Servicios en comunicación Intercultural

Indígenas invocan solidaridad para resistir pandemia de COVID-19

Imagen: Servindi.

[Nota de edición] Hoy viernes 2 de abril acabamos de recibir la grata noticia que el hermano Ermeto Tuesta se encuentra estable y que gracias a una colecta privada y algunas donaciones ya completó el dinero que necesitaba para atender su salud. Pedimos a quienes puedan hacerlo colaborar con el hermano Ítalo García y Janio Sangama.

 

Vivimos uno de los momentos más críticos por el COVID-19 y diversos líderes indígenas están padeciendo sus impactos. Para sobrevivir invocan la solidaridad ciudadana y de sus aliados.

Servindi, 1 de abril, 2021.- Los pueblos indígenas son los más vulnerables ante la pandemia por COVID-19 y carecer de facilidades para atención médica empeora su situación.

Y es que, al no hallar apoyo de autoridades, y frente a las brechas de salud, aún más acentuadas para los pueblos indígenas, deben recurrir a la solidaridad ciudadana. 

Un caso preocupante es el de Ermeto Tuesta, indígena awajún y especialista en Sistemas de información Geográfica (SIG), quien sufre los síntomas del COVID-19.

Ante ello su familia decidió pedir apoyo para solventar su recuperación así como la de su esposa, también contagiada.

Sin embargo, al igual que ellos, el comunicador shipibo Ítalo García también necesita ayuda tras recaer en la enfermedad por segunda vez durante la pandemia.

De otro lado, Janio Sangama, del pueblo Kechwa, también atraviesa una difícil situación, al encontrase internado en el Hospital de EsSalud de Tarapoto.

En los tres casos, representan a pueblos indígenas amazónicos duramente golpeados por la pandemia, por lo cual actualmente ellos y sus familias luchan por su recuperación.

Buscan no tener el mismo fin que la larga lista de líderes indígenas fallecidos por la misma enfermedad, entre ellos defensores ambientales como Erberto Chuquihuanca, de la comunidad nativa Queros Wachipieri, fallecido recientemente.

Para apoyar

Ermeto Tuesta. A mediados de marzo, Ermeto y su esposa estaban en Iquitos cuando fueron contagiados. Él logró regresar a Lima, ella no pudo viajar porque fue diagnosticada antes de la fecha de su vuelo.

Según los protocolos, solo se internan a personas que saturan menos de 90 % de oxígeno y Ermeto Saturaba 92 %, por lo que no pudo ingresar a Villa Panamericana y tuvo que ser atendido en su hogar.

Conseguir concentrador de oxígeno, medicinas, atención de un médico a domicilio y de una enfermera para aplicar inyectables significaron grandes gastos que los amigos de Ermeto le ayudaron a costear con préstamos.

Actualmente, necesita realizarse pruebas de laboratorio a domicilio para que le determinen el tratamiento de los siguientes días, lo cual implica más gastos sin contar con los costos de la recuperación de su esposa.

Para ayudar a Ermeto Tuesta Cerrón, con DNI 10271565 puede hacerlo a la cuenta de ahorro: BCP 194-39444721-0-51, con CCI: 00219413944472105195, de Sandra Ríos Cáceres y de YAPE al 994389096, también de Sandra Ríos Cáceres.

Foto: Ermeto Tuesta - Servindi

Ítalo García. Comunicador de la comunidad shipiba “San Juan” en Ucayali, está enfermo por COVID-19 desde el 13 de marzo. Se encuentra en estado crítico y viene siendo atendido por el Comando Matico.

El comunicador indígena ya había sido contagiado y logró salir de la enfermedad en junio de 2020, pero actualmente sufrió una recaída y necesita medicinas para continuar con su tratamiento.

Su familia pide el apoyo de la población y las autoridades por medio de las redes sociales para poder salvar su vida.

Para ayudar a Ítalo García Murayari, con DNI 00126243, puede hacerlo a la cuenta: BCP :480-369-123-090-23, con CCI: 00248013691230902323.

Foto: Ítalo García - Servindi

El 12 de marzo, Ucayali registró la cifra más alta de muertes por pandemia en un solo día. Fueron 16 personas fallecidas, según la Dirección Regional de Salud.

Cabe mencionar que el 30 de marzo, el Comando Matico comunicó que el Gobierno Regional de Ucayali cerró Oxígeno Loreto, la única distribuidora de oxígeno de donde se abastecían.

La provincia de Coronel Portillo está calificada con nivel de alerta extremo en las medidas del gobierno del 15 al 28 de marzo de 2021.

Foto: Diario Ahora Ucayali

Janio Sangama. Llegó a un estado crítico el cual ha superado parcialmente. Sin embargo, Janio, del pueblo Kechwa y técnico de la Federación de Pueblos Indígenas Kechwas de la Región San Martín (Fepikresam), lucha por su recuperación.

De acuerdo a sus familiares, actualmente sus pulmones se encuentran comprometidos por lo que, si bien está recibiendo atención médica, esta no cubre suficientemente las medicaciones respectivas.

Para quien desee apoyar con su recuperación, puede hacerlo a la cuenta corriente: BBVA Continental: 0011-0310-03-0201154168, con CCI: 011-310-00020115416803. Janio Sangama Apagüeño, con DNI 05387526.

Janio Sangama. Imagen: Diario Voces.

Lamentables pérdidas

El 26 de marzo falleció Erberto Chuquihuanca Mamani, miembro de la comunidad nativa Qeros Wachiperi y padre de Walter Quertehuari, presidente del órgano Ejecutor del Contrato de Administración de la Reserva Comunal Amarakaeri.

Erberto fue uno de los colaboradores para la elaboración del diccionario Wachiperi, variante harakbut, publicado en 2015 por la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco y dirigido a jóvenes y niños wachiperi.

Por ello desde Servindi expresamos nuestras profundas condolencias a Walter Quertehuari y su familia por esta gran pérdida.

No debemos olvidar que desde la pandemia diversos líderes indígenas fallecieron a causa del virus, llevándose consigo valiosos conocimientos ancestrales como también ejemplos de lucha por su cultura y territorio.

Santiago Manuin, dirigente awajún; los hermanos Hernán y Arturo Kinin; José Tijé, líder harakbut; Marcelina Maynas, artista shipiba; entre otros miembros de diversos pueblos conforman la luctuosa lista.

Foto: ECA Amarakeri

El gobierno peruano ya ha sido denunciado por “peligro de etnocidio” ante las Naciones Unidas por la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) en abril de 2020.

A casi un año de la denuncia ante el organismo internacional, continúan los reclamos por las deficientes medidas de prevención y atención sanitaria hacia los pueblos indígenas.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario