Perú: Indígenas de Madre de Dios piden a Ollanta escuchar a PPII y saldar deuda histórica

Servindi, 10 de agosto, 2011.- La Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad) pidió al presidente Ollanta Humala escuchar a los pueblos indígenas y saldar "la deuda histórica marcada por el oprobio de la colonización e invisibilización de la era republicana hasta la actualidad".

Mediante una carta abierta difundida ayer, en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la Fenamad demandó "un real respeto, diálogo y participación en los niveles decisorios".

La organización, afiliada a la nacional Aidesep, propuso que para hacer un buen gobierno Ollanta Humala debe reconocer y titular las tierras ancestrales de los pueblos indígenas y así saldar una deuda histórica.

Denunció el "estado de indefensión total" de los pueblos en aislamiento y advirtió que cualquier contacto puede implicar muertes y genocidio debido a su alta vulnerabilidad.

Fenamad recalcó la necesidad de reconocer los derechos colectivos como pueblos y la libre determinación, incluyendo una segura e integral medida de autogobierno y de control sobre los territorios indígenas como hábitats integrales.

Celebración y firma de convenio

El 9 de agosto la Fenamad celebró en su sede institucional el Día Internacional de los Pueblos Indígenas con una proyección de los avances de Real Avatar, y la suscripción de un convenio con la Dirección Regional de Agricultura.

También se suscribió otro convenio con la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (DIRCETUR) y se hizo entrega pública de la resolución de reconocimiento de la Comunidad Nativa de Barranco Chico.

Además del Presidente Jaime Corisepa intervinieron los lideres indígenas Manuel Kameno, del pueblo Harakmbut y Miguel Pesha, del pueblo Ese Eja. El acto culminó con un presentación artística.

---

Carta abierta

Puerto Maldonado, 09 de agosto del año 2011

Señor

Ollanta Humala Tasso, Presidente de la República del Perú

La Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes-FENAMAD, organización regional de los pueblos indígenas, le expresa su cordial saludo a usted en su condición de Presidente de la Republica al haber alcanzado el más alto cargo al servicio de la Nación, el cual le permitirá dirigir los destinos de nuestro país. Históricamente los pueblos indígenas hemos sido ignorados por los gobiernos de turno, quienes se han mantenido indiferentes en la solución de nuestras demandas, recibiendo solo como respuesta una política represiva, de violación de derechos, el despojo de nuestros territorios, más pobreza, enfermedades y la amenaza a nuestra integridad física y nuestra existencia como pueblos, es decir exterminio, desconocimiento y asimilación. Pese a la demanda y propuestas de políticas públicas de nuestras organizaciones, de respeto a nuestra autonomía y autogobierno frente al estado Peruano.

El colonialismo y ahora el neocolonialismo constituye una amenaza frecuente que busca la apropiación de nuestros territorios y recursos. El gobierno saliente consolidó la política neoliberal favoreciendo los TLC y en especial el comercio con EE.UU, facilitando a las grandes corporaciones la entrega de territorios y recursos naturales de los pueblos indígenas violando los derechos que nos amparan.

Para concretizarla, se puso en marcha una política represiva del Estado emitiendo leyes, que amparan la persecución y encarcelamiento de los dirigentes comunales comprometidos por la defensa de la vida y soberanía. Frente a estas injusticias y caos social generado por el mismo Estado, los pueblos indígenas de Madre de Dios, somos optimistas de que este nuevo gobierno escuche, recoja y plasme en políticas públicas con nuestra participación las demandas planteadas permanentemente.

Frente a esta realidad consideramos que usted debe conocer y actuar para lograr un buen gobierno lo siguiente:

1.- El Estado peruano tiene una deuda histórica sobre los territorios del cual somos los titulares ancestrales, los que aún no han sido reconocidos y titulados en su totalidad; esto con la clara intención de favorecer a la política neoliberal facilitando la entrega a los poderes económicos quienes se benefician de la explotación de los recursos naturales y despojando a los pueblos indígenas.

El gobierno electo debe comprometerse a hacer un efectivo cumplimiento de los derechos colectivos respetando nuestras formas de vida de acuerdo a nuestra autonomía y libre determinación, reconocido por la Constitución y Convenios Internacionales. El saneamiento físico legal los territorios ancestrales, implica: 1) Titulación integral, 2) Que no se entregue en concesión minera, hidrocarburifera, hidroeléctrica Etc., territorios indígenas. 3) se proceda a la georeferenciación de los territorios, 4) se respete y aplique la consulta y consentimiento previo libre e informado de acuerdo al Convenio 169 OIT.

La política de explotación agresiva de los recursos naturales, la instalación de industrias extractivas e infraestructura aplicada no garantizara la supervivencia de la humanidad, solo generara desastres naturales que no podrán ser controlados y como consecuencia se producirá el caos existencial. Los pueblos indígenas sin ser científicos e investigadores al estilo occidental, somos conscientes que el planeta tierra garantiza la existencia de toda forma de vida y hay que protegerla.

2.- Con respecto a los territorios de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial, también vienen siendo afectados y amenazados por diferentes actividades extractivas, misiones evangelizadoras, grupos de investigadores, narcotraficantes entre otros. Estos pueblos viven en un estado de indefensión total y que cualquier contacto, conociendo su alta vulnerabilidad, implica muertes que bien pueden ser considerados genocidios.

El Estado, a la fecha no asume la protección de los PIAV-CI, a la que por ley está obligado por instituciones como el INDEPA que solo buscó desprestigiar, dividir las organizaciones, FACILITANDO EN CAMBIO EL INGRESO A LAS EMPRESA PETROLERAS, MADERERAS O MINERAS que son un peligro real. Pese a que existe la ley N° 28736 “ley para la protección de los pueblos indígenas u originarios en situación de aislamiento voluntario y contacto inicial”.

3.- Finalmente, queremos recalcar el reconocimiento de los derechos colectivos como pueblos y la libre determinación, incluyendo una segura e integral medida de autogobierno y de control sobre nuestros territorios como hábitats integrales, nuestra organización y desarrollo como pueblos indígenas con derechos colectivos. Si se toma en cuenta esta propuesta, será un buen punto de partida de interrelación del gobierno con los pueblos indígenas. Este gobierno debe escuchar a los pueblos indígenas de tal manera que se sienta un real respeto, dialogo y participación en los niveles decisorios que resane la deuda histórica marcada por el oprobio de la colonización e invisibilización de la era republicana hasta la actualidad.

¡¡¡ POR LA DEFENSA DE NUESTROS TERRITORIOS INTEGRALES, POR AUTONOMIA Y LIBRE DETERMINACIÓN¡¡¡

Consejo Directivo FENAMAD

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.