Mundo: "La mejor forma de proteger los bosques es respetar los derechos de los pueblos"

- Así lo sostiene Forest People en su informe anual 2011.

Servindi, 3 de setiembre, 2012.- Ya se encuentra disponible en la internet el informe anual 2011 editado por el Programa para los Pueblos de los Bosques (FPP, sigla del inglés: Forest People Programme).

El informe de 20 páginas resume las actividades del FPP durante el 2011 en cuatro áreas: legalidad y derechos humanos; clima y bosques; abogacía por la responsabilidad de las empresas y actividades promoviendo el control comunitario de los bosques.

El Informe Anual 2011 del FPP está disponible para descargar en español, inglés y francés en la siguiente dirección:

A continuación reproducimos el mensaje del director Marcus Colchester:

Mensaje del Director

Los bosques siguen siendo un tema importante en los debates mundiales sobre el cambio climático. Es así como el Programa para los Pueblos de los Bosques (FPP) ha estado ayudando activamente a los pueblos de los bosques para que les recuerden a los diseñadores de políticas que sus derechos deben ser considerados en la toma de decisiones.

Estudios científicos a largo plazo corroboran con estadísticas nuestra frecuente afirmación de que la mejor forma de proteger los bosques es respetar los derechos de los pueblos: los bosques controlados por las comunidades frenan la deforestación, incluso más que las áreas protegidas del estado.

Sin embargo, mientras que las amplias conversaciones sobre la reducción de las emisiones de carbono se paralizan cada vez más porque las Partes son incapaces de renunciar a las ganancias económicas a corto plazo, los nuevos “carbocrats” se están dando cuenta tardíamente de lo que demostramos hace mucho tiempo: que frenar la deforestación implica deshacer redes complejas de intereses poderosos que dan el control de los bosques a los compinches políticos, negándoselos a los pueblos.

Paradójicamente, justo cuando el espejismo del mercado del carbono de los bosques se desvanece, tenemos por fin formuladores de políticas que aceptan que para frenar la deforestación se necesitan una “buena gobernanza” (enfrentando la corrupción) y “reformas en la tenencia forestal” (reconociendo los derechos de los pueblos).

Este es un progreso importante y, como se muestra en este informe, las reformas actuales sobre el terreno son cada vez más evidentes, aunque la resistencia por parte de los madereros y de los acaparadores de tierra sigue siendo fuerte. Los enfoques basados en los derechos que permitan desacelerar la deforestación serán más importantes a medida que las opciones basadas en el mercado desaparecen. Estos enfoques necesitarán de un apoyo sostenido, prestado de diferentes formas.

Nuestro informe anual destaca los cuatro temas en nuestro trabajo sobre legalidad y derechos humanos, clima y bosques, abogacía por la responsabilidad de las empresas, y actividades promoviendo el control comunitario de los bosques. Los temas son parte integral, y no aspectos separados, de los mismos desafíos.

Nuestro trabajo en los derechos se centra cada vez más en la discriminación sufrida por las mujeres indígenas en los bosques, promoviendo una seguridad más sólida para ellas, no solo defendiendo los derechos colectivos a las tierras y los bosques, sino además ayudándoles a enfrentar las fuerzas injustas que les impiden tomar el control de sus vidas. La justicia de género, el respeto de los derechos y el control local son clave para la sostenibilidad.

Les agradecemos muy cordialmente por el apoyo que le dan a nuestro trabajo.

Marcus Colchester, Director

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.