Servicios en comunicación Intercultural

"Queremos aprender a ser Iglesia con rostro indígena"

Santo Juan Diego Cuauhtlatoatzin, en una de sus imágenes populares.

Servindi, 13 de diciembre, 2017.- El papa Francisco exhortó a defender a los pueblos originarios y sus tradiciones durante la misa celebrada el martes 12 de diciembre en la Basílica de San Pedro en honor de la Virgen de Guadalupe.

El papa invocó a defender la identidad diversa de los pueblos frente a todo aquello que termina haciendo “estéril todo lo heredado de nuestros mayores; que termina haciendo sentir” –especialmente a nuestros jóvenes, mujeres, indigenas y afroamericanos– “poca cosa por pertenecer a tal o cual cultura”.

“La Madre de Dios es figura de la Iglesia y de ella queremos aprender a ser Iglesia con rostro mestizo, con rostro indígena, afroamericano, rostro campesino, rostro cola, ala, cacaxtle”, dijo el papa con motivo de la Fiesta Litúrgica de la Beata Virgen María de Guadalupe.

Una Iglesia de “rostro pobre, de desempleado, de niño y niña, anciano y joven para que nadie se sienta estéril ni infecundo, para que nadie se sienta avergonzado o poca cosa” expresó.


Santo Juan Diego Cuauhtlatoatzin, en imagen popular. Según la tradición católica el 9 de diciembre de 1531 ocurrió la primera de cuatro apariciones de la Virgen de Guadalupe al indígena llamado Juan Diego.

Defender a los pueblos de la colonización ideológica

Francisco invitó a “defender a nuestros pueblos de una colonización ideológica que cancela lo más rico de ellos, sean indígenas, afroamericanos, mestizos, campesinos, o suburbanos”.

Asimismo, denunció el “intento homogeneizador que termina imponiendo —bajo slogans atrayentes— una única manera de pensar, de ser, de sentir, de vivir”.

Así, se vislumbra “en el indiecito Juan Diego (canonizado en 2002) cuando le dice a María yo en verdad no valgo nada, soy mecapal, soy cacaxtle, soy cola, soy ala, […], no es mi paradero ni mi paso allá donde te dignas enviarme”.

El Papa se refirió a ese sentimiento de sentirse poca cosa “en nuestras comunidades indígenas y afroamericanas, que, en muchas ocasiones, no son tratadas con dignidad e igualdad de condiciones”.

Igualmente, se refirió a “muchas mujeres, que son excluidas en razón de su sexo, raza o situación socioeconómica”.

Rememoró a los “jóvenes, que reciben una educación de baja calidad y no tienen oportunidades de progresar en sus estudios ni de entrar en el mercado del trabajo”. Situación juvenil que pone en peligro el “constituir una familia”.

Poca cosa se consideran “muchos pobres, desempleados, migrantes, desplazados, campesinos sin tierra, quienes buscan sobrevivir en la economía informal; niños y niñas sometidos a la prostitución infantil, ligada muchas veces al turismo sexual”, añadió.

Respecto a Juan Diego dijo: "Fue precisamente él, y no otro, quien lleva en su tilma la imagen de la Virgen: la Virgen de piel morena y rostro mestizo, sostenida por un ángel con alas de quetzal, pelícano y guacamayo”. 

Francisco recordó quela madre (de Dios)” es capaz “de tomar los rasgos de sus hijos para hacerlos sentir parte de su bendición”.

---

Sabía usted que existe una película sobre Juan Diego y la virgen de Guadalupe. Aquí el enlace a la versión completa:

 
----
Con información de Aleteia.org
Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario