Servicios en comunicación Intercultural

ONIC solicitará medidas cautelares a la CIDH para proteger comunidades indígenas

Luis Fernando Arias durante un evento en Medellín. Imagen: cms.onic.org.co

Servindi, 23 de mayo, 2015.- La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) anunció que acudirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el fin de evitar que sigan muriendo indígenas producto del conflicto armado interno.

Luis Fernando Arias, Consejero mayor de la organización, precisó que con esta acción se busca proteger la vida de los pueblos indígenas que habitan los departamentos de Chocó, Caquetá, Caldas y el norte del Cauca.

En esta parte del país, calcula la ONIC, este año fueron asesinados cerca de 20 indígenas producto del fuego cruzado entre el Ejército, los paramilitares y las guerrillas de las FARC.

En ese  sentido, se busca que la CIDH dicte medidas cautelares que ordenen al Estado salvaguardar la integridad de los pueblos originarios que habitan esta parte.

En entrevista con RCN Radio, Arias manifestó su confianza en que lo dispuesto por el organismo supranacional sirva para que “el Gobierno colombiano pueda dictar medidas urgentes y extraordinarias encaminadas a proteger la vida y la integridad física cultural y territorial de los pueblos indígenas."

Violencia de nunca acabar

Un comunicado de la ONIC emitido el 15 de este mes ya había dado luces sobre la crítica situación de violencia y amenaza que viven los pueblos indígenas de Colombia.

A la noticia del asesinato de 20 indígenas este año se sumó "el incremento de amenazas selectivas a jóvenes, guardias, mujeres y líderes de diferentes PPII en todo el territorio nacional”.

Asimismo, el comunicado precisa que según datos propios entre enero y septiembre del 2014 se registraron "3193 casos de violaciones a los Derechos Humanos e Infracciones al Derecho Internacional Humanitario”.

Esta situación de constante exterminio físico y sistemático, señala el oficio, “evidencia que el Estado Colombiano no está cumpliendo con su deber constitucional e internacional de protección a nuestros Pueblos”.

Califica, además, de “contradictorio, inhumano e inaceptable” que mientras existe un proceso de diálogo y concertación hacia la paz en La Habana, Cuba, se continúe asesinando indígenas.

La Policía de San Antonio de Getuchá habría disparado contra Elkin Marín. Imagen: Difusión.

Indígenas asesinados

En los últimos meses se ha hecho habitual que los medios de comunicación informen sobre el asesinato de líderes y miembros de los pueblos indígenas.

Como se recuerda, en el departamento de Caldas, el 7 de abril, se denunció el asesinato de Fernando Salazar Calvo, quien se desempeñaba como presidente de la Asociación de Mineros de La Unión.

El 10 de abril, en la hacienda Emperatriz, municipio Caloto, departamento del Cauca, fue asesinado el líder indígena Siberston Guillermo Paví Ramos.

Entre los días 14 y 15 del mismo mes, también en el Cauca, se reportaron las muertes de cinco indígenas. Cuatro de ellos eran miembros de una misma familia de la etnia Nasa.

El 10 de mayo, fue asesinado Gustavo Bañol Rodríguez y su hijo Edwin Bañol Álvarez. Ambos eran del pueblo indígena Embera Chamí y se desempeñaban como “médicos tradicionales”. Ellos habitaban el resguardo de San Lorenzo, ubicado en Riosucio (Caldas).

En el departamento de Caquetá, la misma fecha, ocurrió uno de los casos más lamentables.

Se trató de la muerte del menor de edad del pueblo Coreguaje, Elkin Humberto Marín García, de 14 años de edad, quien murió por la bala de un oficial en un confuso incidente entre las FARC y las fuerzas policiales en la zona.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario