Servicios en comunicación Intercultural

Bolivia: ONU recomienda paralizar obras en TIPNIS y garantizar derecho a consulta de PPII

Servindi, 22 de setiembre, 2011.- La representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Yoriko Yasukawa, recomendó al presidente Evo Morales suspender la construcción de la carretera que atravesará el TIPNIS –iniciada en junio– hasta garantizar el derecho al consentimiento previo, libre e informado de los pobladores indígenas, tal como lo establece el marco legal.

"Si se puede suspender esa obra y si las autoridades pueden sentarse con todas las autoridades indígenas que van a ser afectadas directamente para, con la disposición de considerar otras alternativas, dialogar, yo creo que se puede garantizar ese derecho", indicó Yasukawa, en entrevista con la radio Erbol.

Actualmente, la movilización se encuentra detenida a cinco kilómetros del pueblo de Yucumo debido a cientos de campesinos leales a Morales, y a los policías que no dejar pasar a los indígenas, supuestamente para evitar enfrentamientos entre ambos bandos.

No obstante, medios locales denunciaron hoy que los campesinos de Yucumo requisan a los viajeros que pasan por allí y han impedido el paso de alimentos, agua y medicinas enviados a los indígenas. Pese a ello, los marchistas pudieron abastecerse de esos productos en el pueblo vecino de San Borja, por el que antes había pasado.

Al respecto, el representante de la Defensoría del Pueblo en Santa Cruz, Hernán Cabrera, que acompaña a los indígenas, lamentó que la policía impida el paso a los indígenas, porque vulnera sus derechos fundamentales.

Hoy en conferencia de prensa, el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, aseguró que "si hay algún funcionario público esté impidiendo el paso de agua o alimentos, va a ser procesado (...) Lo único que estamos controlando es que no pasen armas".

Los indígenas y grupos ecologistas temen que la carretera permita a los cocaleros del Chapare, invadir el TIPNIS, para producir hoja de coca, base para la fabricación de cocaína. Hace poco, la oficina antidrogas de la ONU reveló que desde que Morales llegó al poder en el 2006, los cultivos de coca aumentaron un 22% en Bolivia, expandiéndose por parques naturales.

Evo Morales y sus ministros defienden el proyecto alegando que es vital para la integración vial del país, y vinculan a los indígenas con grupos de derecha y la embajada de Estados Unidos, para supuestamente pretenden desestabilizar al Gobierno.

Por esa razón, Llorenti señaló que los indígenas denunciaron el conflicto ante la Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH) con apoyo de un bufete de abogados en el que trabaja Jaime Aparicio, exvicecanciller del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-97 y 2002-03).

El líder de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente, Adolfo Chávez, rechazó las críticas de Llorenti y recordó que uno de sus jefes de inteligencia, el general René Sanabria, exzar antidrogas de Morales, confesó recientemente en Estados Unidos su implicación en el narcotráfico.

Exfuncionarios de Morales apoyan marcha

Día a día crece el respaldo a la marcha indígena en defensa del TIPNIS. La última adhesión a la protesta se produjo hoy jueves 22 de setiembre, cuando un grupo de activistas y ex dirigentes del Movimiento al Socialismo (MAS) llegaron al arroyo Chaparina, en las inmediaciones de Yucumo, tras cruzar el bloqueo interpuesto en la región por colonizadores afines al gobierno.

Los cinco primeros activistas que llegaron fueron recibidos por Adolfo Chávez, presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), y Fernando Vargas, vicepresidente de la subcentral del TIPNIS. Allí, el ex senador masista Lino Villca, lamentó que "los marchistas indígenas tengan que pasar por todo esto en un gobierno indígena".

Integran la comitiva también Gustavo Guzmán, ex embajador en Estados Unidos; Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de La Paz; Julieta Paredes, del movimiento Mujeres Creando, y el ex senador masista Omar Fernández.

Los visitantes cruzaron el punto de bloqueo en medio de gritos e insultos de "resentidos" y "traidores" lanzados por los colonizadores. El cruce se produjo gracias a las gestiones realizadas por Amparo Carvajal, quien se reunió con los colonizadores durante media hora en la subalcaldía de Yucumo.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario