Bolivia: Evo Morales: Carretera ya no pasará por el TIPNIS

Servindi, 21 de octubre, 2011.- Gobierno boliviano decidió que la carretera Villa Tunari- San Ignacio de Moxos, no pasará por el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), luego de conversar con 20 representantes indígenas de la marcha en defensa de dicho territorio, en el Palacio de Gobierno.

Asimismo, el presidente Evo Morales señaló que se harán algunas modificaciones a la Ley Corta de protección del TIPNIS, para declarar al territorio indígena como zona intangible.

“Estoy enviando esta observación al presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional para que puedan aprobar o rechazar”, manifestó el mandatario.

“Estamos incorporando esta propuesta de los hermanos indígenas que textualmente dice: "se dispone que la carretera Villa Tunari- San Ignacio de Moxos como cualquier otra, no atravesará el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure"”, reafirmó.

Los indígenas indicaron que no dejarán la Plaza Murillo ni la movilización mientras no se promulgue la ley de que avale a la zona intangible y proteja la integridad del Parque Nacional.

Según informa Erbol, en la comisión que estuvo dentro de Palacio de Gobierno, no participó el titular de la Confederación de Pueblos de Bolivia (CIDOB), Adolfo Chávez, por cuestiones de salud.

Gobierno rechazó propuestas de diálogo ayer

El Gobierno boliviano rechazó ayer las demandas de diálogo de los indígenas luego de que estos no aceptaran su invitación en dos ocasiones.

La primera invocación fue para establecer conversaciones dentro del viceministerio, pese a que los indígenas exigieron anteriormente hacerlo solo en el Palacio de Gobierno y con presencia del mandatario.

Dicha convocatoria la hizo mediante un documento en donde precisaba que solo 20 representantes de los marchistas podían ingresar. Sin embargo, ninguno de ellos asistió.

Ante esto, el mandatario declaró sentirse decepcionado con la posición de los representantes de la movilización.

“Es mi propuesta, quería invitar a todos los hermanos indígenas marchistas que viven en el oriente boliviano a que conozcan Palacio (de Gobierno) un paseo; (…) El pueblo juzgara finalmente si realmente quieren dialogar o hacer política”, mencionó.

Dichas declaraciones fueron vistas por el dirigente del TIPNIS, Fernando Vargas y el presidente del Consejo de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ) Rafael Quispe, como arrogantes y de poco apoyo a las comunidades indígenas.

La segunda convocatoria se organizó para las 18:00, pero los representantes de los pueblos originarios tampoco asistieron.

El Ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, indicó que no se puede permitir la entrada masiva debido a que esto puede ocasionar caos y problemas en el lugar.

Por otro lado, la prensa local indicó que esa misma noche la policía gasificó a un grupo de personas que intentaba ingresar a la plaza principal de la sede de Gobierno.

Cabe resaltar que el jueves en la mañana, la dirigencia de la Octava Marcha Indígena en Defensa del Parque Nacional Isiboro Sécure pidió iniciar el diálogo en el Palacio Quemado.

Este evento tendría que contar con la presencia de medios de comunicación y pantallas que informen a la población sobre las demandas de los pueblos originarios del TIPNIS.

Los indígenas anunciaron que permanecerán en la sede de gobierno hasta que el presidente cumpla la Constitución y atienda satisfactoriamente el pliego petitorio de 16 puntos.

Fernando Vargas reconoció la necesidad de dialogar con el Gobierno y exigió el ingreso de todos los marchistas hacia la plaza.

Asimismo, emplazó al Ejecutivo a responder positivamente a los pedidos hasta este viernes a las 08:00 am.

Concentración en la Paz

Desde el 19 de octubre millares de indígenas llegaron a la capital boliviana y se concentraron en la Paz para hacer llegar sus demandas y exhortar al presidente a tomar una decisión.

A su llegada, los Ministerios de Salud y de Defensa proporcionaron a la marcha un lote de medicinas, tanques de oxígeno y dos brigadas sanitarias para combatir sus dolencias y males.

Algunos de los medicamentes fueron botellones de oxígeno, antibióticos, antiinflamatorios, relajantes musculares, sales de rehidratación y multi-vitamínicos para suplir la falta de potasio.

Del mismo modo, la marcha recibió la aprobación y el apoyo de los habitantes en general, quienes pidieron que esta no fuese vigilada por la policía, labor que cumplieron universitarios de diferentes instituciones.

Los demás marchistas siguen en la plaza de Murillo en espera del regreso de sus 20 dirigentes y de la respuesta del presidente Evo Morales.

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.