Servicios en comunicación Intercultural

Organización de mujeres piden renuncia de funcionarias del Mincu

Servindi, 27 de mayo, 2020.- La Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas (Onamiap) solicita al presidente Martín Vizcarra aceptar la renuncia de la Ministra de Cultura, Sonia Guillén y proceda a la reestructuración del sector.

Mediante una nota informativo y un vídeo la organización de mujeres también demanda la renuncia de la viceministra de Interculturalidad Ángela Acevedo.

Indican que el escándalo de la contratación de Richard Swing "pesó más que el etnocidio que hoy vivimos los pueblos indígenas, al enfrentar una pandemia sin una estrategia nacional que nos incluya".

Onamiap, manifiesta que "el órgano técnico del gobierno en materia indígena no funciona. Y esta pandemia lo ha demostrado, al no garantizar la vida e integridad de los pueblos indígenas, con una política de prevención y atención diferenciada".

También recuerda que el Ministerio de Cultura ha tenido trece ministros en diez años, desde su creación el 2010.

En el 2011, al aprobarse la Ley de Consulta Previa, fue designado, a través de su Viceministerio de Interculturalidad, como ente rector en materia indígena.

Sin embargo, a la fecha, ninguno de sus trece ministros ni los viceministros han cumplido con su deber de vigilar el cumplimiento de nuestros derechos, indica Onamiap. 

Caso Richard Swing

Richard Cisneros, que se hace llamar Richard Swing en el mundo artístico, adquirió notoriedad al hacerse público que recibió mas de S/175 000 por servicios brindados al Ministerio de Cultura durante los últimos tres años.

Lo más grave fue que en mayo último, en plena pandemia, cobró 30 mil soles por dictar una charla motivacional a los trabajadores de dicho sector estatal.

La conferencia se tituló: Liderazgo transformador sapiensal para mejorar el rendimiento laboral, personal y social de los servidores del Ministerio de Cultura.

América Noticias divulgó el detalle de los servicios brindados por dicho personaje al Ministerio de Cultura que van desde charlas motivacionales, organización de concursos de canto y hasta la tarea de seleccionar discos de música peruana.

La ministra de Cultura, afirmó sentirse "avergonzada" por la contratación de Richard Swing y afirmó que puso a su cargo a disposición.

"No he renunciado. He puesto mi cargo a disposición porque es un tema clamorosamente desagradable. Me siento mal, tengo que decirlo (…) es un tema muy serio, muy lamentable. Me hace sentir avergonzada y en la necesidad de pedir excusas", declaró a La República.

 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario