Servicios en comunicación Intercultural

Colombia: Exigen al gobierno apoyar Declaración ONU sobre Derechos Indígenas

ONIC, foto ONICLa Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) expresa públicamente su preocupación por la "inconcebible (...) directriz del Presidente Álvaro Uribe Vélez" para que no apoye la Declaración ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y que "contradice los principios constitucionales que reconocen a Colombia como una nación multiétnica y pluricultural". Exigen una rectificación inmediata de la posición expresada por Claudia Blum, embajadora de Colombia ante las Naciones Unidas.

Después de más de veinte años de debate el 27 de junio de 2006 el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas. Se estima que en el mundo hay más de 370 millones de indígenas, muchos de los cuales están en peligro de desaparición forzada a causa del desconocimiento de sus derechos y de las políticas de la globalización. La Declaración es una herramienta básica para avanzar en la comprensión de la realidad universal, en la construcción de los estados modernos, así como para contribuir a la supervivencia de los pueblos indígenas en el planeta tierra.

La Declaración debe ser presentada ante la Asamblea General de Naciones Unidas para ser adoptada como máxima expresión de los Estados libres y democráticos en su compromiso de defensa y promoción de los derechos humanos. Más de cuarenta países se han manifestado a favor de la aprobación, resaltando que la Unión Europea, en su conjunto, dio su apoyo a la Declaración. Todos los países latinoamericanos, excepto Colombia, han expresado su apoyo, incluso Argentina que en su momento tuvo algunas reticencias.

El Gobierno de Colombia, a través de Claudia Blum, embajadora representante de Colombia ante las Naciones Unidas en Nueva York, ha negado su apoyo a la aprobación de la Declaración argumentando razones de procedimiento y una supuesta necesidad de realizar más trabajo para alcanzar una aprobación sin reservas. Después de más de veinte años de discusiones, en las cuales ha participado de forma permanente el Gobierno colombiano, resulta inconcebible que la directriz del presidente Álvaro Uribe Vélez sea la de no apoyar la aprobación de esta Declaración.

Con esa posición, el Gobierno colombiano contradice los principios constitucionales que reconocen a Colombia como una nación multiétnica y pluricultural, declaran oficiales las lenguas indígenas y protegen los territorios ancestrales y la autonomía de los pueblos indígenas. Además, está desconociendo la política conjunta de los países latinoamericanos e incumpliendo compromisos adquiridos en la Carta Andina para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos que afirma que todos los países andinos se comprometen con la adopción de la Declaración Internacional de los Derechos de los Pueblos Indígenas que se encuentra en preparación en el marco de las Naciones Unidas (artículo 40).

En consecuencia, los abajo firmantes, reclamamos del Gobierno colombiano una actuación coherente con los mandatos constitucionales, así como con su compromiso con los países hermanos de Latinoamérica, dando voto positivo a la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas en la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas.

También solicitamos a la comunidad internacional asentada en Colombia, al sistema de Naciones Unidas, a las agencias de cooperación y demás entidades solidarias con los pueblos indígenas de Colombia, adelantar sus buenos oficios ante el presidente Uribe para que la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas sea aprobada este año 2006 con la aquiescencia del Estado colombiano.

Bogotá, noviembre de 2006

Organización Nacional Indígena de Colombia - ONIC

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario