Solución para dar Energía a Iquitos no es la Construcción de la Línea De Transmisión Moyobamba-Iquitos”, en el que éste experto explica otras alternativas que pueden ser sujetas a debate, además de analizar los riesgos socio ambientales que puede traer consigo la construcción del mencionado proyecto eléctrico a los pueblos indígenas, el mismo que a nuestro criterio, evidencia la necesidad de consultar previamente su EIA.

----
Fuente: Instituto de Defensa Legal del Ambiente y el Desarrollo Sostenible (IDLADS PERÚ)
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

En aras del respeto de los pueblos, que posiblemente podrían ser afectados, conviene hacer la respectiva consulta, previa el EIA:

Añadir nuevo comentario