Servicios en comunicación Intercultural

Argentina: Escucha el clamor de tu pueblo, por Adolfo Pérez Esquivel

Perez_esquivel1.jpgBuenos Aires, 29 de octubre de 2005.- Los emergentes históricos de los pueblos son como los ríos subterráneos  donde convergen otros ríos y en un momento determinado se unen al gran caudal y surgen a la superficie. Cambian el curso, transformando la  realidad y la vida. Estamos en esa etapa histórica de transformar la realidad impuesta de dominación, del pensamiento único del neoliberalismo, de la crueldad  contra los pueblos, el saqueo sin piedad de los recursos, la  destrucción de la biodiversidad, del avasallamiento contra los pueblos originarios, el aumento de la pobreza y las continuas violaciones de  los derechos humanos.

La III Cumbre de los Pueblos es un espacio de reflexión y propuestas de  construcción y unidad continental, en defensa del derecho de los Pueblos a su soberanía, identidad cultural y autodeterminación. Promueve lanecesidad de cambios estructurales y sociales, basados en la diversidad cultural y la unidad de los pueblos a nivel continental  como así también en el rechazo a las dominaciones. Muchos de los males que sufren los pueblos, no se podrían hacer sin la complicidad de gobiernos que se someten a las políticas impuestas por  el FMI, el BM y el gobierno de los EE.UU. Políticas como el ALCA y los  demás tratados de libre comercio; la militarización del continente y el  establecimiento de bases militares de los EE.UU. en sus países; el Plan  Puebla Panamá, el Plan Colombia y el ingreso de tropas norteamericanas  como en Paraguay, donde además se instala una oficina del FBI para el  control de la Triple Frontera y para generar tensiones y conflictos con  el pueblo de Bolivia y toda la región.

Dentro de esa escalada de dominación, Haití es uno de los ejes de la  imposición militarista con el envío de tropas extranjeras por la ONU, que ascienden a 7400 efectivos militares en el país más empobrecido de todo el continente. Entre los efectivos militares se encuentran soldados de países latinoamericanos que han avalado el
golpe de Estado. Haití no necesita fuerzas armadas sino médicos, maestros, equipos técnicos para la vida y el
desarrollo. La III Cumbre de los Pueblos seguramente rechazará las continuas  amenazas e intento de golpe de
Estado contra el gobierno de Hugo Chávez  Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

En el mismo espíritu, rechazará y denunciará el bloqueo de más de 45  años contra el pueblo hermano de Cuba, impuesto por los EE.UU. en forma  unilateral y violando las resoluciones de las Naciones Unidas sobre el  derecho del pueblo cubano a su soberanía y autodeterminación. Denunciará las políticas del FMI, del Banco Mundial y de las demás instituciones financieras multilaterales, que buscan imponer a los países de América Latina y el mundo sus proyectos de privatizaciones y  pago de la Deuda Externa ilegítima, inmoral e injusta, pagada ya muchas veces. Políticas que obligan a continuar pagando, incluso a los países  más pobres y necesitados como Haití, generando así más hambre, destrucción y exclusión social.

Denunciará además a los gobiernos que han negociado acuerdos  bilaterales con los EE.UU. que llevarán a la
quiebra a los pequeños y medianos productores, rurales e industriales, consecuencia de los subsidios de ese país a sus productores que provocarán más hambre, pobreza y exclusión social. Sería importante que la  III Cumbre de los Pueblos también reclame la  inmediata investigación sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos  por George W. Bush, Presidente de los EE.UU. de Norteamérica y sus aliados Tony Blair, Primer Ministro de la Gran Bretaña y de Silvio  Berlusconi , Primer Ministro de Italia, responsables de invadir y  masacrar a los pueblos de Irak y Afganistán. Que se investigue la  situación en la base militar de los EE.UU. en Guantánamo, Cuba, donde se tortura, asesina y somete a los prisioneros a tratos crueles, inhumanos y degradantes, que ofenden a la humanidad.

Hoy la gran potencia pretender avalar las atrocidades cometidas en violación de los Pactos y Protocolos
internacionales y resoluciones de  las Naciones Unidas, como la Declaración Universal de los Derechos  Humanos.  La  ONU debe actuar antes que sea tarde, evitando mayores males a la humanidad. Es necesario y urgente que la OEA como organismo continental inicie una  reforma profunda de su estructura. Debe actuar en forma equitativa y  justa y no bajo presiones de los EE.UU., poniéndose al servicio de los pueblos. Las organizaciones y movimientos sociales que se encontrarán en la III Cumbre de los Pueblos rechazan todo tipo de terrorismo, provenga de quien provenga. Reclamamos nuestro derecho a la autodeterminación y la soberanía. Reclamamos a nuestros gobiernos coherencia y unidad continental,  fortaleciendo las alianzas regionales a fin de encontrar conjuntamente solución a los graves problemas que afectan la vida de nuestros pueblos, como la permanente concentración y extranjerización de la  riqueza, el saqueo y apropiación de nuestros recursos y la  mercantilización de todo, incluyendo la vida misma.

Demasiado menudo, la única respuesta que tienen los gobiernos para  enfrentar los reclamos y protestas sociales es la represión; desde la  III Cumbre de los Pueblos les reclamaremos y les exigiremos estar al  servicio de los pueblos y no del capital financiero que privilegian por sobre el capital humano y el derecho de los pueblos.¡Escuchen el clamor de los Pueblos!, que día a día surgen con mayor  fuerza y unidad continental y se  asumen como protagonistas de sus  propias vidas y constructores de su propia historia.

....................... 

Biografía de Pérez Esquivel

Perez_esquivel.jpgNació el 26 de noviembre de 1931 en Buenos Aires, Argentina. Estudió Arquitectura en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires y en la Universidad Nacional de La Plata, se desempeñó como docente por 25 años y en 1971 comenzó a involucrarse en movimientos que luchan por la paz y la justicia.

En 1973, fundó el periódico Paz y Justicia que pronto se convirtió en la cumbre del movimiento pacifista y de defensa de los Derechos Humanos en el área de influencia latinoamericana, y el “Movimiento Ecuménico Paz y Justicia” con diversos grupos cristianos. Dos años más tarde, participó en la creación de la “Asamblea Permanente por los Derechos Humanos”.

A partir de 1976 se dedicó a viajar por el mundo y a diseñar programas de ayuda y desarrollo para comunidades indígenas latinoamericanas, movimientos obreros y otros grupos de personas necesitadas. Durante 1977 y 1978 estuvo preso en Argentina por la dictadura militar del presidente Videla y durante ese período de prisión recibió el Premio Memorial de Paz Juan XXIII otorgado por la Pax Cristi Internacional.

En 1980 se le concedió el Premio Nobel de la Paz por su lucha en favor de los Derechos Humanos y al poco tiempo fue designado miembro del comité ejecutivo de la Asamblea Permanente de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos.

Pérez Esquivel ha contribuido con numerosas misiones internacionales, como "Barco por la Paz a Nicaragua", "Barco por la Solidaridad a Polonia" y campañas de resolución de conflictos en Sudáfrica, Afganistán, Oriente Medio y Tíbet, entre otras.

Entre sus innumerables trabajos literarios se destaca "Caminando Junto al Pueblo (1995)", donde cuenta sus experiencias en la lucha por el ideal de la No-Violencia en América Latina.

En la actualidad, Esquivel dedica su tiempo a la Fundación Servicio, Paz y Justicia (SERPAJ) y al Proyecto Aldea Niños para la Paz que atiende a numerosos menores en estado de riesgo social.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Sou Brasileira, Arquiteta e o ramo da FamÃlia Esquivel que veio para o Brasil, e se estabeleceu no Estado de São Paulo.
Há 30 anos busco executar um programa de habitação popular, socialmente justo, economica e tecnologicamente viável e ecologicamente correto. Há 30 anos todas as portas se fecham para mim.
preciso fazer contacto pessoal com Adolfo Perez Esquivel, para que me oriente nos caminhos e nas parcerias desta luta.
Por favor, providenciem urgente um contacto com ele para mim.
Muito obrigada,
Cynthia Esquivel

Añadir nuevo comentario