Servicios en comunicación Intercultural

Indígenas del Lote 192 piden justicia a Canadá por daños de Frontera Energy

Foto: Derrame en Nueva Nazareth en febrero 2018 - PUINAMUDT

Servindi, 24 de marzo de 2021.- La petrolera Frontera Energy Corp dejó de operar en Lote 192 el 5 de febrero, sin embargo, sigue sin cumplir con sus obligaciones ambientales un mes después.

Por ello, las federaciones indígenas FEDIQUEP, FECONACOR, OPIKAFPE y ACODECOSPAT, dirigieron una carta al director ejecutivo de la empresa Frontera Energy Corporation en Toronto, Canadá, apelando a que interceda el gobierno canadiense.

Mediante el documento, esperan concretar una audiencia con las autoridades de la compañía y del Estado de Canadá para garantizar acciones de reparación y justicia.

Foto: Derrame en Atioquía en julio 2019 - PUINAMUDT

Daños sin castigo

Las federaciones indígenas denuncian que la empresa petrolera utilizó términos de su contrato para legitimar malas prácticas, ha gestionado con negligencia los conflictos con las comunidades indígenas y ha vulnerado derechos humanos.

Cabe resaltar que Frontera Energy Corp tiene una deuda de más de un millón de soles por 29 multas ambientales, según el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (OSINERGMIN).

Foto: Derrame en Bahia Jibaro en noviembre 2019 - PUINAMUDT

Las comunidades Antioquía, Nuevo Andoas o Doce de Octubre sufrieron impactos de los derrames 19, 17 y 13 veces, respectivamente, de acuerdo a investigaciones de Oxfam y la plataforma PUINAMUD.

Asimismo, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) registró, desde 2015 hasta agosto de 2020, 83 derrames de petróleo, de los cuales el 72% fueron por fallas operativas de la empresa responsable.

Carta a Canadá

Foto:  Derrame en Comunidad Nueva Jerusalén - PUINAMUDT

La carta, elaborada por las cuatro federaciones de comunidades que viven alrededor de los ríos Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañon, apela a que el gobierno canadiense garantice las reparaciones de la empresa.

Allí las comunidades expresan que “los impactos consecutivos en cinco años de actividad generan en nuestros frágiles territorios y comunidades indígenas daños que repercuten negativamente en la vida de casi 7 mil personas”.

Será también remitida a la Defensoría del Pueblo de Canadá para la Conducta Emperesarial Responsable (Canadian Ombudsperson for Responsible Enterprise), miembros del senado canadiense y otras autoridades.

 

Te puede interesar:

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario