Servicios en comunicación Intercultural

La responsabilidad de Petroperú en los constantes derrames de petróleo

Foto: https://cdni.rt.com/

Por Juan Carlos Ruiz Molleda*

10 de enero, 2018.- Petroperú ha sostenido que es una empresa responsable y moderna que asume su responsabilidad con las comunidades nativas. Lo dijo el Presidente del Directorio de Petroperú, en la audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Santiago de Chile el año 2016, por derrames de petrolero. No obstante, el Informe Final en mayoría aprobado por la Comisión del Congreso que investigó la responsabilidad en los derrames, nos muestra otra realidad. Ella ha evidenciado que estamos ante una empresa irresponsable, que no cumple con sus obligaciones con las comunidades, y que encima el genera perdida al Estado.

Nos referimos al informe final en mayoría de la “Comisión Investigadora Multipartidaria para determinar las responsabilidades de los funcionarios y personas naturales e institucionales públicas y privadas que resulten responsables por los derrames de petróleo ocurrido en el oleoducto norperuano”, emitido en diciembre del año 2017. (Ver capítulos III “Principales hallazgos de la Comisión investigadora” y IV “Responsabilidades por los derrames ocurridos en el oleoducto entre los años 2008 y 2016”)   Informe de Congreso https://es.scribd.com/document/368346018/Principales-Hallazgos-de-La-Comision-Investigadora-sobre-los-derrames). A continuación los principales hallazgos.

1. Petroperú no ha dado mantenimiento al oleoducto norperuano

El Informe concluye que está acreditado el “Incumplimiento de los compromisos establecidos en el PAMA y Planes de Mantenimiento”. Los incumplimientos son los siguientes:

 “Inejecución de inspecciones internas de la tubería con raspatubos electrónicos para la medición de espesores entre los años 2008 y 2014 para los casos de los Tramos I y II y desde el año 1998 en el caso del Ramal Norte”;

“Dilación de la adecuación del Oleoducto al Reglamento de Transporte de Hidrocarburos por Ductos entre el 8 de noviembre de 2010 al 31 de diciembre de 2014”.

[No] “Disponer de un Estudio de Riesgos a partir del año 2013  y que a la fecha no se cuente con un instrumento que permita identificar zonas vulnerables y plantear estrategias de mitigación para evitar o disminuir el impacto de los fenómenos naturales”; 

“Inejecución al 100% de los Planes de Mantenimiento del Oleoducto, dentro de los plazos establecidos en los años 2012, 2013 y 2014”;

“Contratación de empresas con poca experiencia para la realización de tareas de apoyo en el mantenimiento del Oleoducto entre los años 2011 y 2016”. (pág. 107)

2. Si se hubiera dado mantenimiento del oleoducto norperuano se hubieran evitado derrames de petróleo

A esta conclusión arriba el informe. En efecto, precisa que “Al correlacionar la ubicación de los veinticuatro (24) derrames de petróleo producidos en el Tramo II del Oleoducto entre los años 2008 y 2016, con la ubicación de estas treinta y tres (33) anomalías por perdida de espesor, detectadas en el año 2015, encontramos que coinciden en el 42% de los casos, tal como se puede apreciar en el Gráfico II.1”. Añade el informe que “En otras palabras, 76% de las anomalías detectadas ocurrieron en las mismas zonas en que se produjeron el 46% de los derrames, lo cual sugiere que éstos se pudieron haber evitado si las inspecciones internas con el raspatubo electrónico se hubieran realizado de manera oportuna”. (Págs. 1-4) (Resaltado nuestro)

3. Los derrames han ocasionado graves daños a las comunidades nativas

Contra lo sostenido por Petroperú, el informe del Congreso sostiene en sus conclusiones que se ha  ocasionado graves impactos en los territorios de pueblos indígenas, y que no obstante, estos impactos negativos no han sido analizados y valorizados, careciéndose de información adecuada.

Según el informeLos derrames en el Oleoducto Norperuano han afectado gravemente el ambiente de la zona, la biodiversidad, los ecosistemas y los servicios ambientales que es un patrimonio del país, la salud y la organización social y productiva de las comunidades nativas que habitan en esos territorios”. Añade que “Los impactos al ecosistema, hábitats, biodiversidad, servicios ambientales, en especial aquellos que sirven como base piramidal ecológico a los sistemas productivos base de su soberanía y seguridad alimentaria de las familias de las comunidades nativas; asimismo, a los caudales ecológicos de los sistemas hidrológicos generados por los derrames de petróleo en el Oleoducto Nor Peruano, no han sido analizados y medidos; así como, valorizaciones económicas de los mismos”. (Pág. 126). Pero a pesar de estos graves impactos, existe una “Escasa y limitada información del impacto de los derrames de petróleo sobre la salud pública de las comunidades nativas ubicadas en las áreas de impacto directo e indirecto”. (Pág. 126)

4. Petroperú no exigía legalmente proveedores calificados al momento de contratar empresas para trabajar en la remediación de zonas afectadas

El informe concluye que “se ha comprobado la existencia de responsabilidad  de las personas que participaron en gestión y elaboración de los Reglamento de Adquisiciones y Contrataciones de Petroperú de 2008 y 2009, […] dado que los anexos N° 4 (descripción de los procesos de adquisición y contratación directa), no contemplan la obligación de recurrir a una base de proveedores calificados, situación que si estaba contemplada en el anexo N° 4 del Reglamento de Adquisiciones y Contrataciones de Petroperú de 2006, dejando abierta la posibilidad de seleccionar y contratar a proveedores sin experiencia alguna y capacidad financiera suficiente, como lo sucedido en las contrataciones a algunas empresas remediadoras y de mantenimiento entre los años 2013 al 2016”. (pág. 107) (Resaltados nuestros)

5. Petroperú contrató empresas sin suficiente experiencia, capacidad financiera y tiempo de actividad.

La consecuencia inmediata de estas normas que no exigían proveedores calificados es la siguiente:

“Existió demasiada discrecionalidad en los procedimientos de Contratación Directa que realizó Petroperú, la modalidad utilizada con mayor frecuencia en las labores de remediación, amparada en la flexibilidad de los Reglamentos de Contrataciones aprobados en los años 2008 y 2009”.

 “Proveedores con experiencia simulada beneficiados contratos millonarios”. 

“Funcionarios que autorizaban las contrataciones directas de Petroperú mantenían comunicación permanente con algunos contratistas antes de la celebración de estos actos jurídicos (caso del primer contrato de remediación de la empresa Benites Servicios Industriales EIRL)”. 

“Empresas sin experiencia facturaron millones de soles en  menos de un mes desde la fecha de su activación, mediante contrataciones directas para actividades de limpieza, remediación, reparación y recuperación en los derrames de petróleo”.

“Personas cercanas a las empresas sin experiencia con experticia en la reparación del ducto”.

“Petroperú no contemplaba regulación alguna de su Base de Datos de Proveedores Calificados, la misma que no se utilizó para las contrataciones en labores de remediación”.

“Al momento de elaborar los documentos sustentatorios para determinadas contrataciones, simulaban la experiencia requerida y aparentemente contratar con empresas favoritas”. (pág. 109 y 110)

6. Se ha encontrado indicios de delito de corrupción por favorecimiento de empresas ligadas a funcionarios de Petroperú

El informe final de la Comisión Investigadora precisa que estas irregularidades “podría haber ocurrido en las contrataciones que favorecieron con contratos millonarios a las empresas vinculadas a Carlos Eduardo Benites Guevara (acumulando un monto aproximado de S/ 55 millones hasta el año 2016)”. Estos son los hallazgos que encuentra el Informe:

“Cuando el señor Luis Suárez Carlo fue designado Gerente de Oleoducto en el año 2011, solicitó el traslado de los señores Julio Arriarán Tantaleán, Juan Oliva Cisneros, Javier Vargas De la Barrera, Lázaro Ubillus Cruz, Jaime Eyzaguirre Seminario y Félix Salas Ataupáucar, para que ocuparan puestos claves dentro de la Operación Oleoducto, debido a que era trabajadores de su confianza”. 

“Estos funcionarios tuvieron directamente a su cargo justificar (por el apremio para la reparación del ducto y remediación del daño generado), formalizar (bajo criterios de selección permisivos, estipulados en el Reglamento de Contrataciones de Petroperú) y materializar la contratación directa de las empresas vinculadas al señor Carlos Eduardo Benites Guevara: primero a Benites Servicios Industriales EIRL y luego a Servicios y Representaciones Generales Benites EIRL”.

“En ese sentido, en el año 2013, los señores Javier Vargas De la Barrera (Supervisor de Protección patrimonial) y Juan Oliva Cisneros (Jefe de unidad de Protección Patrimonial) habrían cumplido la función de justificar la contratación de la empresa Benites Servicios Industriales EIRL por un monto de S/ 139 834 10, mediante el Informe Técnico N° ADM4-039-2013, a pesar que ésta no contaba con experiencia previa realizando el trabajo requerido”.

“En enero y junio de 2014 el señor Julio Arriarán Tantalean (Jefe de la Unidad de Desarrollo Sostenible) habría cumplido el rol de aceptar las propuestas económicas de Benites Servicios Industriales EIRL y  aprobar  las órdenes de trabajo a terceros por S/ 92 977 68 (N° 4100000191) y por S/ 158 454 95 (N° 4100001039) para la remediación requeridos de los derrames de petróleo ocurridos en las progresivas km 570+200 y 547+475, respectivamente”.  

“En agosto de 2014, tomando como sustento la experiencia adquirida en los servicios antes señalados, los señores Lázaro Ubillus Cruz (Jefe Interino de la Unidad de Desarrollo Sostenible) y Félix Salas Atapaucar (Gerente Encargado de Oleoducto) habrían cumplido el rol de justificar la contratación de la empresa Benites Servicios Industriales EIRL para labores de remediación del derrame ocurrido en el km 41+833 del Tramo I del Oleoducto por S/ 4 250 838 80, mediante el Informe N° ADM4-547-2014/ADM4-DESO-024-2014”. 

“Debido a la sanción impuesta por la SUNAFIL a la empresa Benites Servicios Industriales EIRL por incumplimiento de la normativa laboral, un segundo contrato para continuar la remediación del derrame ocurrido en el km 41+833 del Tramo I del Oleoducto (valorizada en S/ 3 632 613 17) tuvo que ser celebrado con la otra empresa representada por el señor Carlos Eduardo Benites Guevara (Servicios y Representaciones Generales Benites EIRL, inactiva desde el año 2000) de modo tal que se evitó observaciones e inconvenientes en el proceso. En este caso los señores Félix Salas Atapaucar y Jaime Eyzaguirre Seminario, habrían cumplido el rol de justificar la mencionada contratación, mediante el Informe N° ADM4-681-2014/ADM4-DS-0442014. Vale la pena precisar que, la empresa Servicios y Representaciones Generales Benites EIRL, tampoco contaba con experiencia realizando trabajos de remediación ambiental”. (pág. 111-114)

7. Petroperú ha incurrido en grave negligencia al contratar seguros que no cubren derrames

El Informe advierte que “la mayoría de los derrames están en evaluación, algunos incluso desde el año 2014, en siete (07) activaciones se ha cerrado sin cobertura de indemnización y soló en un (01) derrame ha sido indemnizado, lo que nos hace concluir que Petroperú contrató pólizas de seguros integral entre los años 2007 al 2016 que resultaron onerosas y no cubren los gastos realizados por la petrolera en la limpieza, recuperación y remediación de los derrames de petróleo en el Oleoducto”. (Pág. 82) (Resaltado nuestro)

En palabras del Informe del Congreso “De acuerdo con el MOF de Petroperú, los funcionarios que desempeñaron el cargo de Gerente General entre los años 2007 y 2016 son responsables de contratar pólizas de Seguro Integral (Rímac Seguros y Reaseguros S.A.), que resultaron onerosas porque no cubrían los costos de remediación de los derrames, debido a que los slips técnicos proporcionados Petroperú no incluyeron las principales coberturas que requiere el Oleoducto, especialmente los casos causados por terceras personas”.  (Pág. 128-129) (Resaltado nuestro)

8. La falta de mantenimiento del oleoducto ha ocasionado graves pérdidas a Petroperú

La falta de mantenimiento al Oleoducto Norperuano no solo constituye una violación de sus obligaciones de Petroperú, sino que constituye en los hechos el peor negocio de esta empresa, pues ha ocasionado cuantiosas pérdidas a una empresa que es propiedad de todos los peruanos. Según el Informe del Congreso, “En total, las pérdidas económicas generadas llegarían a S/ 979,5 millones aproximadamente, aunque por una cuestión metodológica en el caso del valor económico del daño ambiental solo se incluye la estimación de los derrames ocurridos en el Tramo I y Ramal Norte, por lo cual es muy probable que la cifra real sea mucho mayor”. (Pág. 125) En la tabla que se presenta a continuación se puede apreciar el detalle:

Fuente: Elaboración Congreso

Todos estos gastos no se habrían realizado si es que Petroperú hubiera dado mantenimiento. Pero además, no solo pierde Petroperú sino el propio Estado peruano. Como precisa el informe en sus conclusiones, “El daño económico también alcanza a Petroperú y al Estado peruano, pues a consecuencia de la paralización de las actividades del Oleoducto ordenada por OSINERGMIN a partir del año 2016, Petroperú habría dejado de percibir la suma de S/ 274,5 millones por ingresos operacionales al mes de julio del presente año (cifra estimada en base a la tarifa de US$ 10 por barril, precio extremadamente superior a lo facturado por los oleoductos de Colombia y Ecuador)” (Pág. 124).

A manera de conclusión

Todo esto evidencia que detrás de la tesis del sabotaje de terceros sostenida por Petroperú cada vez que había un derrame, se escondía otra realidad desconocida por la prensa y la opinión pública, caracterizada por incumplimientos, negligencias y hasta la presunta comisión de delitos de corrupción, como consecuencia del favorecimiento de funcionarios públicos, al momento de contratar empresas para la remediación de las zonas impactadas por los derrames. Este informe nos muestras los sistemáticos incumplimientos de Petroperú de sus obligaciones para con el oleoducto norperuano, todo lo cual pone en evidencia la negligencia de esta empresa.

---
*Juan Carlos Ruiz Molleda es especialista del Instituto de Defensa Legal (IDL).

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Agradezco la reproducción textual y difusión de las partes más importantes del informe en mayoría de la Comisión Investigadora.
Hay que estar atentos mañana, ya que se tiene programado debatir en el Pleno del Congreso, el informe en minoría presentado por los Congresistas Melgarejo y Castro (Fuerza Popular). Es probable que, a diferencia del Informe en mayoría que es público, pretendan debatirlo y aprobarlo de manera reservada.

Gracias por devolverme un poco la fé y la esperanza de que se haga justicia en el Perú.

Exclente información. Sino se defiende el patrimonio peruano; hay personas que quieren rematar el territorio... ...por qué no llevan el caso a un Tribunal Internacional para que obligue a las empresas a limpiar las zonas contaminadas....

Añadir nuevo comentario