Servicios en comunicación Intercultural

Observaciones a EIA de ampliación de Camisea no garantizan salud de indígenas vulnerables

Servindi, 17 de enero, 2014.- El Viceministerio de Interculturalidad elaboró su informe de evaluación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto de ampliación del Proyecto Camisea sin tomar en cuenta información de suma relevancia sobre la actual situación de los pueblos indígenas de la Reserva Territorial Kugapakori, Nahua, Nanti y otros (RTKNN). 

El citado viceministerio llegó incluso a señalar que solo quedaban tres observaciones del EIA por resolver, cuando a la fecha el Estado peruano no ha informado de una estrategia integral para la protección de los habitantes nativos de la reserva.

Cabe señalar que el último Análisis de la Situación de Salud (ASIS) de los Pueblos Indígenas data del 2003 y que esta información no fue considerada en el análisis de la oficina que forma parte del Ministerio de Cultura.

No obstante, nueva información está en ciernes. Se trata de un un nuevo ASIS de la RTKNN elaborado por el Ministerio de Salud, que llegó hasta la zona.

Organizaciones como Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), sostienen al respecto que se debe esperar el resultado de este nuevo análisis para incluir sus resultados y recomendaciones en la evaluación del EIA, dado que el proyecto impactará principalmente en la salud de los nativos de la RTKNN.

La mencionada asociación recordó además que el Estado debe implementar mecanismos de protección establecidos por ley, como el Plan de Protección de la RTKNN y el Comité de Gestión de Protección para la reserva que a la fecha no han sido aprobados ni creados.

Asimismo, enfatizo en que para garantizar una verdadera protección de estos pueblos la aprobación de estos mecanismos deben ser previos a cualquier posible aprobación de EIA.

Las observaciones no absueltas

El pasado 6 de enero el Viceministerio de Interculturalidad absolvió 34 de las 37 observaciones pendientes en relación al EIA del proyecto. Entre las no absueltas se encuentran las referidas a la “Sísmica 3D” –técnica para identificar si existe gas natural en el subsuelo- que implica liberar numerosas cargas explosivas.

El VMI solicitó a la empresa replantear la zona donde se propone realizar la Sísmica 3D, señalando que allí existe población en situación de aislamiento y contacto inicial.

En respuesta, la empresa ha planteado reducir 6300 hectáreas de esa zona. Sin embargo, el VMI no está de acuerdo con la medida y ha generado su propia propuesta de reducción.

No obstane, hay que tener en cuenta, advierte DAR, que si bien la reducción del área de la Sísmica 3D es importante, esto no asegura que la población en situación de aislamiento se encuentre realmente protegida, puesto que son nómades y podría incumplirse el Principio de No Contacto.

En otras demandas, el VMI pidió a la empresa que especifique las medidas para no afectar las rutas de transporte y desplazamiento de las familias asentadas y que hacen uso de la Reserva dentro del área del Lote 88 (1).

En esa dirección, el VMI ha logrado que se aumente la compensación para las poblaciones de la RTKNN, pasando de US$ 1,056,313.10 a US$ 1,959,524.47 (2) debido a la inclusión del valor de un salario mínimo ($267.86) para cada una de las 163 familias de la RTKNN que hacen uso de la Reserva dentro del área del Lote (3); esto se da como compensación por la afectación de sus medios de subsistencia.

Cabe resaltar que este fondo no debe ser empleado por el Estado u otros actores para financiar las actividades que le corresponden desarrollar en el marco de sus funciones.

Asimismo, el análisis de compensación se realiza tomando en cuenta únicamente a las familias identificadas dentro de la Reserva; sin embargo no se señala como se compensará a los pueblos indígenas en aislamiento.

DAR sostiene en otro aspecto que es preocupante que el Viceministerio no haya hecho ni una sola observación al Análisis presentado por la empresa de los Impactos Acumulativos del proyecto (4), que incluye otros proyectos de la zona como el Lote 57, 56 y 58 y proyectos del Gobierno Regional.

Señala así que para el VMI todos los impactos identificados en dicho estudio van de “moderado” a “menor”, sin identificar claramente los criterios usados para evaluarlos y sin una amplia justificación del tema.

No se puede perder de vista que el Estado no cuenta con un análisis propio y actualizado sobre impactos ambientales y sociales en la zona, lo que hace visible la urgencia de un Programa de Desarrollo y Mitigación de Impactos para la Cuenca del Urubamba que incluya todas las actividades energéticas y de infraestructura que causan presión en la zona.

Relator ONU

DAR recalcó, además, la necesidad que el Estado tome en cuenta las recomendaciones del Relator de las Naciones Unidades James Anaya en su última visita al Perú.

Aquella vez, en diciembre del año pasado, Anaya recomendó al Gobierno hacer "un estudio exhaustivo con la participación de todos los interesados y expertos competentes acerca de la presencia y las condiciones de los pueblos o agrupaciones indígenas no contactadas en el área del Lote 88”.

Esta recomendación a la fecha no ha sido tomada en cuenta y debería implementarse de manera previa a la decisión final sobre el EIA para la ampliación de actividades en el Lote 88.

Notas

(1) Informe N° 001-2014-DGPI-VMI/MC contenido en la RVM N° 001-2014-VMI-MC.

(2) Observación N° 22.

(3) Observación N° 30. Cabe mencionar que el monto total de la compensación tanto para las ccnn y para las poblaciones de la RTKNN superpuestas al Lote 88 ha pasado de 1,125,011.69 a 2,028,213.06.

(4) Observación N° 29.

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario