Servicios en comunicación Intercultural

La debacle de Perú Libre y Vladimir Cerrón

Vladimir Cerrón Rojas, un médico cirujano formado en Cuba. Foto: Facebook de Vladimir Cerrón.

El partido político Perú Libre en lugar de consolidar o ampliar su influencia política y congresal no solo pierde militantes, parlamentarios sino que acaba de perder al presidente de la república con cuya inscripción llegó al gobierno. En este informe explicamos algunas de las razones de esta debacle que nos permite entender algunas de las taras que caracteriza a la izquierda en el Perú.  

Servindi, 1 de julio, 2022. La bancada oficialista de Perú Libre fue el grupo parlamentario con más integrantes (37 congresistas), luego de que el partido obtuviera la mayor cantidad de votos en la primera vuelta de los últimos comicios generales. 

Sin embargo, a la fecha solo tiene 16 congresistas, ya que 21 legisladores renunciaron en menos de un año. Una de las principales razones de este descalabro se encuentra en el perfil político de su mentor y fundador Vladimir Cerrón Rojas, actual secretario general y mandamás de la agrupación.
 

Cronología de una debacle

  • Diciembre, 2021. Se produce la primera ruptura. Cinco congresistas renuncian luego de que la mayoría de la bancada Perú Libre votara en contra de la moción de censura a la presidenta del Congreso. Se fueron los legisladores: Hamlet Echeverría, Roberto Kamiche, Betssy Chávez, Nieves Limachi y Guillermo Bermejo, que luego formarían la bancada Perú Democrático.
  • Mayo, 2022. Diez congresistas renuncian luego de la elección por parte del pleno del Congreso de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional. Los salientes conforman un nuevo grupo denominado “Bloque Magisterial”. Se fueron los legisladores:  Alex Paredes, Pasión Dávila, Francis Paredes, Elizabeth Hermosilla, Segundo Quiroz, Paúl Gutiérrez, Edgar Tello, Germán Tacuri, Katy Ugarte y Lucinda Vásquez.
  • Mayo-junio, 2022. A las anteriores renuncias se suman dos más: las de Jorge Marticorena y la de Óscar Zea, quien ejerció también como ministro de Desarrollo Agrario y Riego, formulada el jueves 2 de junio, y quién argumentó “razones de principios y de conciencia”.
  • Junio, 2022. Luego se sumarían cuatro renuncias más: las de José Balcazar, Víctor Cutipa, Elías Vara y Jorge Coayla, que junto a Jorge Marticorena, conforman la bancada Perú Bicentenario. Al anunciar la nueva bancada, Marticorena dijo: “la confrontación no permitió ver con claridad la solución y vamos a buscar los puentes para solucionar los problemas del país, no al enfrentamiento absurdo e irresponsable que se ha venido dando”. Hasta aquí Perú Libre se quedaba con 16 de 37 parlamentarios.

El perfil obtuso de Vladimir Cerrón

Sin duda, el gran responsable de la debacle parlamentaria de Perú Libre es Vladimir Cerrón, un político trasnochado que padece dos de los principales vicios de la vieja izquierda; el sectarismo y el dogmatismo. Repasemos algunas evidencias:

Celos políticos sobre Betssy Chávez

Betssy Chávez Chino exministra de Trabajo y Promoción del Empleo y actual parlamentaria por la región Tacna. Foto: Agencia Andina.

Uno de los principales cuadros políticos que Perú Libre llevó al Congreso de la República fue Betssy Chávez Chino, por la región Tacna. Abogada y política, hija de un dirigente social, Betssy Chávez mostró desde la campaña una gran autonomía y capacidad política.

Fue precisamente su independencia y desempeño el que despertó los celos políticos de Vladimir Cerrón, quién propició su reemplazo como vocera de la bancada parlamentaria para sustituirla por su hermano Waldemar Cerrón Rojas.

Waldemar es todo lo contrario a Betssy Chávez. Es un tipo mediocre, oportunista, digitado por su hermano a quién sigue de manera obsecuente. 

El odio hacia Betssy Chávez se incrementó en Vladimir Cerrón cuando ella fue nombrada ministra de Trabajo y Promoción del Empleo y empezó una gestión destacada de la mano de los trabajadores.

