Servicios en comunicación Intercultural

Perú: 600 dirigentes son procesados por conflictos mineros

  • Presidente de la Conacami advierte persecución política.
  • Llevará su caso a Comisión de Derechos Humanos de la OEA.

Por Milagros Salazar

Diario La República, 04.09.2005.- A Miguel Palacín, presidente de la Confederación Nacional de Comunidades del Perú Afectadas por la Minería (Conacami) no le sorprende que la Fiscalía Provincial de Huancabamba en Piura, haya iniciado una instrucción penal en su contra por el conflicto Majaz. Antes que él, 600 dirigentes de su organización han sido procesados en todo el país, precisa. Los acusan de ser instigadores en los enclaves mineros.

“Eso forma parte de una persecución política frente a un Estado indolente que no ha hecho nada sustancial para solucionar estos conflictos”,  argumenta.

Palacín señala que llevará su caso a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA. Paralelamente alista una denuncia en el Poder Judicial contra la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) que acaba de retirar a Conacami de la lista de sus ONG por considerar que no cumple con los requisitos exigidos por la institución. Uno de ellos: “contribuir al desarrollo del país”.

Sin embargo, en marzo de este año APCI ya había admitido la inscripción de Conacami. Un hecho que a Palacín le lleva a concluir que la decisión del mencionado organismo, solo fue tomada por “presiones políticas”.

“APCI ha perjudicado nuestra  imagen.  Al inscribirnos con ellos solo quisimos ser  transparentes en la administración de los recursos que recibimos del extranjero”, manifiesta. En la Agencia prefirieron no declarar para este diario.

Que empiece el diálogo

Miguel Palacín insiste en que no tiene ninguna responsabilidad en los hechos de violencia registrados a fines de julio en el campamento minero de Majaz por una razón elemental: “Fue el mismo Ministerio de Energía y Minas que me convocó para que integre una comitiva mediadora que permitiera hacer desistir a los ronderos de marchar hacia el campamento”. Con él, fueron llamados  Javier Aroca de Oxfam y el obispo de Chulucanas, monseñor Daniel Turley.

“Estamos dispuestos a sentarnos a dialogar con la minera y las autoridades. Si existen estudios independientes que revelan que no hay contaminación, no nos oponemos a la mina”, asegura.

La clave

COMPROMISO. El 8 de julio del 2002, el Ejecutivo y los representantes de Conacami firmaron un acta de compromiso para crear una Comisión de Diálogo Tripartita de Alto Nivel. Palacín advierte que hasta el momento no se ha cumplido con la promesa.

Fuente: La República

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario