Servicios en comunicación Intercultural

Guatemala: Los odios contra Rigoberta Menchú, por Gustavo Berganza

Rigoberta Menchú, GuatemalaEl Periódico.- Ahora que Rigoberta Menchú ha manifestado expresamente su interés de competir como candidata presidencial y hay posibilidades reales de que un partido político la postule se ha reavivado la gran aversión que muchos ladinos mantienen hacia ella.

Desde que Rigoberta Menchú se convirtió en un ícono de la lucha por esclarecer las masacres perpetradas por el Ejército durante la contrainsurgencia, al sesgo pro castrense que prevalece en la sociedad guatemalteca se han unido el conservadurismo político, el machismo y el racismo.

Al haber sido un cuadro del EGP que luego jugó un papel crucial en denunciar los excesos del Ejército en la lucha antiguerrillera en las áreas indígenas, es algo que difícilmente le perdonarán los grupos pro militares. Cada vez que sale el tema de la ocupación de la embajada de España vuelve a reciclarse la vinculación de Menchú y de su padre y la presunta responsabilidad de este en el trágico desenlace.

La crítica pro militar está vinculada también al conservadurismo político. Menchú, una mujer de inteligencia natural e indudable habilidad para establecer redes sociales, fue crucial para que la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU condenara los abusos del Estado guatemalteco en contra de sus ciudadanos. Apelar a la comunidad internacional es algo que en el imaginario conservador criollo atenta contra la soberanía del país. El tema de la soberanía ha vuelto a ser esgrimido porque Menchú no cesa en su afán de enjuiciar en tribunales españoles a un grupo de generales guatemaltecos a los que sindica como responsables de las matanzas durante el período contrainsurgente.

Luego está el machismo. ¿Cómo es posible que esta mujer se desenvuelva con autoridad en círculos de alta política y foros internacionales? ¿Cómo es posible que se asocie con un empresario mexicano para poner su propio negocio? ¿Por qué a ella se le abren puertas que se le cierran a los hombres?

Y por último está el racismo. Recuerden el patético intento de un grupo de ladinos locales, apoyados por Jorge Serrano para bloquear su nominación al Nobel. En aras de que la señora Menchú no ganara impulsaron la candidatura de una destacada filántropa, quien de acuerdo con ellos, representaba mejor al país que una india como la Rigoberta.

Menchú tiene todo el derecho, como ciudadana guatemalteca, de optar a la Presidencia. Y más aún, por ser mujer e indígena, integrante de dos sectores que este país ha mantenido relegados.

La discusión sobre su candidatura sería más fructífera si se evaluaran sus capacidades personales, sus propuestas para afrontar los problemas del país y si entre quienes la impulsan hay un equipo razonablemente experimentado en el manejo de los asuntos públicos. Lo demás es puro machismo y racismo.

Fuente: El Periódico

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

La candidatura de Rigoberta a la Presidencia de la República de Guatemala, es bien acertada por sus condiciones personales y su actitud heróica en las guerrillas de Guatemala ante los ladinos.Si bien la polÃtica es sucia en muchos casos, hay que enfrentarla con talento y habilidad.

No es raro que quienes han querido monopolizar los paises y quienes han vivido bien a costa de sacrificar a miles de personas humildes, hoy se quieran imponer a nuevas iniciativas como la de la cadidatura de rigoberta, las poblaciones del mundo deben darse cuenta que los indigenas no somos lo que siempre se han imaginado. hoy todo ha cambiado y que nuestros esfuerzos por aportar nuestro grano de arena en vien del mundo, nunca cesarán por mucha oposición que haya. adelante Rigoberta y un saludo especial, le desea ARAHUGO GAÑAN BUENO, IndÃgena de la Etnia Embera de Colombia y consejero de Paz de la Organización Nacional IndÃgena de Colombia ONIC

Lo primero que hacen los politicos para bajarle a alguien notable, es atacarle por el lado contrario de la fama. En el caso de Rigoberta Menchu, de pretender la Presidencia de la Republica de Guatemala, no le sera facil remontar el obstaculo de la oposicion sino es con el apoyo basico de su pueblo y de los ciudadanos de a pie. Es una carrera dificil pero no imposible mientras se lucha con conviccion, enemigos habrán, pero Rigoberta no debe darse por vencida, debe seguir luchando y ocupando lugares que ya le es reservada, porque solo estos lugares se alcanzan haciendo lo que se sabe hacer, digan lo que digan. Las mujeres tambien tienen derecho de ocupar espacios de fama mundial y porque Rigoberta, con ese derecho no podria llegar a ser como primera Presidenta mujer de su paÃs ? o una lider indigena de Centro America, que ya lo es?

Felicitaciones Rigoberta. No es raro que la sociedad racisis y machista se alebreste con el arribo de una mujer valiente como Rigoberta a la palestra polÃtica. A cada uno de los agravios a recibir debemos dar diez pasos adelante y seguir la norma de a paso dado no hay vuelta de hoja. Las mujeres indÃgenas de Guatemala estamos con Rigoberta y hacemos un llamado a las mujeres del mundo a solidarizarse con esta causa histórica.

estoy totalmente de acuerdo que nosotras las mujeres nos merecemos todo lo mejor si es para ayudar a nuestra gente adelante que es bueno y de provecho que el pueblo gobierne ya que los grupos de poder lo que nos traen es mas pobreza ambre miseria.

Añadir nuevo comentario