Betssy Chávez se retiró del partido en diciembre de 2021, señalando que “Los líderes de Perú Libre, partido y bancada, decidieron no conversar más” privilegiando la comunicación solo con los parlamentarios del núcleo duro de Perú Libre

Entonces, Perú Libre perdió una militante, congresista y ministra de Estado a la vez.

Por ello, los seguidores de Cerrón –con el mal hábito de concertar con la derecha para presionar al gobierno– decidió meterle una zancadilla a su gestión y unida a la derecha censuró a Bettsy Chavéz aún a costa de favorecer al empresariado.  

En mayo de 2022, se necesitaban 66 votos para la censura, pero se alcanzaron 71 votos a favor, nueve de los cuales provinieron de Perú Libre. En los hechos, gracias a Perú Libre la censuraron. (ver votación en: https://twitter.com/martinhidalgo/status/1529899277358612481)

Expulsión de Dina Boluarte

Dina Boluarte Zegarra, la mujer que acompañó a Castillo como candidata a la vicepresidencia, y que ayudó a disipar las dudas sobre los posibles riesgos de su mandato en sus intervenciones ante la prensa opositora.

Dina Boluarte Zegarra, abogada y política peruana, fue uno de los personajes que contribuyeron al triundo electoral de Perú Libre y a la elección de Pedro Castillo como presidente del Perú.

Como candidata y luego como primera vicepresidente de la República su carisma, su don de gente, su origen provinciano -ella es natural de Chalhuanca, Apurímac– pusieron su granito de arena al desenlace electoral.

Sin embargo, en enero de 2022, la Comisión de Disciplina de Perú Libre la expulsó del partido por haber cometido una “falta grave”.

En el documento que da cuenta de su separación se menciona una reciente entrevista con el diario La República, en el que afirma que jamás fue cercana a la ideología del partido de Gobierno.

El oficio también detalla en su sustento una serie de declaraciones de Dina Boluarte –también  ministra de Desarrollo e Inclusión Social– en los que critica o marca distancia del partido y de su secretario general.

Tras ello, Boluarte se defendió señalando que “no es la primera vez que me quieren expulsar por el solo hecho de no pensar conforme al secretario general del partido [Vladimir Cerrón Rojas] desea”.

Días después, Cerrón concedió una entrevista a Canal N donde dijo que Dina Boluarte había sido desleal con Perú Libre.

La “expulsión” del presidente Castillo

Las rencillas entre Vladimir Cerrón y Pedro Castillo responden a que el secretario general de Perú Libre siempre creyó que el triunfo electoral se debía principalmente a su partido y que el gobierno tendría que cumplir cabalmente el ideario político del partido.

Lo que Cerrón nunca entendió o aceptó es que el triunfo en la segunda vuelta de Castillo se debió a una diversidad de factores. Sin duda, el principal fue el rechazo a Keiko Fujimori, con quién se enfrentó en el balotaje electoral.

A ello se suma la enorme expectativa de cambio social que despertó en los sectores populares que una persona del mundo rural accediera por primera vez en la historia del Perú a la presidencia de la República.

Vladimir Cerrón se sintió el dueño de la victoria y exigió su cuota de poder en el manejo del gobierno. Lo que tampoco admitió es que su partido carecía de cuadros políticos para gobernar.

El apoyo brindado por otros grupos de izquierda como Juntos por el Perú, liderado por Verónika Mendoza, proporcionó a Castillo de cuadros técnicos y políticos con solvencia en la gestión pública muchos de los cuales prevenían del mundo de las oenegés y de organismos internacionales.
 

Pedro Francke Ballvé, exministro de Economía y Finanzas, es un economista experto en políticas sociales y de salud. A pesar de la oposición cerronista que lo tildó de "caviar" fue uno de los cuadros políticos y técnicos valiosos que proporcionó la agrupación de Verónika Mendoza para mantener una gobernabilidad básica ante los embates de la derecha recalcitrante y los medios opositores. 

Pero, Vladimir Cerrón, en lugar de aquilatar el apoyo proporcionado en aras de consolidar un gobierno nacional y democrático, declaró la guerra a lo que él y otros personajes de la derecha denominan despectivamente el sector "caviar" o "caviarada".

