Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Doctrina Lanegra y fraude de Consulta

Por Bartolomé Clavero*

La ya famosa doctrina Lanegra, un verdadero aporte peruano a la jurisprudencia universal, predica que el derecho civil de propiedad prevalece sobre la garantía internacional de obligación de consulta a los pueblos indígenas por parte del Estado para cualquier afectación de sus territorios o recursos. Ni corto ni perezoso, Iván Lanegra, Viceministro de Interculturalidad,

ha introducido su peregrina doctrina en el anteproyecto de reglamento de consulta recién sometido a evaluación de las organizaciones indígenas cosechando el rotundo fracaso no sólo del rechazo, sino de la exigencia de modificación de la ley misma para poder plantearse otro reglamento. Mientras tanto, por su cuenta, hay empresas extractivas, siempre diligentes en la atención a indígenas, que, como Repsol, comienzan a poner en práctica la infame doctrina Lanegra. ¿Respuesta indígena? “Eso no es consulta”.

“Eso no es consulta”

Acta indígena (16-2-12)

---

* Bartolomé Clavero es experto independiente en derechos de los pueblos indígenas. Visitó esta semana el Perú disertando en varios foros acerca de los estándares internacionales para la aplicación de la ley de consulta previa. Es profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla y fue vicepresidente del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

CONGA Y OTROS PROYECTOS NO VAN! PRECISAMENTE PORQUE LOS TERRITORIOS DONDE SE ENCUENTRAN LOS RECURSOS DESEADOS POR LAS TRANSNACIONALES NO PERTENECEN AL ESTADO. ANTES DE LUCHAR POR EL DERECHO A LA CONSULTA SE DEBE LUCHAR POR EL DERECHO QUE TIENEN LOS PUEBLOS INDIGENAS SOBRE TODOS LOS RECURSOS NATURALES QUE EXISTEN EN SUS TERRITORIOS ANCESTRALES. el derecho a la consulta es sóll un remedio, pues la comunidad internacional (Estados ante todo) ha tratado de legitimar ese derecho de los Estados a los recursos mineros y de hidrocarburos existentes en dichos territorios.

Lanegra sin duda es una cajita de sorpresas, no debe olvidarse que Lanegra aparece en el Viceministerio de Cultura a raíz de caso de la Pluspetrol que originó el despido de Raquel Yrigoyen y La Otta. Sin duda, Lanegra es el hombre de las transnacionales en el viceministerio de Cultura, mal llamada interculturaliad. Es parte del copamiento de personajes claves que representan los intereses de las transnacionales dentro del gobierno del Transforme.

Amigos, hace tiempo que los movimientos populares regionales, desde la Marcha de los 4 Suyos, son indicadores de la siguiente verdad: Los pueblos del Perú, necesitan un Diálogo Constitucional. En el Perú, es urgente un Nuevo Diálogo Constitucional, antes de violentarnos entre peruanos y de perder la amazonia y los andes que codician los capitalistas transnacionales y los vecinos Chile y Brasil. Si nos orientamos con un Nueva Constitución, construiríamos la República Democrática Peruana de Regiones Productivas, Federativas e Interculturales. Una República de Derecho por Deber, superior al “Estado de Derecho” corrompido por los elegidos coimeros vende patria, y abusado por sus electores adulones y pedigüeños.
Los demócratas corruptos, dividen a la República en “Estado” del cual roban y en “sociedad civil” que contempla cómo roban ellos. En realidad, “Estado”, es una invención política del sector adinerado del pueblo, para controlar y dominar al sector pobre del pueblo; es el “Estado” de angurrientos, mentirosos y criminales; no la auténtica “república”.

Sí pues, se tiene que apuntar a la gesta de una nueva constitución; pero para que dicho proyecto constitucional refleje el respeto a los pueblos indígenas tenemos organizar las bases sociales duras de vida permanente, Porque no nos van a regalar ese respeto por el que estamos luchando. Sólo con las bases sociales organizadas podemos movilizar las fuerzas del espíritu en la nueva constitución. Y cuanto más conversemos entre nosotros los indígenas y todos aquellos que apostamos por ese sentimiento, será provechoso para la unidad. Con tiempo tenemos que ir aprendiendo a ventilar nuestras discrepancias.

Añadir nuevo comentario