Servicios en comunicación Intercultural

Perú: ¡A falta de bomberos la lluvia apagó incendio forestal!

Incendio_forestal2.jpgLuego de tres meses en que un voraz fuego hizo leña de más de cien mil hectáreas de bosque el incendio que consumía la selva central se apagó, no por la acción de las autoridades sino por una torrencial lluvia. Sin embargo, persiste el temor de que las cenizas reaviven el incendio o de que irresponsables colonos invasores reinicien su práctica depredadora de quema de bosques para "ganar tierras" para la agricultura. 

He aquí el reporte del diario El Comercio.

Fuertes lluvias apagan el incendio que destruía bosques desde hacía tres meses

  • Siniestro destruyó cien mil hectáreas de bosque. Alcalde teme que troncos humeantes reaviven fuego

Una torrencial lluvia que se produjo desde la noche del martes hasta la madrugada del miércoles detuvo el incendio forestal en el valle del río Ene, distrito de Río Tambo, provincia de Satipo. El siniestro comenzó a mediados de julio y consumió 100.000 hectáreas de bosques y campos de cultivo.

Juan Coras, alcalde del centro poblado de Puerto Porvenir (pertenece a Río Tambo) manifestó que al amanecer del miércoles, las espesas columnas de humo desaparecieron gracias a la lluvia torrencial.

César Raúl Quispe Rojas, alcalde del distrito de San Martín de Pangoa, confirmó que el aguacero controló el fuego en las zonas de incendio, pero que algunos troncos encendidos podrían reactivar el fuego.

Al conocer la buena nueva, Quispe sostuvo una reunión con integrantes del Comité de Emergencia (COE) de Satipo, que integran representantes del Ministerio de Agricultura, Inrena, Foncodes. Este comité estimó que en el distrito de San Martín de Pangoa el siniestro destruyó unas 40.000 hectáreas de bosques de caoba, cedro, ishpingo y otras variedades forestales, así como campos de cultivo de cacao, café, ajonjolí. Otras 60.000 hectáreas de bosques del distrito de Río Tambo corrieron igual suerte.

Más datos

  • El fuego se inició en San Martín de Pangoa, debido a la quema de maleza por parte de unos agricultores. Luego se extendió al valle del río Ene.
  • El siniestro causó la muerte de un colono y dejó más de 1.800 personas afectadas.
  • Otro incendio forestal se inició ayer a las 11 a.m. en el cerro Pitucusi, cerca de Machu Picchu, en el Cusco. Fue sofocado una hora después.

Fuente: http://www.elcomercioperu.com.pe/EdicionImpresa/Html/2005-09-29/impNacio...
 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Es francamente increible que haya sido la naturaleza quien apague el incendio que desde hace meses venÃa destruyendo más de cien mil hectáreas de la selva central. Ningún congresista presentó moción alguna y ninguna autoridad asumió su responsabilidad. Un amigo bombero opinó que deberÃan por lo menos nombrar a la lluvia natural Jefe de Defensa Civil

Amigos: El fuego sigue vivo y aunque se ha reducido notablemente es aún una amenaza. Afortunadamente, (aunque un poco tarde) Defensa Civil ha iniciado reuniones para concertar un plan de acción y recuperación de áreas.

Una hermana indÃgena del RÃo Ene me comentó que los propios indÃgenas son los que mejores condiciones tienen para enfrentar los incendios forestales pero necesitan el apoyo de las autoridades para tener herramientas que les permita enfrentar los siniestros.

bueno esta selva es un buen lugar q iene el peru me gustaria q se publicaran por medio del internet las fotos en cuanto al turismo de este hermoso lugar de san martin de pangoa ya q tiene lugares turisticos muy bellos y no es tan conocido por q no se hablan de el bueno lo q pido es hacer un poco de propaganda de este lugar .....

es muy importante q la gente adeahi tome conciencia de los peligros q puede cuasar un incendio forestal, y encima de perdidas economicas, el alcalde debe dar ala poblacion orientacion debe culturizarlos y preparalos para un peligro asi, yo escribo de E,U yo soy residente aqui desde hace mas de 10 anos y me interesa mucho la produccion de satipo talvez vaya a invertir mi dinero ahi, pero tengo miedo de los peligros de ahi, de los incendios , los asaltos y secuestros y deben querer cultivar esas tierras y tener cuidado con lo q hacen

LA REDUCCION DEL RIEGO Y LA EDUCACION
Las primeras crónicas de desastres datan del siglo XVI y desde ese momento, la forma en que la población y las autoridades han actuado frente a las emergencias ha entrañado una combinación de improvisada generosidad OcurrÃa un desastre importante y sus efectos se iban olvidando con el paso de los años hasta que nuevamente la naturaleza mostraba su cara tenebrosa y la gente se veÃa obligada a sumergirse en la acción, como si las actividades meramente fÃsicas de desenterrar de entre los escombros a muertos y heridos, ayudar a los vecinos a reconstruir y plantar de nuevo los campos, fuese lo único por llevar a cabo. seria cuestión de tiempo hasta que la adversidad llamara a la puerta y hubiera que enfrentar un próximo desastre.
La realidad muestra que esta era la manera como se manejaban los desastres en las Américas hasta los primeros años de la década de los setenta. La mayor parte de las veces el socorro se prestó con mucha generosidad y solidaridad, pero adoptando medidas improvisadas y poco coordinadas, con lo que se presentaron problemas de competencia entre sectores y adicionalmente una respuesta internacional de ayuda que no era la más apropiada técnicamente o la mas sensible culturalmente. Esta respuesta o fase de socorro que incluÃa la rehabilitación y reconstrucción inmediata, cada vez se hizo mas frecuente y mas compleja debido al crecimiento de la población expuesta al riesgo y a la dependencia en aumento de la sociedad respecto a servicios indispensables como agua, electricidad, comunicaciones, carreteras y puertos.
Estas experiencias traumáticas mostraron a los paÃses la necesidad de organizarse con el fin de responder mejor a los diferentes problemas que generalmente acompañan a un desastre, es decir: rescatar a los sobrevivientes, atender a los heridos, apagar los incendios y controlar los escapes de sustancias peligrosas, brindar albergue, agua y alimentación a los damnificados, evacuar a las personas a lugares más seguros, establecer comunicaciones, resguardar la seguridad y el orden público, e identificar y disponer de los cadáveres, entre otros.

Actualmente, el mundo tiene a su disposición una gran cantidad de conocimiento e información en materia de reducción de desastres; la clave es compartirlos y utilizarlos de forma productiva mediante el incremento de la conciencia pública e iniciativas educativas, para que la gente tome decisiones bien fundadas y lleve a cabo acciones que garanticen su resiliencia frente a los desastres. Para reducir el riesgo y la vulnerabilidad ante los desastres, la gente necesita comprender cómo protegerse a sà misma, conocer sus propiedades y sus fuentes de sustento de la mejor forma posible. Hay que partir de la premisa de que “la Prevención somos TODOS†sin esperar que algún representante de algún organismo venga a decirnos, repetidas veces, como debemos proteger nuestras casas de un posible Fenómeno El Niño, inundación o Terremoto, sino más bien que la MOTIVACION, la Educación y el estÃmulo nos hagan descubrir que existe riesgo y que debo reducirlo. De abajo, hacia arriba, y transversalmente, debidamente asesorados, guiadas adecuadamente, informados y comunicados aportando ideas, creatividad y nuevos enfoques. La Participación ciudadana no será efectiva si no auditan de forma inteligente los componentes de MISION y VISION, VALORES, IDENTIDAD, cultura, comunicación externa e interna. Relaciones INTERINSTITUCIONALES, relaciones con la comunidad.

Para trabajar más intensamente en la reducción de la vulnerabilidad ante los Desastres nuestras instituciones deben ahora revisar la FUNCIONABILIDAD de estos componentes y gestar, un verdadero cambio cultural organizacional. Ahora, cada organismo del estado, cada empresa, cada ONG deberá preguntarse como (¿?), el término de PREVENCION, y estas nuevas actitudes nacerán desde la base, desde las personas, desde los sectores, desde el pueblo, desde la necesidad de NO ser sólo el “Porcentajeâ€, el “Segmento†el “damnificado†entre otras denominaciones por el estilo. Ahora viene algo nuevo ante las nuevas amenazas, un nuevo modo de ver la seguridad y hacerla realidad, entre todos.

Trabajar unidos, más allá de cualquier diferencia, será un homenaje a la vida, un respeto a la vida, ahora que nuestra humanidad toda está profundamente herida y que necesita ver alguna luz para aferrarse a la esperanza. Ojalá que podamos colaborar para el cambio, con todas las fuerzas de nuestro corazón, cada uno en su hogar, en su vecindad, distrito, provincia o región, cada uno en su lugar de trabajo.

La educación para la reducción del riesgo de los desastres es un proceso interactivo de aprendizaje mutuo entre el pueblo y las instituciones. Esta educación abarca mucho más que la educación formal en las escuelas y universidades, e incluye el reconocimiento y utilización de la sabidurÃa tradicional y el conocimiento local para protegerse de las amenazas naturales.
La educación se transmite a través de la experiencia, las disposiciones de aprendizaje ya establecidas, la tecnologÃa de la información, la capacitación de personal, los medios de comunicación electrónicos e impresos, y otros medios que faciliten compartir la información y el conocimiento con ciudadanos, profesionales, organizaciones y forjadores de polÃticas, entre toda una gama de sectores comunitarios.
La educación es un medio esencial dentro de las comunidades locales en todo el mundo para comunicar, motivar y permitir la participación, al igual que para instruir. La conciencia pública y el aprendizaje sobre los riesgos y amenazas deben iniciar en las etapas tempranas de la educación y continuar por generaciones. 2006.
Prof. Mg. Lincoln Alayo Bernal
Centro de Capacitación y Prevención para el Manejo de Emergencias y Medio Ambiente
S.O.S. Vidas Perú / Asesores y Consultores en Gestión de Riesgo Desde 1990

Somos una institución consultora y asesora privada de carácter técnico, cientÃfico y académico, reúne a profesionales de todas las áreas. Nuestra visión es forjar una cultura de prevención de emergencias en toda empresa y/o Institución; a través de la Gestión del Riesgo, El Desarrollo Sostenible, la Administración de Emergencias y la Educación.
[email protected]

NUEVO ENFOQUE PARA LA DEFENSA CIVIL
Prof. Lincoln Alayo Bernal

Algunos desastres y emergencias locales han permitido que subiese a la superficie una abrupta señal que nos espera una renovación del pensamiento. Este cambio, que antes de estas fechas ya evidenciaba su proceso (lento), involucra a las organizaciones que se relacionan con el cuidado de la vida, de un modo inexorable. Es necesario una refuncionalización y operatividad de las direcciones de atención de las Emergencias y de las Oficinas de Defensa Civil de los Comités Provinciales y Distritales. Es decir deberÃamos cambiar sus culturas ORGANIZACIONALES, pues hay una nueva visión incorporar nuevos actores tales como los Inspectores Técnicos de Seguridad en Defensa Civil, Jefes de las Oficinas de Defensa Civil; asà como de otros ámbitos. Se debe incorporar ineludiblemente a las comunidades, las personas, sus VOLUNTADES, sus ideas su creatividad y también sus esperanzas.

Los fenómenos Naturales, los Peligros Tecnológicos y hasta el Terrorismo, toda acción emanada de la naturaleza o del comportamiento humano, necesitan de una administración renovada que comprenda de forma más directa a la población. Existe a la fecha un repertorio actualizado de amenazas, que han salido de su estado larvario para presentarse en nuestra sociedad de un modo cruel y casi sádico. Y las comunidades deben ingresar a la gestión de estos peligros de origen antrópico, derribando antiguos organigramas, viejos esquemas de trabajo y administración. Hoy la población pide SEGURIDAD. La Seguridad es solo una percepción que surge de la PREVENCION y de la CAPACITACION.

Los Comités Provinciales y Distritales de Defensa Civil, deben incorporar representantes de las instituciones intermedias, de las ONGs, Universidades, Fundaciones, Centros de Investigación, Clubes de Madres, Juntas Vecinales, etc. y fundamentalmente de la Educación formal y de los medios de difusión asà como a los inspectores técnicos de seguridad en Defensa Civil.

La tarea que nos espera es la INTEGRACION; ya que no interesa tanto que existan niveles autodenominados “de Mandoâ€, que mucho han burocratizado a estas instituciones, hoy los niveles deben ser de decisión, de propulsión de energÃa, horizontales, de equipo, por proyectos o dichos de otros términos, sin esas jerarquÃas obstaculizantes del discernimiento lo que ha significado la eliminación de liderazgos operativos. Esos liderazgos que no deben ser más “ESTRELLATOS†ni concentraciones de poder. Hablamos de organizaciones más HUMANAS que nunca. Hablemos de un nuevo mundo, atento a las personas, a su respeto como individuo, más que a los objetos materiales.

Es una Democratización de la Defensa Civil en los Comités Provinciales y Distritales que permitirá incluir a todos los sectores de la sociedad, con un solo fin concenzuado. Y este consenso se logrará únicamente dinamizando a estos Comités, aperturando las Oficinas de Defensa Civil, integrando a los Inspectores Técnicos de Seguridad en Defensa Civil asà como capacitando a los Secretarios Técnicos de cada Comité.

Existen nuevos escenarios donde debemos inaugurar otras tácticas y estrategias para minimizar las consecuencias de los peligros naturales y tecnológicos, hay tantos planes, programas, proyectos, asà como capacitaciones que están esperando ser implementados, ante las nuevas condiciones de amenaza a la humanidad, toda acción preventiva debe estar alimentada por el compromiso de las autoridades y habitantes de cada provincia y distrito. Que la población sea quien este en esos planes junto a quienes deben orientarlo para optimizar la prevención.

Hay que partir de la premisa de que “la Prevención somos TODOS†sin esperar que algún representante de algún organismo venga a decirnos, repetidas veces, como debemos proteger nuestras casas de un posible Fenómeno El Niño, inundación o Terremoto, sino más bien que la MOTIVACION, la Educación y el estÃmulo nos hagan descubrir que existe riesgo y que debo reducirlo. De abajo, hacia arriba, y transversalmente, debidamente asesorados, guiadas adecuadamente, informados y comunicados aportando ideas, creatividad y nuevos enfoques. La Participación ciudadana no será efectiva si los Comités Provinciales y Distritales de Defensa Civil no auditan de forma inteligente los componentes de MISION y VISION, VALORES, IDENTIDAD, cultura, comunicación externa e interna. Relaciones INTERINSTITUCIONALES, relaciones con la comunidad, relaciones con los medios de prensa.

Para trabajar más intensamente en la reducción de la vulnerabilidad ante los Desastres nuestras instituciones deben ahora revisar la FUNCIONABILIDAD de estos componentes y gestar, un verdadero cambio cultural organizacional. Ahora, cada organismo del estado, cada empresa, cada ONGs deberá preguntarse como (¿?), el término de PREVENCION, y estas nuevas actitudes nacerán desde la base, desde las personas, desde los sectores, desde el pueblo, desde la necesidad de NO ser sólo el “Porcentajeâ€, el “Segmento†el “damnificado†entre otras denominaciones por el estilo. Ahora viene algo nuevo ante las nuevas amenazas, un nuevo modo de ver la Defensa Civil y hacerla realidad, entre todos.

Trabajar unidos, más allá de cualquier diferencia, será un homenaje a la vida, un respeto a la vida, ahora que nuestra humanidad toda está profundamente herida y que necesita ver alguna luz para aferrarse a la esperanza. Ojalá que podamos colaborar para el cambio, con todas las fuerzas de nuestro corazón, cada uno en su hogar, en su vecindad, distrito, provincia o región, cada uno en su lugar de trabajo, pero cada uno pensando en PLURAL, en un “NOSOTROSâ€, forjando dÃa a dÃa UNA CULTURA DE PREVENCIÓN
BibliografÃa : Edgar Alberto MartÃnez Londoño – G. Bratschi. Informe EIRD Número 4,2001.
Mg. Zonia Luz Reyes Flores [email protected]

Prof. Mg. Lincoln Alayo Bernal
Centro de Capacitación y Prevención para el Manejo de Emergencias y Medio Ambiente S.O.S. Vidas Perú / Asesores y Consultores en Gestión de Riesgo Desde 1990

Somos una institución consultora y asesora privada de carácter técnico, cientÃfico y académico, reúne a profesionales de todas las áreas. Nuestra visión es forjar una cultura de prevención de emergencias en toda empresa y/o Institución; a través de la Gestión del Riesgo, El Desarrollo Sostenible, la Administración de Emergencias y la Educación.

Prof. Mg. Lincoln Alayo Bernal. (43 años)
Licenciado en Educación, Especialidad Ciencias Sociales , MaestrÃa en Educación con Mención en Gestión Educativa, de la Universidad Cesar Vallejo de Trujillo Región La Libertad Trujillo – PERU Especialista en Defensa Civil , Especialista en Gestión de Riesgo por mas de 20 años. Bombero Voluntario y ex Director de Socorro de La Cruz Roja peruana Filial Ancash a la fecha Director Académico del Centro de Capacitación y Prevención para el Manejo de Emergencias y Medio Ambiente S.O.S. Vidas Perú .Cuenta con casi cuarenta publicaciones de folletos, cartillas y manuales sobre prevención de Incendios, Terremotos, Bio Terrorismo, Terrorismo , Armas QuÃmicas , Primeros Auxilios Psicológicos entre otros temas Formador e instructor de Brigadas de Defensa Civil en Universidades de La Libertad - Perú

Buscar en google con el nombre de Prof. Lincoln Alayo Bernal

hola q siga adelente el pueblo de san maetin de pangoa

ok byeeeeeeeee

hola q siga adelente el pueblo de san maetin de pangoa y q no se deje llevar por alguna expresion negativa.

ok byeeeeeeeee

hayque trabajar para progresar sacar un mundo mejor un mundo con muchos canbios seguir adelante enpesando de nosotros pero toda la selva esta cresiendo les felisito y grasias a sus esfuerso y q cresca mas y progrese mucho mas

noc q decir ,,, pero hay mucha gente mala q daña nuestros recuersos naturales solo se pide q se debe tener mas cuidado ... yo creo q ese incendio lo hacen intencionalmente... no es la unica vez se han hecho varias veces y la municipalidad no hace nada,,,

para mi es importante que el estado y el presidente de la republica tambien se ocupe de lo que falta en las provincias para haci poder evitar muchas cosas que se producen por falta de erramientas los incendios, el pandillaje, el aborto ,el abuso comtra la mujer, madres a temprana eded. yo creo que en las provincias necesitamos mas apoyo que en la capital espero que mi comentario lo tomen un coquito de importancia gracias

cual es la cantidad de bomberos que existe en el peru ( hombres y mujeres)

Añadir nuevo comentario