Con una agenda política cerrada, anclada en el pasado, donde los temas ambiental, climático, derechos de pueblos indígenas y diversidad apenas aparecen.

De esa manera, Cerrón dinamitó el gobierno siempre negociando y exigiendo su cuota de poder, en base a funcionarios mediocres e insolventes que solo servían para dar trabajo a la gente del partido. 

La última vez que Pedro Castillo y Vladimir Cerrón se encontraron en persona fue el 26 mayo de 2022, en Palacio de Gobierno, poco antes de que se consumara la censura de Betssy Chávez.

El 30 de junio, Pedro Castillo presenta su renuncia irrevocable al partido político Perú Libre, luego de que la bancada se lo pidiera públicamente mediante un tuit con el comunicado publicado desde la cuenta personal de Vladimir Cerrón.

La hipótesis de Hildebrandt en sus trece

El semanario Hildebrandt en sus trece, en su edición 593 del viernes 1 de julio, contiene una columna de César Hildebrandt en la que expone algunas hipótesis sobre la decisión de Cerrón y Perú Libre de pedir la renuncia al partido a Pedro Castillo.

La primera finalidad sería demostrarle a Castillo que su vida política pende de un hilo perulibrista y que si no se muestra dispuesto a dialogar para “volver al programa político con el ganó las elecciones, se podrían deshacer de él”.

Ahí ingresa el otro fin: Vladimir Cerrón habría confirmado a sus allegados –según el semanario Hildebrandt en sus trece–, que tiene el propósito de deshacerse de Pedro Castillo y reemplazarlo por Dina Boluarte.

Si bien es cierto que entre Cerrón y Dina Boluarte se dio no hace mucho un agrio enfrentamiento público, pero fuentes de Perú Libre dicen que ella “nunca fue oficialmente expulsada del partido”.

El contacto entre Vladimir Cerrón y Dina Boluarte se ha restablecido, al parecer por iniciativa de la vicepresidenta, y por ahora ha sido telefónico. Se produjo con ocasión del viaje de Castillo a la Cumbre de las Américas y cuando Boluarte sufría de covid, señala el semanario.

Sea cual fuera el resultado de las maquinaciones y leguleyadas la debacle de Perú Libre ya está dada. Cerrón tuvo todo a su favor para contribuir de manera realista y generosa a forjar un gobierno favorable a los intereses del Perú.

Pero la codicia, el afán de poder, la mezquindad lo han desnudado de cuerpo entero y al igual que Pedro Castillo han echado todo por la borda en aras de conservar un poder que cada vez se extingue como arena entre las manos.  

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

La acciones congresales y mediáticas de la derecha ha llevado al gobierno y PL a pelea intestinal. Justo es lo que necesitaba la derecha aparte de hacer imposible el buen gobierno del Perú. ¿Qué confianza hay en Dina si ya vimos lo que hizo con dar dinero a los medios derechista corrompedores? ¿Qué confianza en dina cuando abiertamente mintió su juntas políticas con don Ricardo Belmont? Dina apunta a ser el caballito de troya de la derecha rancia.
Pedro Castillo ya agotó el discurso sacador de la derecha con frases denigrantes como ¨terrorista¨, luego ¨comunista¨, luego ¨incapaz¨ y ahora ¨corrupto¨, todo el discurso desde voceros mediáticos de la derecha hasta la fiscalía. EL PUEBLO PUSO P. CASTILLO, Y LO SACARÁ SOLO EL PUEBLO QUE MARCHÓ PARA CIERRE DEL CONGRESO. El resto es patraña y estupidez del descarriado PL.

Darle soga larga a la cabra, dice el dicho: "al final, se pierde soga y cabra"

La concepcion de un partido como PL nos muestra su total desencuentro con los intereses de la clase trabajadora en particular y en su conjunto con la poblacion aun siento de "izquierda".
le hace el juego a la derecha recalcitrante.
llegar a un estado del poder sin poder.
sin poder realizar un modificacion, una coma, al estado de cosas . nos muestra que HERMANOS HAY MUCHO QUE HACER......
como pudieron firmar una carta para que lo avanzado en matéria laboral SERVICES se derrote
huelga comentários

Añadir nuevo comentario