Servicios en comunicación Intercultural

Perú: El racismo hacia los pueblos amazónicos

Por Wilfredo Ardito Vega*

17 mayo 2009.- Hace unos meses, quise averiguar cómo los limeños percibían a los indígenas amazónicos. Pasaba en un taxi ante el local de AIDESEP y vi que dos dirigentes tocaban la puerta.

-Señor -le pregunté al taxista -para usted dos personas como los que están al frente...

-Son choros, ¿no? -me interrumpió él.

En esos mismos días, unos indígenas achuares que habían venido a una reunión en el Ministerio del Ambiente fueron impedidos de ingresar a un chifa de San Borja porque la propietaria creyó que eran indigentes.

Bajos de estatura, de piel cobriza, ojos rasgados, cabello negro y lacio, los indígenas amazónicos suelen sufrir diversas formas de discriminación en Lima y las ciudades de la selva.

Sin embargo, la peor forma de racismo hacia ellos es la que practican las autoridades peruanas. El propio Presidente Alan García lo ha manifestado cuando sostiene que sus tierras son "de todos los peruanos", pretendiendo convertir a los nativos en usurpadores de sus propias tierras. En los artículos que García publicó en el 2007 tildaba a los indígenas de ser los "perros del hortelano", responsables de la pobreza del Perú al impedir que grandes capitales ingresen a sus territorios ancestrales.

Desde la expedición de Francisco de Orellana, quien hacía torturar a los indígenas que hallaba a su paso para que confesaran donde se encontraba El Dorado, la mayor desgracia para los indígenas amazónicos ha sido la codicia que despiertan las riquezas existentes en sus tierras, sean reales o supuestas.

La Independencia de los países americanos no generó para los indígenas mayores beneficios: las élites criollas de Perú, Brasil, Colombia o Ecuador invocaban derechos territoriales sobre la Amazonía y negociaban límites nacionales sin ninguna consulta a sus habitantes ancestrales.

El Estado peruano no percibía a los indígenas amazónicos ni como ciudadanos ni como peruanos y adjudicaba "las tierras de Montaña" a quien quisiera, menos a los propios indígenas. Con este respaldo legal, se produjo la ocupación de la Selva Central por los colonos europeos y, con el auge del caucho, miles de indígenas fueron capturados violentamente para trabajar como esclavos en las plantaciones de Arana, Fitzcarrald y otros individuos inescrupulosos.

Luego que las plantaciones de caucho decayeron, continuó promoviéndose la colonización indiscriminada de la Amazonía, quedando los indígenas confinados a territorios cada vez más pequeños.

Recién en 1974, el gobierno de Velasco promulgó la Ley de Comunidades Nativas e inició el proceso para titular sus tierras, aunque la actitud de los indígenas suele ser distinta del derecho occidental de propiedad: muchas veces son los nativos quienes sienten que pertenecen a la tierra.

Lamentablemente, para el actual gobierno, los títulos de propiedad parecen tener poco valor, pues se ha empeñado en otorgar masivamente concesiones a empresas petroleras o de gas sin ninguna consulta o información previa a los indígenas. Las últimas concesiones fueron otorgadas hace pocos días, mientras se producían las actuales protestas.

Las normas aprobadas el año pasado agravan la situación. Por ejemplo, el Decreto Legislativo 1064, permite realizar actividades extractivas en las comunidades aunque lo rechacen los nativos, mediante la imposición de una servidumbre. Para los indígenas amazónicos resulta doloroso ver cómo el petróleo y el gas generan grandes ganancias para otros, mientras ellos sufren la contaminación, la pobreza y el abandono.

No es necesario ir muy lejos para imaginar algo diferente. Los wampís que cruzan la frontera encuentran, en plena selva amazónica ecuatoriana, todo tipo de médicos especialistas y una infraestructura adecuada. El Perú es el país latinoamericano que invierte menos en la salud de su población indígena y este desinterés es, para nosotros, una de las muestras más fuertes de racismo. A nivel educativo, el actual gobierno ha generado una seria crisis, al impedir que muchos jóvenes indígenas puedan convertirse en profesores, obligándolos a rendir el mismo examen establecido para los estudiantes limeños, sin tomar en cuenta diferencias culturales o lingüísticas.

Resulta impresionante la contradicción entre las acciones reales del gobierno con el empeño que puso la delegación peruana ante las Naciones Unidas para promover la Declaración sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, donde aparecen el respeto a los territorios tradicionales, la participación de los indígenas en las decisiones que les afecten y el cumplimiento de los derechos a la salud y a la educación. Esos mismos puntos ya están presentes en el Convenio 169 de la OIT, que el Perú ratificó en 1993, pero que las autoridades actuales parecen desconocer totalmente, pese a que la OIT ha expresado varias veces su preocupación.

En la práctica pareciera que para el gobierno actual, los indígenas amazónicos o no existen o son un estorbo. Mientras algunos limeños, que jamás han padecido la exclusión que afecta a los nativos amazónicos, consideran que las movilizaciones indígenas son un acto contra el Estado, para mí son un clamor por ser reconocidos como ciudadanos peruanos, con los mismos derechos.

Además...

- Hablando de conflictos sociales, fueron asesinados en Pataz los dirigentes ronderos Gregorio Domínguez y Alcides Caballero. Ambos estaban vinculados al cuestionado alcalde de dicha provincia, Orleer Medina, quien actualmente se encuentra prófugo. Se especula que los adversarios de éste podrían estar detrás de ambos crímenes.

- En Aucayacu, se produjo otro asesinato, el de la dirigente cocalera Diadora Espinoza, aparentemente por conflictos internos. La población organizó una marcha contra la violencia.

- En lo que va del año sesenta personas, en su mayoría niños, han fallecido de neumonía en Cusco y Arequipa. En Junín, la semana pasada otros dos niños murieron de frío. Ninguna de estas muertes ha generado la conmoción mediática que han causado los casos de la llamada gripe porcina.

- A partir del 1º de julio, los Defensores de Oficio deberán hablar quechua, aymara u otros idiomas, si son predominantes en la zona. Igualmente ya no brindarán solamente asesoría a víctimas de violencia familiar, alimentos y otros problemas familiares.

- Doce policías de la Comisaría de Miraflores han sido sancionados por los abusos cometidos hacia Abrham Nina y otros tres jóvenes de San Juan de Lurigancho, quienes fueron denominados los "Malditos de Larcomar". Entre ellos, ha pasado a disponibilidad la suboficial Kathy Zapata, quien comandó el brutal operativo en el que fueron detenidos y golpeados.

- Hablando de discriminación, por un repentino cambio de magistrado, en el 8º Juzgado Penal de Lima Norte se suspendió la lectura de la sentencia a los cuatro profesores que discriminaron de manera permanente a una alumna en un Instituto Tecnológico en Los Olivos. Se estima que la nueva fecha será a fin de mes. Se tratará de la primera sentencia penal por discriminación.

- Siempre en el mismo tema, agradecemos a las empresas Netmedia, Scing y ESCA por su voluntad de rectificación en relación a sus ofertas de empleo discriminatorias. Lamentablemente, el portal de Internet Computrabajo pretende negar toda responsabilidad por estos avisos.

- Un nuevo accidente de carretera originó la muerte de 21 personas, esta vez debido a la caída a un precipicio de un ómnibus de Movil Tours que se dirigía de Chiclayo a Jaén.

- La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos donó un lote de sillas de ruedas a los soldados víctimas de los recientes atentados terroristas en el VRAE.

El aporte (Sobre la RP 251, Más Allá de la Belleza Interior):

- Se debe hacer más visible la estrechez de nuestros estereotipos de belleza, pues la mayor parte de la gente en el Perú aun no se da cuenta de que nos basamos en un único tipo, a pesar que hay una variedad inmensa para elegir. Por eso me parece muy bien combatir el racismo mostrando la belleza de la diversidad (Luciano Gorriti, organizador del desfile Viva la Diversidad).

- Tengo una hija que era muy despectiva hacia las personas de ascendencia andina, así fueran blancas, pero ella notaba los rasgos. Sin embargo, la vida da muchas vueltas y ella ahora trabaja en un banco en Huaycán y ha aprendido a ser amable con los clientes de allí, casi todos comerciantes de rasgos netamente andinos que van a depositar buenas cantidades de dinero o solicitar créditos para sus empresas (Una profesora de La Molina).

- Aquí en Quebec está prohibido acompañar el CV con una foto y con datos que puedan dar pie a comportamientos discriminatorios (ejemplo: indicar el estado civil). En el Perú sería interesante promover algo así. Es más, creo que la legislación peruana debería prohibir además que se indique el domicilio del candidato, porque quien vive en El Agustino está en desventaja frente a quien vive en San Isidro (Un abogado peruano residente en Canadá).

- Me parece increíble que Roxana Fernández Maldonado, una actriz rubia de ojos azules, sea la imagen de la tienda Oeschle, que ha abierto su primer local en Huancayo. Este asunto me hace recordar a una alumna del diploma de género, precisamente de Huancayo, que me dijo que yo tenia manos lindas porque eran blancas, pero que las suyas eran feas y oscuras... ¡y ella era una de las chicas mas lindas que conozco! Comentarios así duelen en el alma y me hacen pensar en el libro "Nos habíamos choleado tanto" donde Bruce llama la atención sobre la autodiscriminación que en estos momentos es el peor racismo. ¿Cuándo nos querremos realmente por lo que somos? ¿Cuándo los medios reflejaran la gran gama multicolor que hace tan rico a nuestro país? (Una profesora de la Universidad Católica).

Un amigo estadounidense estuvo en Lima y una niña le gritó "mono" porque es negro. En el Perú todavía hay gente que cree que es aceptable burlarse de los rasgos físicos, o llamar a la gente con insultos racistas, etc.

Para cambiar el autorracismo entre los peruanos tomará una generación, pero hay que empezar ahora, eliminar ese complejo tan profundizado que los blancos son más bonitos y que la belleza no es negra, no es cobriza, no tiene el rostro de los peruanos. Lo que ahora se hace es una semilla que dará grandes frutos en el futuro (Carlos Quiroz).

Una profesora del nido de mi nieto, estaba mirando sus plumones y a un color, entre rosado y salmón, lo denominó "color piel". Él volvió a casa preocupado porque su mamá y su abuela, que somos negras, "no teníamos piel". En esa época él se dibujaba de ese "color piel". Ahora le estoy mostrando las fotos de su bisabuelo, mi padre. Así podrá conocer y amar sus raíces (Una madre de familia negra).

- Hoy me ocurrió algo en el Hospital Rebagliati que me conmovió: estaba en un ascensor y un par de enfermeras y una mujer sujetaban a una señora de rasgos andinos, con pollera y sombrero, que estaba muerta de miedo al bajar por primera vez en un ascensor. En un momento, se agarró de mi hombro derecho mientras tenía los ojos cerrados. Todas las personas alrededor la animaban, la alentaban y le decían que ya pronto iba a llegar. No hubo lástima, ni asco, ni esa sensación de que ella estaba fuera de lugar, cosas que yo he tenido que ver mientras crecía. Al llegar a su destino, la señora salió del ascensor, recobró su seguridad y a paso ligero siguió su camino, igual que todos los demás... ¿algo estará cambiando? (Maricarmen Panizzo)

- La primera vez que estuve en Europa me hice la misma pregunta que tu amiga holandesa, y me resistí como ella a creerme guapa. Es que a una no le enseñan a sentirse hermosamente chola, por el contrario, la programan para desear ser lo más distinta posible a como una es... (¡a lo Barbie!). Desde mi experiencia, la mejor forma de aprender la lección fue dejar que los no cholos me descubrieran ante la verdadera belleza de mi piel cobriza, nariz aguileña y ojos negrotes. Entonces, cuán poderosos podemos llegar a ser, afirmados en lo que realmente somos, y cuánto podemos transmitir de esa actitud a los cholos y cholas con quienes compartimos el día a día... Yo creo que ya nos hace falta el "Día del Orgullo Cholo", ¿qué dicen? (Noelia Ponce).

La frase W:

Para algunos funcionarios limeños,

las protestas de los indígenas amazónicos

no son un problema de derechos humanos,

sino un tema de medio ambiente.

----

*Â Wilfredo Ardito es un abogado y catedrático nacido en Lima.

Fuente: Reflexiones Peruanas Nº 252. Se encuentran en los blog: www.reflexionesperuanas.blogspot.com, y peruinsolito.blogia.com, la página web de APRODEH, www.aprodeh.org.pe y en Enlace Nacional www.enlacenacional.com, en la sección blog.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

hay gente que como Ardito siempre escribe cosas superficiales, cuando las cosas explotan pero no se pronunciaron antes a favor de losindgienas sino de los que no dejban entrar a las discotecas.............

Es visiòn de mundo etnocèntrico,pensado por cada "pueblo escogido" de ese "dios" judeo-cristiano egocèntrico para su vil teocracia sobre la Humanidad.¡Viva el Panteismo Amazònico Naturalista Cientìfico!

Añadir nuevo comentario